Yakuza Horror

Por que el cine es un todo.

Hot Rod (2007)

Este es un claro ejemplo de cuando las comedias son “simpaticas”, y dificilmente uno pueda encontrar algo mas para decir. Sin caer en recursos de grandes ironias, basandose en algunos condimentos bizarros y golpes absurdos, esta cinta entretiene por su pequeña historia simple y sin complicaciones. Las imágenes se van sucediendo sin problema alguno, mientras una gama de gags, buenos y no tanto, se van disparando con el correr de los minutos. Esa es, como dije antes, la base de esta pelicula que tambien en estos detalles reposa su dinamica y su ritmo, parejos y sin mas complicaciones, que dan por resultado una pelicula pasable, entretenida, de esas que se disfrutan y se olvidan luego de verlas.

Puntuacion: 6/10

Anuncios

16 marzo 2009 Posted by | Comedia, Deportes | Deja un comentario

The Game Plan ( Entrenando a Papa )

Que la multimillonaria Disney es una fabrica de sueños, nadie lo puede negar. Cada producto que sale con el sello de su autoría, tiene un merecido éxito, ya que, como empresa que es, tiene gente muy capaz trabajando para su mejor evolución. O alguien piensa lo contrario? Desde que soy niño consumo muchos de los productos Disney, tanto como en sus dibujos cotidianos que pasaban por TV, como sus películas. Mas tarde, cuando se crea la empresa Pixar y comienza a operar bajo su mando, creo que no me he perdido ni un film de esos que, con una novedosa animación 3D, comenzaba a revolucionar el mercado obligando a que otras empresas de la industria pusieran sus manos a trabajar con este tipo de animación. En resumen, y yo así lo creo, Disney fue, es y será, una fabrica de sueños. Y como no ver una película con su sello cuando, además, el protagonista es The Rock, ese luchador que vengo siguiendo desde la lucha libre cuando levantaba su prominente ceja y se lo escuchaba gritar “Do you smell what the rock is cookin’?”, luego de haber apaleado ferozmente a alguno de sus rivales. La mezcla entre estos dos “productos” me fue difícil de resistir y decididamente adquirí la película. No voy a mentir: la cinta, en su historia básica, es quizás más de lo mismo. Pero como siempre digo, lo que importa son los pequeños detalles que condimentan la trama. Por un lado, y ya que estamos en el tema, el guión de la película es muy sólido, sin golpes bajos y apuntando al sentimentalismo, al mismo tiempo que la comedia es el genero que lidera dentro de la cinta. Su estructura es firme y sin grandes vueltas, y colgándose de un hilo conductor claro y conciso, el principio de la película conlleva a un final mas que obvio, cosa que en este caso no esta mal vista ya que hay que tener en cuenta que es una producción orientada a los niños, ni mas, ni menos. Las actuaciones son muy buenas, sobre todo la del protagonista, quien a pesar de ser grandote y haber basado su carrera en eso, poco a poco esta demostrando, al menos a mi parecer, que es mas actor de lo que muchos esperaban. Por eso mismo, la química que se da entre el padre y la hija protagonistas, dan por resultado una magia que se plasma con total naturalidad en el transcurso de las escenas. El aspecto técnico es algo que sorprende, ya que, además de denotar una gran producción, tiene detalles que acentúan el buen gusto del director, como algunas grandes escenas de fútbol americano, con grandes planos cerrados y cámaras lentas que amplían la acción de las escenas. Siguiendo en el mismo rumbo, la fotografía esta muy bien lograda resaltando cada color como debe ser, con un brillo ni muy fuerte para tomar protagonismo, ni muy débil para pasar desapercibido. Los momentos cómicos son variados y la verdad que bastante hilarantes, con personajes absurdos tanto como las situaciones que los juntan, mostrando comicidad tanto grafica como en los diálogos, para que todas las edades puedan disfrutar a pesar de ser una película para niños… de esas que terminan siendo para toda la familia.

La historia cuenta de un héroe del fútbol americano, egocéntrico a mas no poder, que se creía que su equipo sin el no funcionaba e intentaba ganar todos los partidos el solo, sin pensar en el juego en equipo, centrado solamente en la gloria personal. El día menos pensado, le toque el timbre una pequeña quien dice ser su hija, y se le instala en la casa. Le cuenta que su madre tuvo que hacer un viaje y que durante un mes tendrían que convivir, cosa totalmente nueva para el mariscal de campo, que a fuerza de sus errores tendrá que aprender a ser padre y a sentir amor por otra persona que no sea el mismo.

La dirección esta a cargo de Andy Fickman (She’s the Man, Who’s Your Daddy?), quien a mi entender hace un gran trabajo tanto en la dirección de la cinta como en el trabajo con los actores. Actúan Dwayne “The Rock” Johnson (Doom, Walking Tall, The Rundown), la pequeña Madison Pettis (Barney: Let’s Make Music, Barney: Can You Sing That Song?), la bella puertorriqueña Roselyn Sanchez (Rush Hour 2, Boat Trip, Basic) quien también se hizo conocida por ser parte de la serie Without a Trace, y Kyra Sedgwick (Loverboy, The Woodsman, Phenomenon).

Ni más ni menos, una película para niños que puede disfrutar toda la familia. Tiene una historia firme, sin complicaciones, no aburre a pesar de que se haga un poco larga, y tiene una moraleja de esas tan típicas de Disney y sus aventuras. Sin grandes pretensiones, hecha solo para entretener y pasar un buen rato, la cinta cumple con todas las expectativas creadas. Un producto de esos que cierran a la perfección.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 8/10




– Poster Original –

20 febrero 2008 Posted by | Comedia, Deportes, Recomendados | 1 comentario

The Game Plan ( Entrenando a Papa )

Que la multimillonaria Disney es una fabrica de sueños, nadie lo puede negar. Cada producto que sale con el sello de su autoría, tiene un merecido éxito, ya que, como empresa que es, tiene gente muy capaz trabajando para su mejor evolución. O alguien piensa lo contrario? Desde que soy niño consumo muchos de los productos Disney, tanto como en sus dibujos cotidianos que pasaban por TV, como sus películas. Mas tarde, cuando se crea la empresa Pixar y comienza a operar bajo su mando, creo que no me he perdido ni un film de esos que, con una novedosa animación 3D, comenzaba a revolucionar el mercado obligando a que otras empresas de la industria pusieran sus manos a trabajar con este tipo de animación. En resumen, y yo así lo creo, Disney fue, es y será, una fabrica de sueños. Y como no ver una película con su sello cuando, además, el protagonista es The Rock, ese luchador que vengo siguiendo desde la lucha libre cuando levantaba su prominente ceja y se lo escuchaba gritar “Do you smell what the rock is cookin’?”, luego de haber apaleado ferozmente a alguno de sus rivales. La mezcla entre estos dos “productos” me fue difícil de resistir y decididamente adquirí la película. No voy a mentir: la cinta, en su historia básica, es quizás más de lo mismo. Pero como siempre digo, lo que importa son los pequeños detalles que condimentan la trama. Por un lado, y ya que estamos en el tema, el guión de la película es muy sólido, sin golpes bajos y apuntando al sentimentalismo, al mismo tiempo que la comedia es el genero que lidera dentro de la cinta. Su estructura es firme y sin grandes vueltas, y colgándose de un hilo conductor claro y conciso, el principio de la película conlleva a un final mas que obvio, cosa que en este caso no esta mal vista ya que hay que tener en cuenta que es una producción orientada a los niños, ni mas, ni menos. Las actuaciones son muy buenas, sobre todo la del protagonista, quien a pesar de ser grandote y haber basado su carrera en eso, poco a poco esta demostrando, al menos a mi parecer, que es mas actor de lo que muchos esperaban. Por eso mismo, la química que se da entre el padre y la hija protagonistas, dan por resultado una magia que se plasma con total naturalidad en el transcurso de las escenas. El aspecto técnico es algo que sorprende, ya que, además de denotar una gran producción, tiene detalles que acentúan el buen gusto del director, como algunas grandes escenas de fútbol americano, con grandes planos cerrados y cámaras lentas que amplían la acción de las escenas. Siguiendo en el mismo rumbo, la fotografía esta muy bien lograda resaltando cada color como debe ser, con un brillo ni muy fuerte para tomar protagonismo, ni muy débil para pasar desapercibido. Los momentos cómicos son variados y la verdad que bastante hilarantes, con personajes absurdos tanto como las situaciones que los juntan, mostrando comicidad tanto grafica como en los diálogos, para que todas las edades puedan disfrutar a pesar de ser una película para niños… de esas que terminan siendo para toda la familia.

La historia cuenta de un héroe del fútbol americano, egocéntrico a mas no poder, que se creía que su equipo sin el no funcionaba e intentaba ganar todos los partidos el solo, sin pensar en el juego en equipo, centrado solamente en la gloria personal. El día menos pensado, le toque el timbre una pequeña quien dice ser su hija, y se le instala en la casa. Le cuenta que su madre tuvo que hacer un viaje y que durante un mes tendrían que convivir, cosa totalmente nueva para el mariscal de campo, que a fuerza de sus errores tendrá que aprender a ser padre y a sentir amor por otra persona que no sea el mismo.

La dirección esta a cargo de Andy Fickman (She’s the Man, Who’s Your Daddy?), quien a mi entender hace un gran trabajo tanto en la dirección de la cinta como en el trabajo con los actores. Actúan Dwayne “The Rock” Johnson (Doom, Walking Tall, The Rundown), la pequeña Madison Pettis (Barney: Let’s Make Music, Barney: Can You Sing That Song?), la bella puertorriqueña Roselyn Sanchez (Rush Hour 2, Boat Trip, Basic) quien también se hizo conocida por ser parte de la serie Without a Trace, y Kyra Sedgwick (Loverboy, The Woodsman, Phenomenon).

Ni más ni menos, una película para niños que puede disfrutar toda la familia. Tiene una historia firme, sin complicaciones, no aburre a pesar de que se haga un poco larga, y tiene una moraleja de esas tan típicas de Disney y sus aventuras. Sin grandes pretensiones, hecha solo para entretener y pasar un buen rato, la cinta cumple con todas las expectativas creadas. Un producto de esos que cierran a la perfección.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 8/10




– Poster Original –

20 febrero 2008 Posted by | Comedia, Deportes, Recomendados | Deja un comentario

Balls of Fury.

Siempre me costo hacer reseñas sobre las comedias. Y no por que sea un género que no disfrute, al contrario, una buena comedia siempre es bien recibida. El tema creo que pasa por la diversidad de comedias que hay: tenemos el humor, por ejemplo, de Woody Allen, el cual no me divierte ni un poco ni tampoco comparto. Tenemos también el humor adolescente de películas como American Pie, que puede estar bien durante una o dos películas, pero el exceso ya las vuelve totalmente predecibles. También están las comedias del estilo irónico/absurdo que tienen su apogeo con el film Top Secret, a mi entender y según mi gusto, la mejor comedia que he visto en mi vida. Y por ultimo tenemos ese humor un poco más real y un tanto patético, que se ríe de las falencias humanas que traen películas como The 40 Year Old Virgin, y, dentro del mismo esquema, películas más dirigidas a los adolescentes como Napoleon Dynamite. Sea como sea, dentro de tantos ramales de comedia, me sigue resultando difícil reseñarlas, ya que muchas veces me cuesta tomar nota sobre puntos destacables en una comedia como la que les traigo, llamada Balls of Fury. La cinta presenta en su totalidad, personajes un tanto bizarros, de comportamiento extraño y por momentos patéticos, explotando sus personalidades para recrear climas de humor. Por esto mismo, la comicidad del film se basa en diálogos con chistes fáciles, una gran dosis de humor absurdo y en los típicos golpes que ya veíamos en series como “Los 3 Chiflados”, por solo poner un ejemplo. La dinámica, obligatoriamente, es activa a mas no poder, ya que, frente a una trama que no tiene mucho para ofrecer, el ritmo narrativo tiene que ser muy rápido, llegando inmediatamente al grano en cada situación e intentar así meter un gag detrás del otro, para que la cinta no decaiga y el film se haga en consecuencia, aburrido. Pero, a causa de esta necesidad, algunos chistes resultan predecibles por lo absurdo de su concepción, muchas veces sin justificativo alguno. Las actuaciones son un punto fuerte de la película, ya que todos los protagonistas cumplen con creces sus papeles. Pero, el que realmente se destaca entre todos, y de una forma magnifica que siempre lo suele hacer, es el mítico Christopher Walken, impecable como en cualquier film, dándole ese toque tan personal e importante a cada personaje que interpreta. Aunque no son un requerimiento fijo del genero, hay algunos efectos especiales que, en este caso, son esenciales: por un lado, y recordándonos al excelente recurso utilizado en la grandiosa Forrest Gump, se utiliza el efecto de animar a una bola de Ping Pong, ya que la película trata sobre eso. Y también, a modo de regalo caprichoso, se nos muestran unas escenas en cámara lenta al mejor estilo del Bullet Time de la saga Matrix, en los momentos justos y sin abuso, que quedan bien pintorescas para la ocasión, gracias a su buen gusto y originalidad.

La historia cuenta sobre un joven que de niño pudo haber sido campeón de Ping Pong, pero un alemán le frustro sus sueños, dejando su futuro por el suelo. Ya grande, el día que es echado de la función que hacia en un teatro de poca monta, es contratado por el FBI para ingresar a un torneo clandestino de Ping Pong organizado por un mafioso que fue el mismo que mato a su padre. Pero, para llegar en forma al torneo, lo entrenara un oriental ciego que también fue maestro de este poderoso villano del cual también el anciano se quiere vengar.

La dirección esta a cargo de Robert Ben Garant, una de las mentes pensantes detrás de la serie Reno 911!: Miami, también director de la película homónima. Actúan Dan Fogler (School for Scoundrels, Good Luck Chuck, Kids in America), el inigualable Christopher Walken (The Deer Hunter, Pulp Fiction, Man on Fire), George Lopez (The Adventures of Sharkboy and Lavagirl 3-D, Real Women Have Curves, Fist of Fear, Touch of Death) y James Hong (Blade Runner, Missing in Action, Big Trouble in Little China). Pero, dentro del desfile de actores conocido, también podemos nombrar a la bellísima Maggie Q (Live Free or Die Hard, Mission: Impossible III, Naked Weapon), Robert “T-1000 Patrick (Terminator 2: Judgment Day, Double Dragon, The Faculty), la hermosa Aisha Tyler (Death Sentence, .45, Never Die Alone) quien además de trabajar en series muy conocidas, su gran “boom” fue al trabajar algunos capítulos en la serie Friends. Por ultimo, podemos nombras al japonés Cary-Hiroyuki Tagawa (The Last Emperor, Rising Sun, Mortal Kombat) y a Jason Scott Lee (Dragon: The Bruce Lee Story, Soldier, Dracula II: Ascension).

Una película con una buena producción, que no es ostentosa ni pretende serlo. Logra ser entretenida, aunque demasiado simple, de esas que sirven para pasar un buen rato, nos arrancan algunas carcajadas y luego quedan en el olvido.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 5/10



– Poster Promocional –

30 noviembre 2007 Posted by | Comedia, Deportes | 1 comentario

Balls of Fury.

Siempre me costo hacer reseñas sobre las comedias. Y no por que sea un género que no disfrute, al contrario, una buena comedia siempre es bien recibida. El tema creo que pasa por la diversidad de comedias que hay: tenemos el humor, por ejemplo, de Woody Allen, el cual no me divierte ni un poco ni tampoco comparto. Tenemos también el humor adolescente de películas como American Pie, que puede estar bien durante una o dos películas, pero el exceso ya las vuelve totalmente predecibles. También están las comedias del estilo irónico/absurdo que tienen su apogeo con el film Top Secret, a mi entender y según mi gusto, la mejor comedia que he visto en mi vida. Y por ultimo tenemos ese humor un poco más real y un tanto patético, que se ríe de las falencias humanas que traen películas como The 40 Year Old Virgin, y, dentro del mismo esquema, películas más dirigidas a los adolescentes como Napoleon Dynamite. Sea como sea, dentro de tantos ramales de comedia, me sigue resultando difícil reseñarlas, ya que muchas veces me cuesta tomar nota sobre puntos destacables en una comedia como la que les traigo, llamada Balls of Fury. La cinta presenta en su totalidad, personajes un tanto bizarros, de comportamiento extraño y por momentos patéticos, explotando sus personalidades para recrear climas de humor. Por esto mismo, la comicidad del film se basa en diálogos con chistes fáciles, una gran dosis de humor absurdo y en los típicos golpes que ya veíamos en series como “Los 3 Chiflados”, por solo poner un ejemplo. La dinámica, obligatoriamente, es activa a mas no poder, ya que, frente a una trama que no tiene mucho para ofrecer, el ritmo narrativo tiene que ser muy rápido, llegando inmediatamente al grano en cada situación e intentar así meter un gag detrás del otro, para que la cinta no decaiga y el film se haga en consecuencia, aburrido. Pero, a causa de esta necesidad, algunos chistes resultan predecibles por lo absurdo de su concepción, muchas veces sin justificativo alguno. Las actuaciones son un punto fuerte de la película, ya que todos los protagonistas cumplen con creces sus papeles. Pero, el que realmente se destaca entre todos, y de una forma magnifica que siempre lo suele hacer, es el mítico Christopher Walken, impecable como en cualquier film, dándole ese toque tan personal e importante a cada personaje que interpreta. Aunque no son un requerimiento fijo del genero, hay algunos efectos especiales que, en este caso, son esenciales: por un lado, y recordándonos al excelente recurso utilizado en la grandiosa Forrest Gump, se utiliza el efecto de animar a una bola de Ping Pong, ya que la película trata sobre eso. Y también, a modo de regalo caprichoso, se nos muestran unas escenas en cámara lenta al mejor estilo del Bullet Time de la saga Matrix, en los momentos justos y sin abuso, que quedan bien pintorescas para la ocasión, gracias a su buen gusto y originalidad.

La historia cuenta sobre un joven que de niño pudo haber sido campeón de Ping Pong, pero un alemán le frustro sus sueños, dejando su futuro por el suelo. Ya grande, el día que es echado de la función que hacia en un teatro de poca monta, es contratado por el FBI para ingresar a un torneo clandestino de Ping Pong organizado por un mafioso que fue el mismo que mato a su padre. Pero, para llegar en forma al torneo, lo entrenara un oriental ciego que también fue maestro de este poderoso villano del cual también el anciano se quiere vengar.

La dirección esta a cargo de Robert Ben Garant, una de las mentes pensantes detrás de la serie Reno 911!: Miami, también director de la película homónima. Actúan Dan Fogler (School for Scoundrels, Good Luck Chuck, Kids in America), el inigualable Christopher Walken (The Deer Hunter, Pulp Fiction, Man on Fire), George Lopez (The Adventures of Sharkboy and Lavagirl 3-D, Real Women Have Curves, Fist of Fear, Touch of Death) y James Hong (Blade Runner, Missing in Action, Big Trouble in Little China). Pero, dentro del desfile de actores conocido, también podemos nombrar a la bellísima Maggie Q (Live Free or Die Hard, Mission: Impossible III, Naked Weapon), Robert “T-1000 Patrick (Terminator 2: Judgment Day, Double Dragon, The Faculty), la hermosa Aisha Tyler (Death Sentence, .45, Never Die Alone) quien además de trabajar en series muy conocidas, su gran “boom” fue al trabajar algunos capítulos en la serie Friends. Por ultimo, podemos nombras al japonés Cary-Hiroyuki Tagawa (The Last Emperor, Rising Sun, Mortal Kombat) y a Jason Scott Lee (Dragon: The Bruce Lee Story, Soldier, Dracula II: Ascension).

Una película con una buena producción, que no es ostentosa ni pretende serlo. Logra ser entretenida, aunque demasiado simple, de esas que sirven para pasar un buen rato, nos arrancan algunas carcajadas y luego quedan en el olvido.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 5/10



– Poster Promocional –

30 noviembre 2007 Posted by | Comedia, Deportes | Deja un comentario

Goal 2: Living The Dream.

A los fanáticos del fútbol ya nos parecía un poco incomodo que se hagan film sobre miles de deportes extremos y no sobre el mayor deporte en importancia del mundo. Hace 2 años, nace la trilogía inglesa llamada Goal. Allí se mostraba a un joven mexicano, viviendo en los EE.UU. ilegalmente, y limpiando piscinas para sobrevivir, que tenia magia en sus pies respecto al balón. En un partido de una pequeña liga donde el era la estrella indiscutida, un ex jugador del NewCastle lo ve y lo lleva a probarse a su club. Tras varias situaciones propias de un drama, el jugador queda en Inglaterra y comienza a hacerse famoso. En esta segunda parte, si bien el director no es el mismo, se mantienen fieles los personajes y la línea argumental, pero el guión se centra mas en las relaciones humanas que en el fútbol, diferencia que cambia un poco el rumbo de este film respecto a su original. Manteniendo la estética visual, este film también se destaca por excelentes tomas aéreas, planos abiertos en increíbles locaciones mundiales, minuciosos movimientos de cámara, así como también trabajados encuadres, seguimientos de cámara y planos en las escenas durante los partidos. Para complementar un todo, el tratamiento de los colores y la fotografía, rozan la perfección, llenando las imágenes de contrastes, colores brillantes, luces y una lista de detalles que le dan vida al film. La banda sonora no se queda atrás: siguiendo el estilo de la primera parte, el ambiente “feliz” que le dan los temas que se pueden escuchar durante el transcurso de la cinta son en su mayoría de bandas inglesas. También siguen con el drama moral: en su primera parte, era por cuestiones de raíces, orgullo, y un tema puntual con un padre que no creía en los sueños de su hijo. Esta vez, son dos los temas tratados. El primero, se basa en las desventuras que tiene el protagonista con su novia, que, a punto de comprar una casa para vivir juntos y casarse, lo convocan desde otro país, situación que con el tiempo provoca una separación en la pareja. El segundo, y a mi entender un tema que esta mal tratado en el film, es la aparición de la madre y un hermano del protagonista, lo que hace que la cinta se bandee entre la acción del fútbol, donde nos quedamos con sabor a poco, y el drama pleno de las relaciones, lo que hace que la película, por momentos, cree climas densos por intentar capturar los sentimientos de cada personaje. Este apartado tiene un tratado demasiado rápido, con personajes que de la nada cobrar una gran importancia, dejando de lado a otros personajes que eran casi principales en el film, creando un desequilibrio argumental que afecta directamente el entretenimiento que el director intenta mostrar. Mas comercial que su primera parte, esta vez las propagandas, además de ser mas importantes, son mas notorias. La participación de famosos jugadores del fútbol mundial es mayor y hay una lamentable idolatría a David Beckham, quien termina siendo el héroe de la película.

Jugando para el NewCastle en Inglaterra, Santiago es contratado por el Real Madrid. A punto de irse a vivir con su novia y haciendo planes para el casamiento, debe irse a vivir a España. La lejanía, sumándole los excesos de la fama y la aparición de otra mujer sin escrúpulos que hará lo que sea para conseguir lo que quiere, llevan a la ruptura de la pareja. Mientras a Santiago le cuesta adaptarse al ritmo del Real Madrid, se va dando cuenta que va perdiendo las relaciones importantes que tiene, como la de su novia, la de su mejor amigo también jugador del Real y la de su manager, que intenta dejarlo solo. Y para culminar el drama, aparece un pequeño hermano de Santiago, que lo lleva a descubrir un secreto que su familia tenia guardado: el de su madre, con quien se reencuentra luego de que ella los abandone de pequeños.

Esta vez, al mando del film, se encuentra el español Jaume Collet-Serra con su segundo film, quien salto a la fama tras dirigir a la problemática Paris Hilton y a la hermosa Elisha Cuthbert en House of Wax. El reparto es el mismo de la primera parte, y consta de Kuno Becker, Alessandro Nivola, Anna Friel y Stephen Dillane, a quienes se le suman el legendario Rutger Hauer (Batman Begins, Blind Fury, The Hitcher) y David Beckham, quien comienza a hacer sus primeras incursiones en el cine.

Si bien la película se desfigura un poco, es una fiel continuación y puente para una tercera e inminente saga planeada para el 2008: al final de la cinta, antes de los títulos, podemos observar la frase “TO BE CONTINUED”, haciéndonos recordar a la famosa trilogía de Volver al Futuro. Vale destacar una escena digna del anime “Supercampeones”, donde en la final de la Champions, Roberto Carlos tira un centro al área y Santiago Munez empalma al balón de bolea clavándolo en un ángulo, situación muy parecida a cuando, desde un centro de Roberto Carlos también, Zinedine Zidan hace un golazo en la final de Champions contra el Bayer Leverkusen.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 7/10

A Falta de Imagenes el Trailer

25 junio 2007 Posted by | Deportes, Drama | Deja un comentario

Stick It.


Los productores y la guionista de la película Bring It On (2000) protagonizada por Kirsten Dunst y Eliza Dushku, vuelven a unir fuerzas para hacer otro simple y redondo producto. El film comienza con una interesante escena entre bicicletas BMX y Skates, en una lucha por superioridad, haciendo movimientos dignos de los mejores programas de deportes extremos, acompañados por temas de Hip Hop y Punk Californiano para terminar de adornar el entorno y marcar, desde un principio, el aire adolescente de la cinta. Por ser de estas características, aborda temáticas psicológicas como el amor propio, la rebeldía, el querer llamar la atención, las frustraciones de los padres transmitidas a sus hijos y un largo etc, planteados de una forma inteligente y secundaria, sin entrometerse demasiado en la parte medica o profesional del tema. La dinámica narrativa es bien de una comedia romántica, aunque este film de romántico tiene poco. Su ritmo es constante, con soltura, manteniendo el equilibrio de un guión simple pero activo, que trata de no irse por las ramas siendo conciso, mostrando cosas que gustan y entretienen al publico al cual esta dirigido el film. Por eso mismo, podemos ver toques de comedia, conflictos de la vida adolescente misma, y algunas relaciones entre personajes bastante estereotipados que van rellenando los minutos de largometraje. El aspecto técnico se basa en las coreografías de las disciplinas aeróbicas por las cuales ronda el film, que son realmente llamativas tanto por su calidad como por su falta de dobles, siendo las mismas protagonistas quienes realizan las tareas. La edición es un punto a resaltar, ya que es muy buena e innovadora para este tipo de films, dotándolo de una “gracia” visual realmente particular en algunas escenas. La banda de sonido es acorde al film, con temas que siguen los géneros nombrados al principio.

La historia habla de Haley, una joven rebelde, de padres separados, que tiene problemas menores, pero constantes, con las autoridades. Luego de dañar propiedad privada, la jueza le da a elegir dos opciones: una escuela militar o el internado de gimnasia artística. La joven, por motivos desconocidos hasta el momento, elije la primera opción, pero la jueza, sin importarle mucho su pensar, opta por mandarla al internado de gimnasia. El lugar donde la envían tiene fama de ser muy rígido y exigente, llegando al extremo del entrenamiento diario, lo cual va totalmente en contra de la rebeldía y la oposición con las autoridades de la joven en cuestión. Mostrando su antipática personalidad, sus compañeras la odian en un principio para luego, con el tiempo cambiar de opinión, aunque su profesor, quien tiene fama de desalmado, es quien realmente confía en ella y en lo que puede llegar a lograr si se lo propone.

La directora de la película es Jessica Bendinger, quien lleva a cabo su primer film. Actúan Jeff Bridges (Tron, Starman, The Fabulous Baker Boys), Missy Peregrym, quien hizo un par de apariciones en series como Smallville o Heroes, entre otras; Vanessa Lengies (The Perfect Man, Ratz, Waiting…) y Nikki SooHoo (Testing Bob, East of Normal-West of Weird, Fields of Mudan).

Un poco de comedia, un poquito de drama, algún romance, el malo que termina siendo bueno, la mala que aprende la lección… todos elementos estereotipados en pequeñas proporciones que forman un circulo que se cierra por si solo sin mayores esfuerzos.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 5/10

22 mayo 2007 Posted by | Comedia, Deportes | Deja un comentario

Rocky Balboa ( Rocky VI )

En el comienzo, se nos presenta una intencional metáfora sobre la decadencia del boxeo, sobre como ya no hay grandes exponentes en este deporte. El guión, basándose en esta conclusión, habla, a grandes rasgos, de cómo un muchacho es comercializado como el campeón de pesos pesados. No lo hacen pasar por grandes oponentes y la publicidad es la que le da las ganancias. A la gente no le gusta todo esto, y todos están deseosos de que salga, de algún lugar, algún oponente que pueda frenar esta mentira comercial que afecta al boxeo. Como punto para resaltar a Stallone como director, podemos apreciar que se mantiene una estética muy fiel a las películas anteriores. Si bien han pasado los años, las locaciones, los colores y tonos desgastados y la fotografía a la cual se somete el film son fieles a sus anteriores entregas. Hablando de su actuación nuevamente como Rocky, Stallone se luce nuevamente, y es mas destacable aun por el hecho de todas las películas que hubo en el medio, en las que Stallone, sin grandes dotes como actor, tuvo que encarnar a otros personajes totalmente diferentes, aunque siempre basándose en su físico, que hoy, rondando los 60 años, todavía es digno de admirar. Su actuación, sinceramente es formidable, no quizás tanto en el desempeño actoral, sino, en la exacta reconstrucción del personaje, como si no hubiesen pasado los años y ese personaje aun viviese y palpitase en sus venas.

Lejos de grandes y modernos recursos técnicos, las cámaras, encuadres, dinámica narrativa y todo aspecto de este último episodio corresponde a la vieja usanza, esos pequeños detalles que rememoran y que son tan personales de la fama de la saga. Aunque si vale destacar la ultima, y única pelea. Utilizando equipos como si se tratase de una pelea real, la dinámica en los movimientos sobre el ring, los paneos y los planos son fieles a lo que podemos ver en una pelea real. Incluso el lugar de la pelea, el hecho de que el canal HBO este incluido y una ridícula aparición de Tyson logran hacer mas entretenida esta parte de la cinta, pero el punto que realza toda esta escena y que es novedoso respecto a las anteriores, es el recurso de utilizar tonos grisáceos, que van desde el blanco puro al negro absoluto, dejando solo el rojo de la sangre para contrastar y dotar a la cinta de una visión un tanto diferente estéticamente hablando.

La historia habla sobre un Rocky entrado en años, que intenta sobrellevar la muerte de su esposa. Su hijo, ya crecido y trabajando, lo ignora, como con vergüenza de tener ese titulo de “el hijo de Rocky Balboa”, una opuesta reminiscencia a la vieja historia del protagonista, cuando su hijo pequeño quería la atención del padre. En este caso, el padre, golpeado más por la vida que sobre el ring, aprende muchas lecciones que poco tienen que ver con lo deportivo y se centran más en el alma, y es el mismo el que busca la atención y el cariño de su hijo. La historia se va armando con recuerdos y melancolías del pasado, que van mostrando como se fue formando el carácter del protagonista en los últimos años. Pero quizás la verdadera moraleja de la película tenga mucho que ver con la edad del propio Stallone: el hecho de cumplir los sueños a pesar de la edad, de tomar la iniciativa para empezar de nuevo, de no dejar que la vida nos gane.

El director, como dije antes, es Sylvester Stallone, creador también de los personajes y escritor de la historia. Sylvester también supo dirigir películas como Staying Alive y Paradise Alley, además de las Rocky II, III y IV. Pero se consagro como actor en películas como la trilogía de Rambo (como dato aparte, también esta dirigiendo la cuarta entrega de esta saga), Cobra, Tango & Cash, Cliffhanger, Demolition Man y tantas otras buenas películas llenas de acción. Actúan, además del mismo Stallone, Burt Young (Saga Rocky, Amityville II: The Possession, Mickey Blue Eyes) y Antonio Tarver, un boxeador que gano 24 peleas (18 ko’s) y perdió 4 en un total de 28 combates. También podemos agregar a Milo Ventimiglia (Stay Alive, Cursed, Dirty Deeds) y Geraldine Hughes (Frank?, Duplex, Filet of 4).

Con una primera hora apuntando más al drama que las anteriores Rocky, esta película nos pasea más por la vida y los sentimientos del personaje que por las peleas y las victorias arriba del ring. Se la podría tildar de algo melancólica y sentimental, aunque la poca dosis de acción que tiene es suficiente para cerrar toda la idea y culminar una saga de la mejor manera.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 8/10

———-Otros Posters———-

—-Poster Promocional—-

11 abril 2007 Posted by | Accion, Deportes, Drama | Deja un comentario

The Fast and the Furious: Tokio Drift (Rapido y Furioso 3)

No esperemos ver algo parecido a las 2 películas anteriores. Este tercer film lo único que mantiene igual es su pasión por los autos. Sin caer en las comparaciones que podemos hacer con el anime y luego película “Initial D”, o con ciertas carreras del videojuego “Need for Speed”, creo que este producto convence por lo que es, sin pretender mucho mas. La primera parte de esta trilogía (por ahora) fue la gran explosión, un desencadenante que aun hoy en día sigue teniendo vigencia. Su segunda parte fue un poco más floja, quisieron centrarse en un guión “policial” pero los fanáticos solo querían ver autos, cosa a la que poco interés le dieron. En esta tercera parte, hay un equilibrio. La película no pretende ser gran cosa, se nota una producción menor, actores desconocidos, una historial sencilla, escenas poco elaboradas… pero todo esto no quiere decir que la película sea mala o aburrida, al contrario. Sustentándose en la historia de un chico un tanto revoltoso amante de la velocidad, se nos muestra una historia quizás un poco confusa, con un desenlace rápido. La edición es parte del film, así como en las entregas anteriores, es la que nos lleva dentro de las carreras misma: esta vez, se trata de la modalidad Drift, donde los trayectos de la carrera son lo mas enroscados y complicados, obligando a los conductores a usar el freno de mano y los rebajes constantemente, para que el auto derrape con la cola, y las curvas puedan ser bien tomadas. Técnicamente la película cumple: la mayoría de las carreras y las escenas con autos están hechas por dobles que sabían lo que hacían. Hay algún que otro efecto computado sutil y bien utilizado, pero nada del otro mundo… creo que tampoco era necesario. Con un nivel argumental que logra atrapar por las rivalidades, las amistades, y la pequeña historia de amor, la dinámica del film es constante. Su estilo narrativo quizás es un poco bajo, pero se nivela por si solo complementándose con el resto de los aspectos. El estilo del film si que no cambia… excelente banda sonora, chicas lindas por todos lados y autos de lujo. Las actuaciones están a la par del film, nadie sobresale ni nadie cae. Encabezados por Lucas Black (Jarhead, Deepwater, Friday Night Lights) le siguen la hermosa actriz debutante Nathalie Kelley, el joven cantante Bow Wow (Roll Bounce, Johnson Family Vacation, Like Mike). El director taiwanes Justin Lin hace su sexta película, luego de la importante Annapolis, Spotlighting y Crossover, para dar algunos ejemplos. En fin, una película “mediana”, pero divertida, de esas que yo llamo “pochocleras”, con algunos interesantes cameos, sobre todo el de la escena final.

Lucas Robledo ( para www.sancristobalweb.com.ar )

Puntuacion: 7/10

17 julio 2006 Posted by | Accion, Deportes | Deja un comentario

The Longest Yard (Golpe Bajo: El Juego Final)

1974. Se estrenaba The Longest Yard, que tenia como protagonista a un Burt Reynolds en pleno éxito. La película trataba de un ex jugador de fútbol americano, que lo meten en prisión y dentro de ella, le piden que arme un equipo de fútbol para jugar contra los guardias. 2005. Se estrena The Longest Yard, la remake, producida por MTV y por la empresa de Adam Sandler, quien también es protagonista de este film. La historia es la misma, cambian algunos personajes y algunas situaciones pero la esencia se mantiene al pie de la letra. Esta vez, Sandler ocupa el papel que años atrás le tocaba a Reynolds, pero como los que siguen a Sandler saben que es una persona que gusta de los cameos, en esta remake también actúa Burt Reynolds, pero como un preso que se ofrece para ser el “coach” del equipo. Esta adaptación, traída a nuestros días, nos presenta una muy buena banda de sonido, principalmente compuesta por temas de hip hop, donde, hablando del tema, Nelly es uno de los astros del equipo de los presos y el autor del tema principal del film. El especto visual es bueno, y vale destacar las escenas de fútbol, ya que están muy bien filmadas. Con dosis de humor traídas por Sandler y sus ideas, el film es un fiel homenaje a la película original. En fin, una buena comedia, entretenida, que nos hace pasar un buen momento al verla.

Lucas Robledo ( para www.foroarte.com )

Puntuacion: 8/10

20 junio 2006 Posted by | Deportes | Deja un comentario