Yakuza Horror

Por que el cine es un todo.

Dan in Real Life (2007)

Una comedia de corte dramatico y romantico, que habla, como no, sobre el amor, logrando tocar un tema bastante estilizado como el amor en gente grande y con hijos, pero de una manera sutil sin caer en la obviedad ni en los golpes bajos. Un director novato (Peter Hedges) dirige al genial Steve Carell, quien logra mostrar un lado mas dramatico en esta cinta, exponiendo sus dotes de actor y no tanto su lado comico. De todas formas, la estructura de la cinta se basa en los enriedos que vivencian los protagonistas, dandole una dinamica activa a la cinta pero gracias a la variedad de contenidos, que muchas veces se alejan del tema central. Lamentablemente, hay bastantes puntos flojos, algunos huecos argumentales y ciertos espacios en blanco que vuelven a la cinta un poco densa. El final es demasiado redondo, muy tirado de los pelos, pero si tenemos en cuenta la escencia de la cinta, era lo que tenia que pasar.

Puntuacion: 5/10

17 marzo 2009 Posted by | Comedia, Drama, Romance | Deja un comentario

Hero Wanted (2008)

Con un ritmo muy activo y mostrando escenas sin desperdicios, el film comienza de una forma prácticamente demoledora que no da tregua al espectador y nos mantiene apresados a nuestros asientos. Pero aun así, el principio de esta historia maneja una estructura un tanto confusa, llendo y viniendo entre los espacios cronológicos sin indicativo temporal alguno, haciendo que si entendamos lo que ocurre en el momento, pero que no sepamos donde estamos parados dentro de la trama. Con el paso de los minutos, las piezas se van acomodando y dejan ver una estructura más simple, aunque igual de comprometida con el presente y el futuro de nuestro protagonista.

La historia muestra un fuerte costado dramático, lleno de cuestiones muy particulares avocadas en las emociones y muchos sentimientos encontrados, que saben, en su momentos justo, hacerse a un lado y dejar pasar al frente a una acción cruda, sin miramiento alguno, lo más dura posible, con escenas que no llegan a ser del todo explicitas pero que logran contrastar con el lado más profundo de la cinta. El estilo fílmico y la edición se pueden apreciar con más detalle en estas escenas, donde los detalles están cuidados como se debe y todo cierra y se conjuga como la cinta lo amerita, regalándonos así un buen aspecto visual que difícilmente hubiésemos esperado dadas las condiciones de la producción y la orientación de la temática.

La historia cobra sentido hacia el final de la cinta, respondiendo a todas las preguntas planteadas. La estructura de este drama se termina de completar con buenas escenas de acción, sobresalientes para el reducido presupuesto que se maneja. La realización corre de la mano del novato Brian Smrz en su primera cinta como director, tras hacer sido stunt de unas 70 películas aproximadamente, entre las que se destacan Batman Returns, Jurassic Park, Tales from the Crypt: Demon Knight, Broken Arrow, Blade, Mission: Impossible II o Live Free or Die Hard, entre tantas otras. El protagonista de la cinta es el regular Cuba Gooding Jr., que no entrega la mejor de sus personificaciones, quedando obviamente lejos de lo que supo hacer en cintas como Men of Honor o What Dreams May Come.

Puntuación: 7/10

16 marzo 2009 Posted by | Accion, Drama | Deja un comentario

Requiem ( El Exorcismo de Micaela / La Posesion )


Esta película Alemana del 2006 esta basada en hecho reales, que la hacen demasiado parecida a la cinta The Exorcism of Emily Rose, por el contexto, ciertas situaciones y algún que otro detalle en la dinámica argumental. Si tenemos en cuenta su nacionalidad, no nos va a costar adivinar el tipo de dinámica que esta cinta nos va a regalar, y por el estilo fílmico sabremos que no intentara salir de los estructurados cánones del cine local. Por eso mismo podemos ver que la cinta comienza con un ritmo muy lento, que mantiene firme durante toda la cinta, sin producir grandes altibajos. Pero lo que realmente importa, sin embargo, es la dinámica narrativa, que siendo lenta y sólida, se mantiene dentro de una estructura llena de escenas que logran contar la historia de una forma medianamente atrapante, que apunta a generar grandes climas de suspenso que nunca logran cumplir su cometido. Todo lo que se refiere al especto técnico es bastante normal, tirando a pobre, perpetrando algunos movimientos de cámara bastante bruscos y encuadres que tienden a buscar el objetivo principal a falta de un centrado equilibrio en la composición de las imágenes. La estructura de la cinta logra perder cualquier sentido posible en la escena final, donde se da por finalizada la cinta de una forma completamente chocante, que no cierra ni confirma todo lo plasmado hasta el momento y durante el transcurso del film. Así mismo, la trama nunca genera la fuerza necesaria para lograr ser atrapante o interesante, y en contraparte, resulta ser poco coherente ya que nunca muestra un orden aparente ni un marcado hilo conductor, estando lejos de respetar el conocido “principio/nudo/desenlace” que toda historia debería tener.

La película cuenta sobre una joven de estricta crianza religiosa que apoyada solo por su padre, decide ir a la universidad. Una vez en ella, comienza a tener extraños episodios que la hacen sentirse demente, pero que, según párrocos amigos, se tratan de tormentos causados por una posesión demoníaca que la frágil adolescente lleva consigo.

La dirección esta a cargo de Hans-Christian Schmid (Distant Lights, Crazy, 23), y actuan Sandra Hüller (Madonnas, Midsommar Stories), Burghart Klaußner (23, Good Bye Lenin!, The Edukators), Imogen Kogge (King of Thieves, Barefoot, The Wedding Party) y Nicholas Reinke (The Lord of Edessa).

Terriblemente aburrida, la película no logra ser entretenida en ningún aspecto. El misterio manejado por la historia se vuelve irreverente con el paso de los minutos ya que nada termina teniendo sentido en esta cinta que termina en el medio del desarrollo de una historia que el director no supo contar de una forma adecuada.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 2/10



– Otros Posters –

30 junio 2008 Posted by | Drama, Suspenso, Terror | 1 comentario

Feel the Noise.

Cuando el rap y el hip hop solo se reflejaban en las películas como la música que cultivaba gangsters y matones de los barrios negros de los Estados Unidos, un vivo y visionario productor hacia que la consagrada promesa blanca del rap, Eminem, protagonice una película inspirada medianamente en su propia vida. Así es como el film del 2002, 8 Mile, dirigido por Curtis Hanson (Lucky You, In Her Shoes, Wonder Boys) haciendo una gran labor, recibía mas de 20 nominaciones de todo tipo, incluidos los Oscars. Aunque pocos lo admitan, este film fue el “precursor” de que se hagan otros por el estilo, y es así como en el 2005 salen dos películas similares: por un lado, tenemos a la ficción llamada Hustle & Flow, dirigida por Craig Brewer (Black Snake Moan) que cuenta los vaivenes en la vida de un hombre que, perdidos todos sus sueños, decide convertirse en cantante de rap para salir a la fama. Por otro lado, tenemos la biográfica Get Rich or Die Tryin’, dirigida por Jim Sheridan (In the Name of the Father) y protagonizada por Curtis ‘50 Cent‘ Jackson, quien se “auto representa” en un guión también inspirado en su propia vida. Se han hecho otras películas símiles, pero sin gran repercusión ni publicidad, hasta que en el 2007 la “newyorkina” de raíces latinas Jennifer Lopez decide producir un film con grandes similitudes, pero llevándolo a Puerto Rico y teniendo como ritmo principal al conocido Reggaeton, ritmo que resulta de la mezcla entre el hip hop y otros ritmos mas latinos. En esta cinta, las cosas comienzan diferente a las otras, ya que, como dije antes, la acción nos traslada desde la vida en los barrios bajos de Harlem hasta Puerto Rico, donde se nos muestran sus costumbres y su cultura con detalle, pasando casi por alto el cliché de acentuar cuan dura es la vida del afroamericano en los Estados Unidos. Con una dinámica narrativa firme, llena de situaciones y diálogos a la medida, la cinta se va nutriendo de una interesante metáfora que hace las diferencias entre el ritmo de Puerto Rico y el ritmo americano, uniendo temáticas en sus líricas como un reflejo de libertad de expresión. Como todo drama que se precie, incluso en esos que no tienen al drama como fuerte obligatorio pero si en su contenido global, como en este caso, se hace hincapié en las relaciones humanas, con una estructura que centra esta suerte de “análisis” sobre la relación padre-hijo un poco problemática. La música, como era de esperar, es una selección acertada de los mejores ritmos y bueno temas de ambos géneros, con mucha fuerza y representatividad de cada lugar, haciéndose presente bandas y músicos como Omarion, Sean Paul, Young Rome, Wyclef, Tego Calderon o Calle 13, entre otros. El guión y su estructura son bastante mediocres, ya que están construidos sobre diversos clichés clásicos y, si bien no tienen la fuerza necesaria ni el alma que predica, termina convenciendo al menos a aquellos que gustamos de este tipo de música y su proceso, detalle quizás innecesario pero que al ser mostrado, como en este caso, le da un poco mas de empuje al producto, haciéndolo quizás mas creíble. El apartado técnico, por ultimo, deja bastante que desear, mostrando una fotografía demasiado básica y un trabajo de cámaras digno de un novato sin aspiración alguna.

La historia cuenta sobre un joven del barrio de Harlem, que como muchos de su clase, tiene el sueño de, algún día, ser cantante de rap. Tras tener una pelea con una pandilla local, la madre decide mandarlo con su padre, a quien el nunca conoció y a quien su madre le había ocultado durante toda su vida. Al llegar a Puerto Rico, inmediatamente se hace amigo del hijo de la nueva mujer de su padre, y conoce a una joven que los va a ayudar en su proyecto musical, ya que al conocer los ritmos puertorriqueños, el joven protagonista cree poder adaptar su forma de cantar y ser una estrella mas de la escena local del Reggaeton.

La dirección esta a cargo del argentino Alejandro Chomski (Dormir al sol, Hoy y mañana), quien no hace un grandioso trabajo como director. Muchos dicen que tuvo su oportunidad y la dejo pasar. Actúan Omarion Grandberry (Somebody Help Me, Fat Albert, You Got Served), Giancarlo Esposito (Ali, Derailed, Blind Horizon), la belleza de aires latinos Zulay Henao (Illegal Tender, Grizzly Park, Saturday Morning) y Victor Rasuk (Lords of Dogtown, Adrift in Manhattan, Stop Loss).

Con el esteriotipado y cursi dejo moral de hacer nuestros sueños realidad, y con un pequeño golpe a la comercialización de la música en manos del imperialismo y de cómo sus grandes “managers” intentar deformar un producto original para que se puedan vender, quitándole el alma al trabajo ajeno. Pero fuera de todo este dilema “social”, tanto J-Lo como su esposo no pierden oportunidad y hacen un pequeño y patético cameo llegando al final de la cinta, que, por cierto, termina siendo totalmente predecible.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 5/10



19 febrero 2008 Posted by | Drama | Deja un comentario

Feel the Noise.

Cuando el rap y el hip hop solo se reflejaban en las películas como la música que cultivaba gangsters y matones de los barrios negros de los Estados Unidos, un vivo y visionario productor hacia que la consagrada promesa blanca del rap, Eminem, protagonice una película inspirada medianamente en su propia vida. Así es como el film del 2002, 8 Mile, dirigido por Curtis Hanson (Lucky You, In Her Shoes, Wonder Boys) haciendo una gran labor, recibía mas de 20 nominaciones de todo tipo, incluidos los Oscars. Aunque pocos lo admitan, este film fue el “precursor” de que se hagan otros por el estilo, y es así como en el 2005 salen dos películas similares: por un lado, tenemos a la ficción llamada Hustle & Flow, dirigida por Craig Brewer (Black Snake Moan) que cuenta los vaivenes en la vida de un hombre que, perdidos todos sus sueños, decide convertirse en cantante de rap para salir a la fama. Por otro lado, tenemos la biográfica Get Rich or Die Tryin’, dirigida por Jim Sheridan (In the Name of the Father) y protagonizada por Curtis ‘50 Cent‘ Jackson, quien se “auto representa” en un guión también inspirado en su propia vida. Se han hecho otras películas símiles, pero sin gran repercusión ni publicidad, hasta que en el 2007 la “newyorkina” de raíces latinas Jennifer Lopez decide producir un film con grandes similitudes, pero llevándolo a Puerto Rico y teniendo como ritmo principal al conocido Reggaeton, ritmo que resulta de la mezcla entre el hip hop y otros ritmos mas latinos. En esta cinta, las cosas comienzan diferente a las otras, ya que, como dije antes, la acción nos traslada desde la vida en los barrios bajos de Harlem hasta Puerto Rico, donde se nos muestran sus costumbres y su cultura con detalle, pasando casi por alto el cliché de acentuar cuan dura es la vida del afroamericano en los Estados Unidos. Con una dinámica narrativa firme, llena de situaciones y diálogos a la medida, la cinta se va nutriendo de una interesante metáfora que hace las diferencias entre el ritmo de Puerto Rico y el ritmo americano, uniendo temáticas en sus líricas como un reflejo de libertad de expresión. Como todo drama que se precie, incluso en esos que no tienen al drama como fuerte obligatorio pero si en su contenido global, como en este caso, se hace hincapié en las relaciones humanas, con una estructura que centra esta suerte de “análisis” sobre la relación padre-hijo un poco problemática. La música, como era de esperar, es una selección acertada de los mejores ritmos y bueno temas de ambos géneros, con mucha fuerza y representatividad de cada lugar, haciéndose presente bandas y músicos como Omarion, Sean Paul, Young Rome, Wyclef, Tego Calderon o Calle 13, entre otros. El guión y su estructura son bastante mediocres, ya que están construidos sobre diversos clichés clásicos y, si bien no tienen la fuerza necesaria ni el alma que predica, termina convenciendo al menos a aquellos que gustamos de este tipo de música y su proceso, detalle quizás innecesario pero que al ser mostrado, como en este caso, le da un poco mas de empuje al producto, haciéndolo quizás mas creíble. El apartado técnico, por ultimo, deja bastante que desear, mostrando una fotografía demasiado básica y un trabajo de cámaras digno de un novato sin aspiración alguna.

La historia cuenta sobre un joven del barrio de Harlem, que como muchos de su clase, tiene el sueño de, algún día, ser cantante de rap. Tras tener una pelea con una pandilla local, la madre decide mandarlo con su padre, a quien el nunca conoció y a quien su madre le había ocultado durante toda su vida. Al llegar a Puerto Rico, inmediatamente se hace amigo del hijo de la nueva mujer de su padre, y conoce a una joven que los va a ayudar en su proyecto musical, ya que al conocer los ritmos puertorriqueños, el joven protagonista cree poder adaptar su forma de cantar y ser una estrella mas de la escena local del Reggaeton.

La dirección esta a cargo del argentino Alejandro Chomski (Dormir al sol, Hoy y mañana), quien no hace un grandioso trabajo como director. Muchos dicen que tuvo su oportunidad y la dejo pasar. Actúan Omarion Grandberry (Somebody Help Me, Fat Albert, You Got Served), Giancarlo Esposito (Ali, Derailed, Blind Horizon), la belleza de aires latinos Zulay Henao (Illegal Tender, Grizzly Park, Saturday Morning) y Victor Rasuk (Lords of Dogtown, Adrift in Manhattan, Stop Loss).

Con el esteriotipado y cursi dejo moral de hacer nuestros sueños realidad, y con un pequeño golpe a la comercialización de la música en manos del imperialismo y de cómo sus grandes “managers” intentar deformar un producto original para que se puedan vender, quitándole el alma al trabajo ajeno. Pero fuera de todo este dilema “social”, tanto J-Lo como su esposo no pierden oportunidad y hacen un pequeño y patético cameo llegando al final de la cinta, que, por cierto, termina siendo totalmente predecible.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 5/10



19 febrero 2008 Posted by | Drama | 2 comentarios

Bridge to Terabithia ( Un puente hacia Terabithia )

Muchas películas, en formato de drama, se atreven a mostrar los inconvenientes de esos jóvenes que están comenzando su adolescencia, con familias problemáticas o con similares problemas en la escuela. Familias disfuncionales, con padres que no prestan atención a sus hijos, hermanos mayores que los maltratan, falta de afecto, comunicación. Escuelas publicas sin límites aparentes, personajes abusivos que golpean o maltratan a los más chicos e indefensos. Guiones cargados de dichas problemáticas hay cientos, algunos mejores que otros, donde se desenvuelven 2 factibles posibilidades: la primera, es que el joven afectado sea en su crecimiento un personaje perturbado, oscuro y retraído, tímido e introvertido, generando grandes dramas e incluso historias de amor. El segundo caso, puede ser de un niño psicológicamente arruinado, que opta por sacar a relucir su lado agresivo y termina siendo algún asesino serial que vemos en tantas películas de terror, generalmente films slasher. Pero pocas veces hemos visto que estos problemas sean tratados de una forma sutil, sin caer en golpes bajos, donde el o los niños, en consecuencia, elijan crear su propio mundo ficticio para escapar a estos problemas cotidianos que tanto los afectan. Algo así es la base de Un puente hacia Terabithia (Bridge to Terabithia – 2007), una película que se encarga de estas difíciles temáticas pero que termina siendo una películas de aventuras y fantasía para preadolescentes e incluso para toda la familia, ya que algunos contenidos pueden estar fuera del alcance psicológico de los mas chicos. La dinámica de la película en si, no deja de sorprender, ya que lejos de ser aburrida, sabe atrapar al espectador tanto por su lado fantástico como por esas situaciones de las que hablábamos antes, vistas desde el lugar de los protagonistas. Las interpretaciones ayudan bastante al desarrollo, y si bien los personajes secundarios no aportan demasiado, son la contención perfecta de jóvenes protagonistas que llevan adelante al film. Por todo esto, la dinámica narrativa de la cinta termina siendo firme y concisa, contando pequeñas historias entretenidas dentro de la historia global que se nos presenta. Con aventuras y fantasía, no era difícil esperar un elevado costo en efectos especiales, pero era difícil imaginar que el film no iba a abusar de ellos, sino que más bien, utiliza este recurso digital solo para momentos precisos, donde no se podía hacer otra cosa. El no abuso de los gráficos por computadora es un punto que considero a favor, ya que la verdadera historia pasa por otro lado no tan superficial. Mas allá de eso, los pocos efectos son notorios por lo bien logrados, mostrando una preocupación por el apartado gráfico, con diseños de personajes novedosos y técnicas de animación realmente muy bien logradas. La fotografía acompaña a estas escenas, siendo en el resto de la película un apartado simple pero convincente. El tema de las cámaras, sus grandes paneos y desplazamientos también lo dejamos para el momento de los efectos, ya que sin ellos son fieles al guión y no se abusan de grandes hazañas, sino que vuelven a ser simples, básicos, y, como dije antes, convincentes.

La historia cuenta sobre la soledad de un niño parte de una familia con problemas económicos, y sobre la relación del niño con su cuaderno de dibujos, donde solía crear historia y mundos mágicos casi como terapia. Un día, se muda cerca de su casa una niña completamente activa y feliz, y se hacen amigos rápidamente. Juntos, cada uno con sus problemas, deciden utilizar la mente y crear un reino donde solo ellos dos puedan existir, un reino creado por sus mentes donde ellos puedan escapar, al menos algunos instantes, de los problemas que los rodean durante el resto del día.

La sólida dirección esta a cargo del húngaro Gabor Csupo, quien sorprende con su primer film para la pantalla grande. Actúan Josh Hutcherson (Firehouse Dog, RV, Zathura: A Space Adventure), AnnaSophia Robb (The Reaping, Charlie and the Chocolate Factory, Samantha: An American Girl Holiday), Bailee Madison (Lonely Hearts, Look, Saving Sarah Cain) y Robert “T-1000” Patrick (Terminator 2: Judgment Day, Double Dragon, The Faculty).

Basado en la novela homónima de Katherine Paterson y producida por la misma gente del film Narnia, esta historia que ya fue llevada a la televisión allá por 1985, es una gran historia de amistad, amor, valores, y con una moraleja importante y constructiva. Mas allá de su aspecto visual, la dulzura impregnada en la cinta y el fuerte toque de drama que sostiene, se contrastante provocando lagrimas por la veracidad de sus situaciones. Incluso con personajes trillados e historias repetidas, la película sabe sobresalir por una sólida dinámica producto de la firmeza con la que el director cuenta una gran historia.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 8/10



– Otros Posters –

– Caratula de la Novela –

19 noviembre 2007 Posted by | Aventuras, Drama, Libro/Novela | 2 comentarios

The Terminal ( La Terminal )


Quizás el color de mi blog o las recurrentes películas que suelo comentar disminuyan cierta visibilidad de lo que a mi me divierte, de mi concepto sobre el “cine” o de mis gustos y afines. Si, es verdad, el terror me encanta y son de ese genero la mayoría de las películas que veo. Pero, que las mire, no quiere decir que todas me gusten, detalle que se van a dar cuenta si revisan el puntaje que le doy a cada film. Las películas me gustan cuando me entretienen, cuando me atrapan. Y hablo mas allá de detalles técnicos: hablo de la historia, de la personificación, y de como el director supo plasmar sus ideas. La Terminal (The Terminal – 2004) es una película que a mi entender reúne todas esas condiciones. Todos hablamos de Al Pacino y sus representaciones en películas como Scarface o en El Padrino. Hablamos de Robert de Niro, también en El Padrino, o mismo en Taxi Driver. Sin irnos tan lejos, solemos nombrar a Johnny Depp y sus interminables y diferentes caracterizaciones. Pero, si de mi dependiera la lista, Tom Hanks tendría que estar en ella, compartiendo el trono por igual. Hanks desarrolla su personaje en esta película de una forma casi mágica, haciéndonos realmente olvidar que se trata de un americano, y convenciéndonos de que se trata de un hombre de algún país cercano a Rusia. Los gestos, las actitudes, la forma incluso de hablar y balbucear el ingles son una obra maestra de las representaciones. El trabajo que hace Hanks con su personaje e incluso con quienes trabajan junto a el es magnifico y, sobre todo, único. La historia es supuestamente real: le paso a un hombre iraní, en un aeropuerto de Francia. Hollywood, ni cortos ni perezosos, tomaron la historia como propia y la adaptaron. El resultado es una impresionante estructura narrativa, llena de detalles hermosos tirando a lo meloso, pero no fuera de lugar si sabemos lo que estamos por ver. Todo lo que sucede en el film y la forma en la que esta plasmada la idea, hace que nos “encariñemos” con el personaje principal, y tomemos como “mal” lo que en realidad es “normal”, y como “dulce” lo que en realidad es “anormal”, volviendo al film una muestra de esas eternas utopías que solo nacen y mueren en la pantalla. La producción parece normal pero no lo es, viniendo de quien viene (Spielberg) y si nos ponemos a mirar minuciosamente podremos ver, además de importantes actores, un gran despliegue de extras, así como también, el uso de locaciones reales dentro de uno de los aeropuertos mas transitados del mundo. Spielberg no es solo un hombre de efectos especiales: a cada una de sus creaciones, muchas veces, supo acompañarlas de actuaciones increíbles, donde los actores a cargo podían expresar directamente y sin metáforas lo que el director quería decir. La Terminal no es la excepción, por lo cual el manejo actoral de parte del director es plenamente uno de los grandes puntos de la cinta. La sensibilidad con la que se nos cuenta cada pequeña historia es limpia, pura, donde cada escena le da paso a otra de mayor importancia, haciendo de la estructura narrativa una gruesa y poderosa soga por donde corren todos los elementos que componen a la producción. El manejo de cámaras, los encuadres y la edición son una parte muy importante a la hora de mostrar los sentimientos del actor principal, que en gran parte de la película no sabe comunicarse mediante el habla, y solo las imágenes nos quedan como testigos de su búsqueda. Aca es donde EL actor, EL director y LA historia se unen para logran lo que pocos pueden lograr.

La trama del film transcurre alrededor de Viktor Navorski, un hombre que va desde el ficticio país de Krakozhia hacia los Estados Unidos solo para cumplirle una promesa a su fallecido padre. Al llegar a destino, se le avisa que durante el vuelo su país tuvo un ataque y ya no existe, para los EE.UU., como país, por lo tanto, sin país, no tiene visa, y sin visa, no puede entrar a USA. Como tampoco puede volver a su tierra natal, se ve condenado a sobrevivir dentro del aeropuerto, para ganarse la simpatia de quienes alli trabajan y, en contraparte, ganarse el odio de quien debe llevar el orden del lugar.

La película esta maravillosamente dirigida y producida por Steven Spielberg, del que no necesitamos decir nada mas que: Tiburón (Jaws – 1975), Encuentros Cercanos del Tercer Tipo (Close Encounters of the Third Kind – 1977), Indiana Jones Saga (1981/84/89), E.T. (E.T. – 1982), Parque Jurásico (Jurassic Park – 1993)… y así puedo seguir un largo rato nombrando parte de las mejores películas que componen el cine, históricamente hablando. Actúa (maravillosamente) Tom Hanks (Saving Private Ryan, Forrest Gump, Philadelphia). Le acompañan, de lejos, la hermosa Catherine Zeta-Jones (Traffic, Chicago, The Mask of Zorro), Stanley Tucci (Road to Perdition, The Core, Lucky Number Slevin) y el mexicano Diego Luna (Criminal, Y Tu Mama Tambien, Open Range).

Si bien la pequeña historia dulce y melosa con la azafata me pareció que estuvo demás, sirve en el guión para enterarnos de una parte crucial de la trama, y la película gusta por que se mueve entre clichés del genero de la comedia romántica, aunque por momentos parece un drama bien llevado. Habla del amor de un hijo por su padre, del valor de las promesas y de la calidez de la amistad por sobre el tiempo. Habla de sobrevivir a cualquier costo, de seguir nuestros sueños y no soltar las esperanzas. Habla de lo rosa de la vida… o mejor dicho, de todo eso que solo Hollywood y su maquina de hacer ficción nos puede regalar. Para otras historias, tenemos la vida misma.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 9/10



– Otro Poster –

16 septiembre 2007 Posted by | Comedia, Drama, Romance | 2 comentarios

Goal 2: Living The Dream.

A los fanáticos del fútbol ya nos parecía un poco incomodo que se hagan film sobre miles de deportes extremos y no sobre el mayor deporte en importancia del mundo. Hace 2 años, nace la trilogía inglesa llamada Goal. Allí se mostraba a un joven mexicano, viviendo en los EE.UU. ilegalmente, y limpiando piscinas para sobrevivir, que tenia magia en sus pies respecto al balón. En un partido de una pequeña liga donde el era la estrella indiscutida, un ex jugador del NewCastle lo ve y lo lleva a probarse a su club. Tras varias situaciones propias de un drama, el jugador queda en Inglaterra y comienza a hacerse famoso. En esta segunda parte, si bien el director no es el mismo, se mantienen fieles los personajes y la línea argumental, pero el guión se centra mas en las relaciones humanas que en el fútbol, diferencia que cambia un poco el rumbo de este film respecto a su original. Manteniendo la estética visual, este film también se destaca por excelentes tomas aéreas, planos abiertos en increíbles locaciones mundiales, minuciosos movimientos de cámara, así como también trabajados encuadres, seguimientos de cámara y planos en las escenas durante los partidos. Para complementar un todo, el tratamiento de los colores y la fotografía, rozan la perfección, llenando las imágenes de contrastes, colores brillantes, luces y una lista de detalles que le dan vida al film. La banda sonora no se queda atrás: siguiendo el estilo de la primera parte, el ambiente “feliz” que le dan los temas que se pueden escuchar durante el transcurso de la cinta son en su mayoría de bandas inglesas. También siguen con el drama moral: en su primera parte, era por cuestiones de raíces, orgullo, y un tema puntual con un padre que no creía en los sueños de su hijo. Esta vez, son dos los temas tratados. El primero, se basa en las desventuras que tiene el protagonista con su novia, que, a punto de comprar una casa para vivir juntos y casarse, lo convocan desde otro país, situación que con el tiempo provoca una separación en la pareja. El segundo, y a mi entender un tema que esta mal tratado en el film, es la aparición de la madre y un hermano del protagonista, lo que hace que la cinta se bandee entre la acción del fútbol, donde nos quedamos con sabor a poco, y el drama pleno de las relaciones, lo que hace que la película, por momentos, cree climas densos por intentar capturar los sentimientos de cada personaje. Este apartado tiene un tratado demasiado rápido, con personajes que de la nada cobrar una gran importancia, dejando de lado a otros personajes que eran casi principales en el film, creando un desequilibrio argumental que afecta directamente el entretenimiento que el director intenta mostrar. Mas comercial que su primera parte, esta vez las propagandas, además de ser mas importantes, son mas notorias. La participación de famosos jugadores del fútbol mundial es mayor y hay una lamentable idolatría a David Beckham, quien termina siendo el héroe de la película.

Jugando para el NewCastle en Inglaterra, Santiago es contratado por el Real Madrid. A punto de irse a vivir con su novia y haciendo planes para el casamiento, debe irse a vivir a España. La lejanía, sumándole los excesos de la fama y la aparición de otra mujer sin escrúpulos que hará lo que sea para conseguir lo que quiere, llevan a la ruptura de la pareja. Mientras a Santiago le cuesta adaptarse al ritmo del Real Madrid, se va dando cuenta que va perdiendo las relaciones importantes que tiene, como la de su novia, la de su mejor amigo también jugador del Real y la de su manager, que intenta dejarlo solo. Y para culminar el drama, aparece un pequeño hermano de Santiago, que lo lleva a descubrir un secreto que su familia tenia guardado: el de su madre, con quien se reencuentra luego de que ella los abandone de pequeños.

Esta vez, al mando del film, se encuentra el español Jaume Collet-Serra con su segundo film, quien salto a la fama tras dirigir a la problemática Paris Hilton y a la hermosa Elisha Cuthbert en House of Wax. El reparto es el mismo de la primera parte, y consta de Kuno Becker, Alessandro Nivola, Anna Friel y Stephen Dillane, a quienes se le suman el legendario Rutger Hauer (Batman Begins, Blind Fury, The Hitcher) y David Beckham, quien comienza a hacer sus primeras incursiones en el cine.

Si bien la película se desfigura un poco, es una fiel continuación y puente para una tercera e inminente saga planeada para el 2008: al final de la cinta, antes de los títulos, podemos observar la frase “TO BE CONTINUED”, haciéndonos recordar a la famosa trilogía de Volver al Futuro. Vale destacar una escena digna del anime “Supercampeones”, donde en la final de la Champions, Roberto Carlos tira un centro al área y Santiago Munez empalma al balón de bolea clavándolo en un ángulo, situación muy parecida a cuando, desde un centro de Roberto Carlos también, Zinedine Zidan hace un golazo en la final de Champions contra el Bayer Leverkusen.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 7/10

A Falta de Imagenes el Trailer

25 junio 2007 Posted by | Deportes, Drama | Deja un comentario

Step Up.


En mi humilde entender, lo mas destacado y prolijo del film es la musica, una buena combinación entre Pop, Hip Hop, y algo de R&B. La musica es en si, el alma del film, ya que sin ella no existen las exigentes coreografías y bailes de breakdance, que son quizás, la mayor atracción. Otro de sus puntos fuertes es la dinámica narrativa: si bien no cuenta con una gran historia, mostrando un guión básico argumentalmente y plano emocionalmente, la trama corre a la par de la musica, que se vuelve mas y mas pegadiza con el transcurso de las escenas. Con las variadas situaciones personales y particulares de los personajes como fondo temático, la trama gira en torno a las diferencias sociales y culturales de los protagonistas, que separadas por un abismo de vivencias y experiencias, se unen por un mismo amor. Y hablando de amor, podemos decir que el romanticismo que se quiere inculcar en el film no es del todo acertado, ya que es exagerada la velocidad y tontos y predecibles los motivos por los cuales se hacen y deshacen las relaciones entre los protagonistas, haciendo calzar los tiempos metafóricamente como piezas de rompecabezas. La película tiene una buena dinámica narrativa, pero se desfigura un poco al pasar por varios géneros, como el drama, la comedia o el romance, de una forma demasiado desordenada. En el aspecto técnico solo podemos destacar las excelentes coreografías y lo “simpático” de las escenas de baile, sobre todo a quienes les guste esta musica en particular. Después, los encuadres, el manejo de cámaras y la fotografía son de lo mas básico, sacadas de un libro de universidad.

La historia cuenta sobre Tyler, un joven que vive con sus padres adoptivos en los suburbios y que adora el Hip Hop, adoptándolo casi como forma de vida. Una noche, junto a su mejor amigo y el pequeño hermano de este, y tras ser echados a la fuerza de una fiesta, casi por casualidad entran al teatro de una escuela de artes. Allí adentro, a modo de juego de niños, comienzan a destrozar el decorado que había sobre el escenario. Un guardia de seguridad irrumpe en la escena y atrapa a Ty, llevándolo a la corte, donde el juez de turno dictamina una sentencia de 200 horas de tareas comunitarias a cumplir en el lugar del hecho. Cumpliendo la condena, conoce a Nora, una joven que tiene que preparar una coreografía a dúo para una exposición, pero su pareja se lesiona. Tras un fallido “casting” que hace la joven buscando alguien que la acompañe, Tyler se ofrece a ser su pareja. A medida que la relación de Nora con su novio empeora, la química entre ellos dos va creciendo, y esas realidades de ambos, separadas por un abismo, empezaran a acercarse mediante la danza.

La directora de este film es Anne Fletcher, quien luego de una larga instancia en el cine como directora de coreografía, se anima con su primer film. Actúan en el: Channing Tatum (War of the Worlds, Supercross, Coach Carter), Jenna Dewan (The Grudge 2, Take the Lead, Tamara), Damaine Radcliff (Glory Road, Marci X, Monday Night Mayhem) y Drew Sidora (Wild Hogs, White Chicks, Never Die Alone).

Una buena forma de mezclar la danza clásica con el Hip Hop dan por resultado una película que mantiene un ritmo parejo de principio a fin, no aburre sino que entretiene sin exagerar ni llegar a atrapar, y termina, como es de esperar, con un final lo mas redondo posible.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 6/10

16 mayo 2007 Posted by | Comedia, Drama, Romance | Deja un comentario

Rocky Balboa ( Rocky VI )

En el comienzo, se nos presenta una intencional metáfora sobre la decadencia del boxeo, sobre como ya no hay grandes exponentes en este deporte. El guión, basándose en esta conclusión, habla, a grandes rasgos, de cómo un muchacho es comercializado como el campeón de pesos pesados. No lo hacen pasar por grandes oponentes y la publicidad es la que le da las ganancias. A la gente no le gusta todo esto, y todos están deseosos de que salga, de algún lugar, algún oponente que pueda frenar esta mentira comercial que afecta al boxeo. Como punto para resaltar a Stallone como director, podemos apreciar que se mantiene una estética muy fiel a las películas anteriores. Si bien han pasado los años, las locaciones, los colores y tonos desgastados y la fotografía a la cual se somete el film son fieles a sus anteriores entregas. Hablando de su actuación nuevamente como Rocky, Stallone se luce nuevamente, y es mas destacable aun por el hecho de todas las películas que hubo en el medio, en las que Stallone, sin grandes dotes como actor, tuvo que encarnar a otros personajes totalmente diferentes, aunque siempre basándose en su físico, que hoy, rondando los 60 años, todavía es digno de admirar. Su actuación, sinceramente es formidable, no quizás tanto en el desempeño actoral, sino, en la exacta reconstrucción del personaje, como si no hubiesen pasado los años y ese personaje aun viviese y palpitase en sus venas.

Lejos de grandes y modernos recursos técnicos, las cámaras, encuadres, dinámica narrativa y todo aspecto de este último episodio corresponde a la vieja usanza, esos pequeños detalles que rememoran y que son tan personales de la fama de la saga. Aunque si vale destacar la ultima, y única pelea. Utilizando equipos como si se tratase de una pelea real, la dinámica en los movimientos sobre el ring, los paneos y los planos son fieles a lo que podemos ver en una pelea real. Incluso el lugar de la pelea, el hecho de que el canal HBO este incluido y una ridícula aparición de Tyson logran hacer mas entretenida esta parte de la cinta, pero el punto que realza toda esta escena y que es novedoso respecto a las anteriores, es el recurso de utilizar tonos grisáceos, que van desde el blanco puro al negro absoluto, dejando solo el rojo de la sangre para contrastar y dotar a la cinta de una visión un tanto diferente estéticamente hablando.

La historia habla sobre un Rocky entrado en años, que intenta sobrellevar la muerte de su esposa. Su hijo, ya crecido y trabajando, lo ignora, como con vergüenza de tener ese titulo de “el hijo de Rocky Balboa”, una opuesta reminiscencia a la vieja historia del protagonista, cuando su hijo pequeño quería la atención del padre. En este caso, el padre, golpeado más por la vida que sobre el ring, aprende muchas lecciones que poco tienen que ver con lo deportivo y se centran más en el alma, y es el mismo el que busca la atención y el cariño de su hijo. La historia se va armando con recuerdos y melancolías del pasado, que van mostrando como se fue formando el carácter del protagonista en los últimos años. Pero quizás la verdadera moraleja de la película tenga mucho que ver con la edad del propio Stallone: el hecho de cumplir los sueños a pesar de la edad, de tomar la iniciativa para empezar de nuevo, de no dejar que la vida nos gane.

El director, como dije antes, es Sylvester Stallone, creador también de los personajes y escritor de la historia. Sylvester también supo dirigir películas como Staying Alive y Paradise Alley, además de las Rocky II, III y IV. Pero se consagro como actor en películas como la trilogía de Rambo (como dato aparte, también esta dirigiendo la cuarta entrega de esta saga), Cobra, Tango & Cash, Cliffhanger, Demolition Man y tantas otras buenas películas llenas de acción. Actúan, además del mismo Stallone, Burt Young (Saga Rocky, Amityville II: The Possession, Mickey Blue Eyes) y Antonio Tarver, un boxeador que gano 24 peleas (18 ko’s) y perdió 4 en un total de 28 combates. También podemos agregar a Milo Ventimiglia (Stay Alive, Cursed, Dirty Deeds) y Geraldine Hughes (Frank?, Duplex, Filet of 4).

Con una primera hora apuntando más al drama que las anteriores Rocky, esta película nos pasea más por la vida y los sentimientos del personaje que por las peleas y las victorias arriba del ring. Se la podría tildar de algo melancólica y sentimental, aunque la poca dosis de acción que tiene es suficiente para cerrar toda la idea y culminar una saga de la mejor manera.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 8/10

———-Otros Posters———-

—-Poster Promocional—-

11 abril 2007 Posted by | Accion, Deportes, Drama | Deja un comentario