Yakuza Horror

Por que el cine es un todo.

Pulse 2: Afterlife


Como vengo diciendo quizás desde la misma creación de este blog, los americanos aun no han logrado captar la esencia oriental para plasmar sus remakes. En estos últimos años, una oleada de este nuevo “subgénero” del cine como lo son las “remakes”, han pululado tanto la pantalla grande hasta el mismo cansancio, que todo el trabajo, tanto técnico como argumental, que tienen estas cintas orientales, ellos lo resumen en mucho dinero, y listo, con eso la película tiene que funcionar bien… siempre y cuando entendamos que para Hollywood “funcionar” no significa que la película sea buena, si no que, sea cual sea su resultado, genere ingresos. Quizás por esta razón, y otras tantas atribuidas a lo llano del pensamiento occidental, sean los motivos por los cuales estas remakes nunca dan resultado. En el 2006, veía la luz de la mano del director Jim Sonzero y adaptada por Wes Craven (entre otros), Pulse, la remake de Kairo, cinta japonesa del 2001 que no era la gran cosa, pero planteaba una temática bastante original. Pulse, por su parte, ya había sido un fracaso en todo sentido (taquilla y resultado), pero tenia la fuerza propia como para que algún director Indie tome prestada la idea y genere una innecesaria secuela, llamada Pulse 2: Afterlife, que poco tiene que ver con nada.

Como si estuviésemos viendo un videojuego con cinemáticas digitales, la cinta presenta un interesante apartado visual, donde lo digital absorbe lo real y todo lo que vemos esta filtrado mediante ingeniosos efectos de edición, que le regalan una pulcra y mas que interesante fotografía, reconstruyendo con mucha exactitud sentimientos como la soledad y la nada misma. Un tono rojizo mancha las escenas detalladamente y, junto a algunos efectos especiales digitales también, conforman un apartado grafico que se convierte, sin excusa alguna, en lo mas llamativo de este film.

La dinámica de la cinta es plana y aburrida, absorbida por la falta de ideas y por las constantes incoherencia que genera el guión sobre la historia original. En lugar de intentar continuar a la primera parte, o al menos de tomar puntos flojos de la misma y explotarlo, decidieron tomas los sucesos ocurridos, y crear una historia nueva que no tiene ni principio aparente ni final lógico, por la poca consistencia de sus escenas y del desarrollo, que se sustenta sobre una estructura desalineada y poco expresiva para llegar a lograr un ritmo plano y significativamente amorfo.
Las actuaciones no están nada mal, y si tenemos en cuenta el exceso de digitalización que podemos encontrar en la cinta, al menos podemos notar que el bajo presupuesto otorgado fue utilizado con coherencia. Como decías, las personificaciones cumplen con su cometido y no recalcan, como en otros casos, la baja producción de la película, si que por lo contrario, intentan tomarse a si mismo como algo serio y constructivo, mas allá de que todo esto no llegue a ningún lado ni termine cumpliendo ningún propósito.

La historia cuenta sobre un hombre que ha perdido a su esposa en manos de los espíritus vengativos que circulan por las redes. En un mundo desolado y apocalíptico, donde ya no queda casi rastro humano o de tecnología alguna, los pocos que han sobrevivido intentan refugiarse lejos de las ondas de telecomunicaciones y empezar una nueva vida en las afueras de las ciudades. Pero el fantasma de la esposa del protagonista no descansara hasta poder recuperar a su hija, que viaja con su padre en busca de refugio.

La dirección esta a cargo de Joel Soisson (Maniac Cop 3: Badge of Silence, The Prophecy: Uprising, The Prophecy: Forsaken), quien no tiene mucha experiencia en el plano de la dirección pero si en el de la producción (A Nightmare on Elm Street Part 2: Freddy’s Revenge, Bill & Ted’s Excellent Adventure, Fist of the North Star, Phantoms, Dracula 2000, Children of the Corn: Revelation, Hellraiser: Hellseeker o Feast, entre otras tantas). También tiene experiencia como escritor (Trick or Treat, Dracula 2000, Mimic 2, Hellraiser: Hellworld, Hollow Man II y otras), claro que, como podemos ver, sus trabajos son demasiado irregulares. Actúan Jamie Bamber (Ghost Rig), Boti Bliss (National Lampoon Presents Dorm Daze, Warlock III: The End of Innocence, I’m Reed Fish), Karley Scott Collins (The Hottie & the Nottie, Amusement) y David Jensen (The Mist, The Reaping, Traffic).

Esta secuela termine creando mas preguntas que las que logra cerrar, ya que su historia se constituye escena por escena sin sentido alguno, ya que los hechos que se suceden son solo consecuencia del anterior y no de una trama bien construida. Por eso mismo, lo previsible se termina cumpliendo y el efecto sorpresa se desvanece con un suspenso que no logra convencer y un terror que brilla por su ausencia.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 3/10




– Poster de Kairo, el film Japones Original (Ed. Americana)-

– Poster de la Remake Americana –

22 octubre 2008 Posted by | Fantasmas, Suspenso, Terror | 5 comentarios

The Mummy 3 – Tomb of the Dragon Emperor

Las dos primeras partes de la saga de renovada momia fueron un exito de taquilla indiscutido. Ambas dos era muy divertidas, llenas de elementos fantasticos e increibles efectos especiales que hacian las delicias de los mas pochocleros espectadores. Tenian una trama, simple e ilusa, donde se sostenia toda la accion, que siendo el fuerte de las cintas, demostraba tener la fuerza suficiente en su ritmo como para entretener durante todo el metraje y no aburrir ni un solo segundo. Pero como todo tiene un fin, asi lo tuvo, al menos para los fanaticos, esta saga, que termino en trilogia de la forma mas baja que uno podia esperar. La tercera parte ya no nos presenta a la bella Rachel Weisz, que por mas alarde que haga de ser una actriz de renombre y de “cosas serias”, no deberia olvidar que peliculas como esta le dieron su salto a la fama. Weisz es reemplazada por la tambien bella Maria Bello, que quizas sin grandes papeles en su historia, necesitaba de un poco de comercialidad en su carrera. Brendan Fraser vuelve en ese papel tan insulso que supo plasmar en las dos entregas anteriores, solo que parece que esta vez se olvido de actuar como un americano y ese acento ingles se le pego hasta en los movimientos bruscos que tiene, aunque quizas se lo podamos otorgar al paso del tiempo. Los efectos especiales, en ciertos momentos son muy bueno, pero innecesarios, ya que la cinta abusa de su propia e implicita fantasia, al tomar una historia epica de cualquier cinta china que se precie y bastardearla con elementos de fantasia mal plasmados. La estructura de la cinta peca por la falta de fuerza evidente en sus escenas, y la pelicula, si bien se hace larga, parece una bola de situaciones que se suceden sin algun hilo conductor que las centre en un mismo cometido. Ver a Jet Li, uno de mis idolos orientales, en un papel como este realmente me da pena, ya que las peleas en las que el pone sus movimientos son lo mejor de la pelicula, y lastimosamente son solo 2 y de corta duracion.
Dejar esta franquicia en manos del director Rob Cohen (The Fast and the Furious, xXx, Stealth) para muchos fue una sabia decicion… hasta que vieron que el resultado final caia aun mas bajo que el resto de sus pauperrimas cintas. The Mummy 3 – Tomb of the Dragon Emperor, solo es otra muestra del bajisimo nivel de Hollywood, y una explicacion del por que tantas cintas independientes estan triunfando por todo el mundo, cintas que tiene algo que esta no tiene: originalidad.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 2/10

21 octubre 2008 Posted by | Accion, Aventuras, Comedia | 3 comentarios