Yakuza Horror

Por que el cine es un todo.

Dead Silence.

Como si se tratase de un spin-off de la saga “Saw”, productores y escritores de la sangrienta trilogía (hasta ahora) vuelven a juntar ideas para llenar la pantalla de terror inducido por horribles títeres de ventrílocuo. El tema estético puede ser dividido en varios apartados. Por un lado, tenemos un fotografía mas que normal, colores y escenas que no aportan demasiado al film. Por otro lado, tenemos los efectos visuales digitales, que si bien no son demasiado por que el director quería mantener vigente a “la vieja escuela”, recrean increíbles y realistas locaciones inexistentes, y también están los efectos de maquillaje y prostéticas, que son de lo mejor, con una recreación de personas humanas minuciosamente impecable y maquillajes de desgarros de piel sobrecogedores, así como el color de la sangre que impacta en la pantalla. Por ultimo, tenemos los climas creados por la niebla, neblina y una continua oscuridad que sumándose a una convincente banda sonora y a una iluminación tenue y obstaculizada, generan ambientes densos y acongojantes, creando así los momentos de suspenso tan buscados. Las actuaciones son un punto a favor: cada personaje lleva su papel al extremo pudiendo generar entre todos un aceptable concepto de los diálogos, no quedando estos pausados ni vacíos. De la misma manera, el manejo de los protagonistas por parte del director es impecable, buscando cada detalle del mismo sin dejarlo pasar, y haciéndolo parte de la dinámica narrativa, para termina de darle forma a una historia simple y un tanto débil en ciertos momentos. A pesar de todo esto, el papel del policía cae en lo común y se torna un personaje demasiado estereotipado, con gestos absurdos y previsibles. El fuerte de la película reside en el misterio, y no tanto en el suspenso como era de imaginarse. El guión esta preparado para que no entendamos bien lo que pasa y ahí es donde la trama se vuelve atrapante, sin demasiados altibajos, dejándose llevar por el transcurso mismo del film.

Un joven recibe misteriosamente en su casa, un títere de ventrílocuo. Ese muñeco pertenece a una antigua historia de fantasmas, a una leyenda del pueblo de la que pocos quieren hablar y a la que todos respetan. Luego de recibir al muñeco, el joven deja a su novia sola en la casa y sale a hacer una compras. Al volver, encuentra a su novia brutalmente asesinada, dispuesta sobre la cama como si fuese un títere y con la lengua arrancada. Recordando la leyenda, y teniendo en cuenta la reciente aparición del muñeco, el protagonista se pondrá a investigar por el pueblo esta historia de fantasmas, y averiguar que es lo que esta pasando, para entender la muerte de su pareja, demostrar su inocencia frente a la ley y escapar de una muerte segura.

El director y escritor es James Wan, director de la primer Saw, y productor de la segunda, la tercera y la inminente cuarta parte. Actúan Ryan Kwanten (Flicka, Liquid Bridge, America Brown), Donnie Wahlberg (Saw 2&3, The Sixth Sense, Annapolis), la hermosa Amber Valletta (Premonition, Transporter 2, Hitch) y Bob Gunton (The Perfect Storm, Patch Adams, Demolition Man).

El cierre culminante del film es su final, dotado de una inesperada aunque poco sustentada vuelta de tuerca. Demasiados ingrediente a la hora de contar el film sacados de la saga Saw, hacen que la película no pueda brillar por si misma.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 7/10



28 junio 2007 Posted by | Fantasmas, Suspenso, Terror | 1 comentario

Hot Fuzz.

En el 2004, y muy a las escondidas, sale una película que mezclaba el terror y la comedia. Se trataba de dos ingleses mas ingleses que las invasiones, que, en parodia a cualquier film de zombies, intentaban escapar de una invasión de muertos vivos. La terrorífica parodia contaba con buenos efectos especiales, buena fotografía… todo su aspecto técnico era mas que aceptable. Pero caía un poco en su intento de comedia: alguna que otra situación irreverente y nada mas. Pero el producto final convencía, si bien tenia sabor a poco, la calidad y la “originalidad” de la cinta daba que hablar, y con el tiempo, los dos actores principales y su director fueron haciéndose conocidos gracias a esa película llamada “Shaun of the Dead”. Tan conocidos que los dos personajes principales obtuvieron un cameo en la mismísima vuelta al cine de George A. Romero con su floja “Land of the Dead”. Y el director… fue elegido por Tarantino y por Rodríguez para dirigir uno de los trailers falsos en su nuevo producto “Grindhouse”. Ya encaminados, estos tres hombres vuelven al ataque ahora con un policial que se orienta a la comedia absurda. Nuevamente, la estética es un punto sin descuidar: los colores son vivos y bien distribuidos por la pantalla, ayudando a recrear ciertos aspectos necesarios para contar la historia que se nos muestra. La fotografía, quien encierra todos estos detalles, es minuciosa y convincente y si bien el film no será recordado por este apartado, es correcta para la cinta. La edición es rápida y vertiginosa, correspondiéndose con el ritmo narrativo del film, donde la mayor parte de la comicidad esta entremezclada en diálogos rápidos y constantes, llenos de bromas sutiles y espontáneas, así también como de grandes y evidentes escenas que rozan lo absurdo, todo de la mano de un típico pero renovado humor ingles. Pero para entretener a un espectador pretencioso, no bastaba solo con humor. Por eso mismo, deciden hacer mas frondoso el guión y dotarlo de géneros anexos, como el misterio y la intriga. También, otro fuerte del film es la acción, que así como el terror grafico sorprendía en Shaun of the Dead, aquí sorprenden las continuas explosiones y ráfagas de balas hacia todos lados que comienzan a irrumpir hacia el final de la cinta, todas ellas llevas de la mano de excelentes efectos especiales. Los efectos sonoros que ayudan a la edición son perfectamente sincronizados y quedan perfectos para los climas creados con los tomas en primer plano, generando rápidas secuencias que generalmente terminan mostrando un hecho absurdo como complemento del tecnicismo. La banda sonora, si bien en varias ocasiones sirve para el lado cómico del film y no es de mi agrado, pega con las escenas pensadas y da un agradable resultado final.

Un policía de Londres, considerado el mejor, es ascendido a sargento y trasladado a una ciudad de campo por que su excelente desempeño en la fuerza opaca al resto de la brigada, que tiene una baja cantidad de arrestos y casos resueltos. Ya instalado en el pequeña ciudad, comienza a darse cuenta que encajar allí es mas difícil de lo que pensaba, y que esa particular comunidad que vive tranquila por no tener crímenes hace 20 años, oculta mas secretos de los que revelan.

El film esta dirigido por Edgar Wright (Shaun of the Dead, A Fistful of Fingers, Funky Pete), quien también escribió el film junto a su protagonista Simon Pegg (Mission: Impossible III, Shaun of the Dead, The Reckoning). Lo acompañan su inseparable compañero Nick Frost (Penelope, Kinky Boots, Shaun of the Dead), a quien se le suma Bill Nighy (Underworld 1&2, Pirates of the Caribbean 2&3, Shaun of the Dead) y Timothy Dalton (The Rocketeer, Licence to Kill, Flash Gordon).

Un sólido producto, entretenido de principio a fin tantos por su comicidad como por su variedad de géneros. Casi como homenajeando a Shaun of the Dead, hay un par de escenas con “gore” creadas por FX que son dignas de mirar una y otra vez.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 8/10




– Otros Posters –


27 junio 2007 Posted by | Accion, Asesinos, Comedia, Recomendados | Deja un comentario

Goal 2: Living The Dream.

A los fanáticos del fútbol ya nos parecía un poco incomodo que se hagan film sobre miles de deportes extremos y no sobre el mayor deporte en importancia del mundo. Hace 2 años, nace la trilogía inglesa llamada Goal. Allí se mostraba a un joven mexicano, viviendo en los EE.UU. ilegalmente, y limpiando piscinas para sobrevivir, que tenia magia en sus pies respecto al balón. En un partido de una pequeña liga donde el era la estrella indiscutida, un ex jugador del NewCastle lo ve y lo lleva a probarse a su club. Tras varias situaciones propias de un drama, el jugador queda en Inglaterra y comienza a hacerse famoso. En esta segunda parte, si bien el director no es el mismo, se mantienen fieles los personajes y la línea argumental, pero el guión se centra mas en las relaciones humanas que en el fútbol, diferencia que cambia un poco el rumbo de este film respecto a su original. Manteniendo la estética visual, este film también se destaca por excelentes tomas aéreas, planos abiertos en increíbles locaciones mundiales, minuciosos movimientos de cámara, así como también trabajados encuadres, seguimientos de cámara y planos en las escenas durante los partidos. Para complementar un todo, el tratamiento de los colores y la fotografía, rozan la perfección, llenando las imágenes de contrastes, colores brillantes, luces y una lista de detalles que le dan vida al film. La banda sonora no se queda atrás: siguiendo el estilo de la primera parte, el ambiente “feliz” que le dan los temas que se pueden escuchar durante el transcurso de la cinta son en su mayoría de bandas inglesas. También siguen con el drama moral: en su primera parte, era por cuestiones de raíces, orgullo, y un tema puntual con un padre que no creía en los sueños de su hijo. Esta vez, son dos los temas tratados. El primero, se basa en las desventuras que tiene el protagonista con su novia, que, a punto de comprar una casa para vivir juntos y casarse, lo convocan desde otro país, situación que con el tiempo provoca una separación en la pareja. El segundo, y a mi entender un tema que esta mal tratado en el film, es la aparición de la madre y un hermano del protagonista, lo que hace que la cinta se bandee entre la acción del fútbol, donde nos quedamos con sabor a poco, y el drama pleno de las relaciones, lo que hace que la película, por momentos, cree climas densos por intentar capturar los sentimientos de cada personaje. Este apartado tiene un tratado demasiado rápido, con personajes que de la nada cobrar una gran importancia, dejando de lado a otros personajes que eran casi principales en el film, creando un desequilibrio argumental que afecta directamente el entretenimiento que el director intenta mostrar. Mas comercial que su primera parte, esta vez las propagandas, además de ser mas importantes, son mas notorias. La participación de famosos jugadores del fútbol mundial es mayor y hay una lamentable idolatría a David Beckham, quien termina siendo el héroe de la película.

Jugando para el NewCastle en Inglaterra, Santiago es contratado por el Real Madrid. A punto de irse a vivir con su novia y haciendo planes para el casamiento, debe irse a vivir a España. La lejanía, sumándole los excesos de la fama y la aparición de otra mujer sin escrúpulos que hará lo que sea para conseguir lo que quiere, llevan a la ruptura de la pareja. Mientras a Santiago le cuesta adaptarse al ritmo del Real Madrid, se va dando cuenta que va perdiendo las relaciones importantes que tiene, como la de su novia, la de su mejor amigo también jugador del Real y la de su manager, que intenta dejarlo solo. Y para culminar el drama, aparece un pequeño hermano de Santiago, que lo lleva a descubrir un secreto que su familia tenia guardado: el de su madre, con quien se reencuentra luego de que ella los abandone de pequeños.

Esta vez, al mando del film, se encuentra el español Jaume Collet-Serra con su segundo film, quien salto a la fama tras dirigir a la problemática Paris Hilton y a la hermosa Elisha Cuthbert en House of Wax. El reparto es el mismo de la primera parte, y consta de Kuno Becker, Alessandro Nivola, Anna Friel y Stephen Dillane, a quienes se le suman el legendario Rutger Hauer (Batman Begins, Blind Fury, The Hitcher) y David Beckham, quien comienza a hacer sus primeras incursiones en el cine.

Si bien la película se desfigura un poco, es una fiel continuación y puente para una tercera e inminente saga planeada para el 2008: al final de la cinta, antes de los títulos, podemos observar la frase “TO BE CONTINUED”, haciéndonos recordar a la famosa trilogía de Volver al Futuro. Vale destacar una escena digna del anime “Supercampeones”, donde en la final de la Champions, Roberto Carlos tira un centro al área y Santiago Munez empalma al balón de bolea clavándolo en un ángulo, situación muy parecida a cuando, desde un centro de Roberto Carlos también, Zinedine Zidan hace un golazo en la final de Champions contra el Bayer Leverkusen.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 7/10

A Falta de Imagenes el Trailer

25 junio 2007 Posted by | Deportes, Drama | Deja un comentario

The Condemned.


Nuevamente, Lionsgate y WWF Films se unen para traer a la pantalla a un enorme luchador de lucha libre. Originalmente, fue Dwayne ‘The Rock’ Johnson, mas conocido como “La Roca”, quien dio el gran salto y fue nombrado como el sucesor de Schwarzenegger en cuanto a héroes de acción. Después le toco el turno a Glen Jacobs (mas conocido como Kane) en la película See No Evil, film de terror adolescente slasher que pocos fanáticos cosecho. Le siguió John Cena con el film The Marine, intento ridículo de un producto de acción. Y ahora, le toca el turno a “Stone Cold” Steve Austin, luchador de luchadores en su época, que si bien se encuentra un poco crecido, no ha perdido nada de su brutalidad o de su aspecto físico imponente. El film hace notar con una demasía de repetidos comentarios, la diferencia que según ellos existe entre su primer mundo y los países tercermundistas, sin perder la oportunidad de despacharse contra eternos enemigos como México, Arabia y Rusia. También, en un plano sociológico, tiene algunos mensajes con aire de moraleja, que juzgan de una manera implícita el uso de Internet a nivel mundial, o la codicia desenfrenada de los productores de programas con formato de “Reality Show”, que llegan a mostrar hechos impensados con tal de ganar audiencia y, por consiguiente, dinero. Para ser un film de acción donde su fuerte son las escenas de lucha, estas están editadas de una forma rápida y brusca, con continuos movimientos de cámara desenfrenados intentando captar la esencia de los golpes desde un punto de vista más personal, pero que no dejan apreciar claramente las brutales coreografías que llevan a cabo los distintos personajes. Y en el manejo de personajes es donde el film comete el primer error: primero, se nos muestra a más de 10 personajes distintos, cada uno con sus problemas y particularidades, y comienza un guión donde al parecer, la conducta de cada uno de estos personajes va a ser lo que vaya desencadenando los hechos. Pero después, esa importancia que se les dio en un principio, se vuelve obsoleta cuando en un abrir y cerrar de ojos se los va eliminando para quedar, obviamente, el bueno y el malo. Las muertes, centro de atención del “reality” al cual los participantes se exponen, son demasiado trilladas, carentes de originalidad, como el resto de la película, que se puede decir que es una mezcla de “La Fortaleza”, “Carrera Contra la Muerte” y la serie “Lost”. Los efectos son pocos y carentes de pasión, simples en su concepto y en su creación. El intento de mensaje moral que pretende la historia es realmente absurdo, y se va de foco en un guión plano, sin altibajos, sin grandes emociones, lineal de principio a fin.

La historia trata sobre un codicioso productor que crea un reality show que será transmitido vía Internet a todo el mundo. Los participantes de este show son 10 presos de máxima seguridad que tendrá que ir de un lado de una enorme isla hacia el otro, matando a sus oponentes para sobrevivir. Quien logre este cometido, ganara su libertad. Pero lo que no saben es que dentro de estos 10 reos, hay un soldado que esta preso por error, y a fuerza de los golpes se hará un lugar en la final para vengarse y hacer entrar en razón a una nación entera.

El film esta dirigido por Scott Wiper (A Better Way to Die, Captain Jack, The Return of Wes Lauren) quien deja un pobre panorama sobre su desempeño como director. Actúan ‘Stone Cold’ Steve Austin (The Longest Yard), Vinnie Jones (X-Men: The Last Stand, Snatch, Lock, Stock and Two Smoking Barrels) quien realiza un trabajo actoral realmente increíble, la bella Tory Mussett (Boogeyman, Peter Pan, The Matrix Reloaded) y Robert Mammone (The Great Raid, Man-Thing, Salem’s Lot).

Con un final realmente digno del olvido, tirando toda la buena acción que puede suponer el film, la película acaba siendo un producto flojo, del montón, una cinta que no deja lucir a un personaje como Stone Cold Steve Austin.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 6/10



19 junio 2007 Posted by | Accion | 3 comentarios

The Hills Have Eyes 2 (El Despertar del Diablo 2)

Hace varios años, precisamente en 1985, Wes Craven, quien estaba revolucionando el terror del momento con sus clásicos films slashers, creaba la continuación de uno de sus mejores film, “The Hills Have Eyes”. Si bien esta segunda parte no estaba a la altura de la primera, el film era convincente, crudo y shockeante como se esperaba. Pero los más cultos del cine describen a esta saga como un gran representante del género. Años más tarde, apadrinado por el mismo Craven, el director Alexandre Aja lleva a cabo la remake de la primera parte. Los resultados fueron buenos: dignas escenas slasher, sangre… en fin, terror del bueno. Los números cerraron. Un año más tarde, con Craven de nuevo supervisando, llega The Hills Have Eyes 2… sin pena ni gloria. Ni gore ni slasher, el film intenta asomar la cabeza con algunas escenas fuertes, bien hechas por cierto, pero con una notable falta de fuerza. Pasados los 30 minutos de cinta, el film si se vuelve un tanto violento, compuesto por escenas de suspenso realmente atrapantes que se suceden una tras otra con un ritmo frenético, creando algunos climas verdaderamente inquietantes. Al film, más allá de todo, le falta una buena historia. Este guión se aleja un poco del film original, siendo una historia cerrada, hermética, que no permite mas de lo que se ve. Aburre no por sus escenas, si no por su igualdad desde el principio hasta el fin. Es como si fuese todo una gran escena: los escenarios, las situaciones, el suspenso, las persecuciones… solo varia la forma en la que mueren los protagonistas, que tampoco es un punto demasiado detallado. Lo que si podemos destacar son los variados recursos que se utilizan para darle vida a las escenas de suspenso, recursos que llenan de tensión el film dejándonos los nervios helados, aunque escenas como esta hay pocas y nos quedamos con ganas de mas. La estructura en si, cae en lo mismo que la historia, un desarrollo plano que no tiene grandes obstáculos ni grandes emociones. El apartado realmente destacable es el de los efectos visuales, plenamente prostéticos, con brazos, torsos y demás partes del cuerpo por doquier. Sangre a montones y desmembramientos memorables, aunque con sabor a poco. El diseño de los personajes esta vez esta tratado de otro punto de vista, haciéndolos menos “deformes” pero mas agresivos, lascivos y asquerosos. Los efectos visuales son quizás, el punto que le otorga más emoción y realismo al film.

La historia se remonta a un par de años luego de la primera parte, cuando el ejército, a partir de los asesinatos cometidos en la zona, manda a monitorear por completo el área. El equipo de técnicos designados del ejército nunca regresa y se pierde todo contacto con ellos. A causa de esto, un grupo de soldados es enviado a ver que esta pasando. Cuando llegan, se encuentran con que no hay nadie en el lugar, ni siquiera el más mínimo indicio de vida.

El director de esta segunda parte es Martin Weisz (Rohtenburg, 60 Seconds) dándole “vida” a un escrito del mismo Wes Craven junto a su hijo Jonathan Craven. Actúan Michael McMillan (Dimples, Dorian Blues, Out of Courage 2: Out for Vengeance), Jessica Stroup (Left in Darkness, Vampire Bats, School for Scoundrels), la ex modelo de la agencia Ford Daniella Alonso (Hood of Horror, Academy Boyz, All You’ve Got) y Jacob Vargas (Dragonfly, Flight of the Phoenix, Jarhead).

Una película simple, que apunta solo a mostrar unas muertes asquerosas pero no va mas allá de eso, y termina siendo un pobre producto, quizás una verdadera decepción para los admirados de Craven y de sus clásicos Slasher. Un género que en primera, va perdiendo fuerza. Los verdaderos exponentes están en los films clase B.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 6/10



– Posters de Argentina y Brasil –

11 junio 2007 Posted by | Accion, Asesinos, Remake, Suspenso, Terror | Deja un comentario

The Messengers ( Los Mensajeros )

Oxide Pang Chun y Danny Pang son dos directores chinos que en pocos años y con pocas películas en su haber, se han convertido en éxito de masas y posibles directores de culto gracias a la trilogía que crearon llamada “The Eye”. Para mostrar que podían hacer mas que eso, se lanzaron con un increíble film también de terror donde los efectos especiales se hacían protagonistas llamado “Re-Cycle”, que para sorpresa de muchos, también fue un éxito tanto en recaudación, así como también un ejemplo de buen cine de genero. Estados Unidos suele absorber a todos estos directores con tentadoras producciones, mucho dinero de por medio, buenos actores, aunque el precio a pagar es alto: los directores pierden un porcentaje de creatividad, donde se tienen que ajustar a horarios, tiempos, plazos e incluso, tienen que diagramar la historia contada para que se adapte mas al publico americano que al asiático. De esta forma, es como grandes creadores de películas orientales terminan haciendo, con mucho más dinero y publicidad, peores películas que en su país natal. Exactamente, este es el caso de The Messengers, película dirigida por los hermanos Oxide y Danny Pang, producida entre otros por Sam Raimi (Evil Dead Trilogy, Darkman, Spiderman Trilogy). El guión es un punto a discutir… es poco original, ya que habla de la típica casa embrujada donde están los fantasmas de victimas de asesinatos que asustan a todos sin razón aparente cuando lo único que quieren es que su muerte sea vengada. Más allá de eso, la acción transcurre demasiado rápido. La dinámica narrativa es innecesariamente vertiginosa, llevando a que se sucedan escenas con importantes resultados en la trama que poca explicación o sentido tienen con el resto del film. Así mismo, y por lo mencionado anteriormente, la película se vuelve un tanto obsoleta, perdiendo el sentido que estos “fantasmas” le dan a las escenas de suspenso. Hablando de estas, ahí si se nota la mano de los hermanos Pang: el film se compone de escenas de suspenso realmente acongojantes, perfectamente construidas por los climas logrados creando así una incomodidad en el espectador que ayuda al desenlace de cada momento oscuro. Los efectos visuales son muy similares a los de toda producción asiática… el diseño de personajes y el movimiento de los mismos es un punto estancado del que estas producciones tendrían que salir… ya que no sorprende mas ver a niñas sucias con pelos largos contorsionándose en cada uno de sus movimientos.

La historia cuenta sobre una familia compuesta por madre, padre, hija adolescente problemática y pequeño niño que tras un accidente ha dejado de hablar por propia elección. Todos juntos, alejándose de la ciudad para entablar una vida económica mejor, se mudan a una granja en medio del campo. Mientras comienzan a instalarse, extraños sucesos comienzan a ocurrir y fantasmas que habitan la casa son solamente vistos por el mas pequeño de la familia, quien no conoce aun el miedo o el peligro y que, además de eso, no puede explicar lo que ve. Poco a poco, mientras los fantasmas van cobrando más protagonismo, la joven protagonista también los empieza a ver y comienza a ser atacada por estos, produciendo una fuerte pelea en la integridad de la familia ya que los padres creen que su hija les miente para regresar a la ciudad.

La historia esta a cargo de Todd Farmer, quien escribió el rotundo fracaso llamado Jason X. Las actuaciones están encabezadas por Kristen Stewart (Zathura: A Space Adventure, Cold Creek Manor, Panic Room), Dylan McDermott (The Blue Iguana, Miracle on 34th Street, y mas conocido por la serie “The Practice”), Penelope Ann Miller (The Shadow, The Relic, Carlito’s Way) y John Corbett (Raising Helen, My Big Fat Greek Wedding, Serendipity), quienes entregan unas actuaciones realmente mediocres, sin contar la de la joven Stewart que encarga bien su papel.

El film es una gran decepción. Luego de haber visto la trilogía que marco el comienzo de estos directos, vuelve a reafirmar que el dinero en el cine no es todo y que el estilo asiático poco tiene que ver con el terror convencional americano. Un desperdicio de dos directores que no supieron plasmas con todos los recursos que tuvieron es sus manos, una simple historia que termina aburriendo por momentos y que, para culminar peor aun, tiene un desenlace predecible y un final feliz como si de una comedia romántica se tratase.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 6/10

6 junio 2007 Posted by | Asesinos, Fantasmas, Suspenso, Terror | Deja un comentario

Eli Roth (Director)

Nombre

Eli Roth

Fecha de nacimiento

18 abril 1972

Lugar de nacimiento

Boston (EE.UU.)

Filmografía

Hostel 2 (2007)

Hostel (2006)

Cabin Fever (2002)

The Rotten Fruit (2000)


Eli Roth, quien se hizo conocido al dirigir ‘Hostel’, es amigo íntimo de Quentin Tarantino. Su primera aparición en el medio fue en el 2002 en el Festival de Cine de Toronto, donde presento su truculenta visión de muertos vivos llamada “Cabin Fever”, la cual poco a poco se va encaminando como un film de culto. Recientemente ha dicho que tiene un nuevo proyecto en mente: se trata de ‘Trailer Trash’ (o Trailer Basura, algo así) que estará compuesta de, aproximadamente, unos 30 trailers falsos (de películas inexistentes creadas por el mismo), al estilo de lo que hizo el o Rob Zombie para ‘Grindhouse’ ( de Tarantino y Rodríguez ). Roth dijo sobre el proyecto: “Voy a hacer una película sólo de trailers falsos, como ‘Thanksgiving’, llamado ‘Trailer Trash’. Quiero hacer una película como ‘Borat’ o ‘Jackass’, que son completamente ridículas, totalmente tontas y absurdas, así con todos los fake trailers. Tengo una idea genial para atarlo todo y que en realidad funcione como una película”. Edgar Wright, Greg Nicotero y Robert Rodriguez están dispuestos a participar en esta ocurrente y original película. El director espera poder completar parte del trabajo antes de ponerse a filmar ‘Cell’, adaptación de la obra del maestro del terror Stephen King.

Empezó a trabajar en la industria a los 18 años, como asistente de producción, pagando el precio de piso. Roth comenta: “He trabajado en más de cien películas, como asistente de dirección, de producción, cámara, cásting, de todo. Conozco cada faceta del negocio. Me llevó 8 o 10 años hacer ‘Cabin fever‘ ya que me llevó mi tiempo juntar el dinero, por eso trabajé tanto. Tenía mi guión, tenía más de cien razones para hacer ‘Cabin fever‘, estaba completamente documentado. Y cuando la hice fue un gran éxito. La película ganó más de cien millones de dólares y me costó sólo uno. Pero antes de eso… es muy difícil. ¿Sabes? Si te gusta la medicina no piensas, quiero ser doctor, quiero ser cirujano, te compras un bisturí y eres cirujano, y ¿qué tal si te gustan las leyes?, te compras un portafolios, te vas a la corte y ya eres un abogado, nadie piensa eso, ¿verdad? Pero todo el mundo piensa, me gustan las películas, yo puedo ser director y… ¿sabes? No se puede. Quentin fue asistente de producción, él hizo cosas antes de ‘Reservoir Dogs‘. Tienes que trabajar, tienes que aprender antes de hacerlo. Trabajé durante diez años llevando cafés en los sets”.

Eli Roth es de esos directores que, por ser fanáticos de un género, siempre aterrizan en el momento de oro de dicho movimiento. Así como Rob Zombie reproduce en sus cintas el terror de los 60, Eli Roth se inclina unos años mas adelante, y opta por revivir el cine de fines de los 70 o principios de los 80, ese terror visual que tantos admiradores produjo en el mundo por hacer festines de sangre y entrañas. Momentos del cine donde nacieron los mejores directores de FX, tanto de maquillaje como de prostéticas, donde aun el método del Stop Motion era usado para generar personajes. Ejemplos como Evil Dead de Sam Raimi o Bad Taste de Peter Jackson pueden ser dos de los films claves, pero anteriormente también tenemos películas como Alien o El Exorcista que, si bien no se acercan al Gore que estos directores proponen, son fieles representantes del Terror de esa época, películas que hoy en día todavía resuenan en cualquier videoteca que se digne. Esto es lo que Roth intento con Cabin Fever, y le que pretende intentar con su cine, un cine sin rotular que termina siendo nada mas ni nada menos que LO QUE EL QUERIA HACER, sin presiones, alejándolo de que puedan catalogarlo como un director comercial.

Un fiel ejemplo de un extraño hombre que ama el cine.

Lucas Robledo.


4 junio 2007 Posted by | Personajes del Cine | Deja un comentario