Yakuza Horror

Por que el cine es un todo.

Beneath Still Waters (Bajo Aguas Tranquilas)

Juntemos datos: tenemos una empresa productora como Filmax (Películas para no dormir Saga, Beyond Re-Animator, Romasanta) que se une a otra gran productora como Fantastic Factory (Faust: Love of the Damned, Dagon, La Monja) y una distribuidora como Lionsgate (The Descent, The Devil’s Rejects, Hostel, Trilogía Saw, Lord of war, See No Evil, Crank, y cientos de otras). A ellos sumémosle nombres como el productor Julio Fernández (Kilómetro 31, The Abandoned, Frágiles) y el director Brian Yuzna (Bride of Re-Animator, The Dentist Saga, Faust: Love of the Damned), en un film basado en la novela de Matthew Costello, quien escribió los guiones de videojuegos como Doom 3, The 11th Hour y The 7th Guest. En otra situación, los fanáticos del terror clase B tendrían que estar mas que contento. Pero en este caso, no. La dinámica narrativa del film es bastante mala, llevándonos escena por escena sin mucha cordura y conexión, siendo también culpables de la rigidez de la cinta las malas actuaciones por parte de los actores. Técnicamente, si bien se nos intenta adentrar en un mundo pesadillesco, la fotografía es demasiado simple, utilizando luces forzadas que le otorgan poco realismo a las imágenes, tanto las filmadas de noche como las filmadas de día. Los diálogos también son muy forzados, por momentos incoherentes, creando situaciones que poco tienen que ver con cualquier detalle del guión, haciendo un tanto fuera de foco a la visión original de la cinta. Estos diálogos, tranquilamente se pueden sacar de contexto, ya que no coinciden que ninguna parte del film, así como muchas de sus escenas, arruinando la última coherencia que podíamos esperar de la historia. Sin mejorar el clima, los efectos especiales son un apartado bastante pobre y clásico, sin buscar innovar o sorprender, mezclando lamentables imágenes digitales con efectos de la vieja escuela que tanto caracterizan a las producciones de Fantastic Factory y a las películas de Brian Yuzna.

La historia empieza en España, precisamente en 1965. Una cuidad del norte del país va a ser inundada, aunque poco se conocen los motivos. Mientras los aldeanos son desalojados hacia las periferia y la cuidad queda desolada, dos niños deciden ir a hacer travesuras por el lugar. De esta forma, llegan a una casa en particular atraídos por un fuerte resplandor, gritos y pedidos de ayuda. Ahí dentro, uno de los niños se aventura a “rescatar” a un hombre maniatado, para que este, en una brutal escena, lo mate de la forma mas inesperada. El otro niño sale corriendo del lugar. 40 años después, en vísperas del aniversario de la construcción del dique que protege a las cercanías de la cuidad inundada, extrañas muertes en el lago y una gran fisura en la pared principal del dique alarman a la cuidad, junto a bruscos temblores en la tierra. Toda la historia empieza a desarrollarse cuando un fotógrafo y una periodista comienza a investigar las muertes en el lugar, para llegar a la (obvia) conclusión de que la cuidad bajo aguas contiene una maldición que esta esperando para salir.

Como ya hablamos del director, podemos mencionar que participan en la película Michael McKell (The Low Down, Blood, Bar), Raquel Meroño (The Mark, Dagon, Airbag), Charlotte Salt (The Whistle-Blower, The TV Set, Beowulf) y Patrick Gordon (Gangs of New York, Devil’s Gate, The Second Quest), un grupo de actores ingles y españoles que se mezclan entre tantos otros de segunda, sin contar que si bien la producción es española, esta filmada es España, y, los actores son españoles, todos hablan en ingles, notándose abismalmente el acento con el que hablan.

Sin fuerza alguna, la película termina igual de absurda como su comienzo y su trama central. Predecible en toda su extensión, los fanáticos del terror solo obtenemos otra gran decepción cuando, equivocadamente, esperábamos más.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 3/10

—-Otros Posters—-

27 abril 2007 Posted by | Fantasmas, Suspenso, Terror, Zombies | Deja un comentario

Night at the Museum (Una Noche en el Museo)

Veamos: uno de los directores es nada menos que Chris Columbus. Su nombre también lo podemos encontrar como productor en películas como Fantastic Four, Harry Potter Saga o Bicentennial Man. Como director, en Harry Potter and the Sorcerer’s Stone y Harry Potter and the Chamber of Secrets, o Home Alone y Home Alone 2. Como escritor, en Gremlins 1 y Gremlins 2. Otro de los productores es Mark A. Radcliffe, quien también produjo Fantastic Four 1 y 2, Harry Potter 1, 2 y 3, y Home Alone 1 y 2. El director es Shawn Levy, padre de películas como The Pink Panther, Cheaper by the Dozen y Just Married, entre otras. Mas alla de de los actores principales, podemos encontrar a Dick Van Dyke (Mary Poppins, Dick Tracy, Cold Turkey), Mickey Rooney (Erik the Viking, Arabian Adventure, Donovan’s Kid), Bill Cobbs (The Cotton Club, The Color of Money, The Bodyguard) y Owen Wilson (Armageddon, Shanghai Noon, Zoolander) en participaciones especiales. Efectos especiales a cargo de empresas como Rhythm & Hues, Rainmaker o Weta Digital. Con un elenco encabezado por Ben Stiller (Meet the Fockers, Starsky & Hutch, Zoolander), Carla Gugino (Sin City, Spy Kids, The One) y Robin Williams (Patch Adams, What Dreams May Come, Jumanji).

La historia trata sobre un hombre separado que lleva una vida social y laboral inestable. A causa de esto y de sus constantes cambios de trabajo y de lugar de residencia, su ex esposa le dice que ya no es buena idea que su pequeño hijo pase tiempo con el, al menos hasta que consiga un trabajo fijo y un lugar donde quedarse. De esa manera, el niño no tendría consecuencias psicológicas por culpa de su padre. Tras unas duras pero reales palabras de su hijo, el protagonista decide sentar cabeza, y busca desesperadamente un trabajo. Así es como consigue el puesto de cuidador nocturno en el museo de historia. Todo va bien, hasta que de noche… escondidos de la realidad del mundo, cada objeto inanimado del museo cobra vida.

Con ese argumento sigue el resto de la película y en ese guión se sostiene, como de una cuerda floja, la continuidad y la dinámica del film, un film que ajusta pocos tornillos, hecho para que retumbe, pero apenas si logra sacar algún chasquido. A pesar de sus productores y directores, y si bien los efectos especiales son muy buenos (a excepción de algunas superposiciones bastante lamentables) la película recae en el latiguillo de los efectos, sin dejar trabajar la imaginación, siendo totalmente explicita y absurda, como si primero se hubiesen construido los elementos digitales, y a partir de ellos, se hubiese armado una simple historia. Y digo simple, por que es así: el guión es plano, sin grandes momentos y dotado de unos diálogos pobres, que para tratarse de una comedia, poco hacen reír, así como sus situaciones con los personajes. También podemos decir que, a pesar de los grandes actores que tiene, el tratado de ellos por parte del director es casi un punto ausente, ya que cada actor hace sus “típicas presentaciones”, gastadas y usadas en los principales films donde se destacan. Mas allá de eso, las actuaciones tampoco son notables, la construcción de personajes es bastante simple e incluso, la suma de la comicidad de tres grandes como Stiller, Owen y Williams, deja mucho que desear.

A pesar de ser una película orientada a los niños, es de lo más bajo que se hizo en los últimos años, no pudiéndola hacer competir contra otros grandes de la comedia infantil, incluso, con grandes de otras épocas, donde los FX no eran corrientes y donde los “grandes actores” no participaban en este tipo de films. Con un importante dinero invertido, la película decepciona y aburre a grandes, y hace dormir a chicos, a quienes los mensajes morales poco les interesan.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 4/10


24 abril 2007 Posted by | Aventuras, Comedia | Deja un comentario

Deja Vu.

Productor, director, actor. Ingredientes que, si se mezclan con grandeza y cada uno por separado tiene su propia vida, son infalibles. Como toda película de acción pensada para arrasar con las taquillas mundiales, el comienzo es una larga y cómplice escena con despliegue de producción increíble, efectos más increíbles aun, y es el hecho que desencadena, sin más preámbulos, la trama del film. Y no solo eso impacta. Cuando hay sumas de dinero de por medio, mas allá de lo obvio, hay detalles magníficos que poco son tenidos en cuenta, como por ejemplo, las constantes tomas aéreas que solo sirven como intersección entre una escena y otra. Como si fuese poco, el film cuenta, además, con un inteligente guión, donde el pasado y el presente se funden en cantidades iguales, y, a pesar de su complicada temática, la película esta narrada con una maestría absoluta por su director que no resulta difícil de entender. Pero quizás el lado mas llamativo, es que durante la primera parte, se nos plantea un film policial, de acción, con algunos toques de misterio y, si se quiere, de suspenso. Luego, de un momento a otro, y sin imaginarlo, el producto se convierte en un excelente componente de ciencia ficción, que si bien trata un tema demasiado usado en este genero, lo hace de una forma inteligente y “novedosa” lo cual le da a la película una perspectiva única sobre estas fantasías científicas. Como dato aparte, se puede apreciar un parecido muy grande, aunque en otras circunstancias, con la película “Volver al Futuro 2”, cuando el Biff del futuro le roba a Marty McFly el calendario con los resultados deportivos, viaja al pasado y se lo entrega a el mismo cuando era joven, creando así un 1985 (el presente, en ese entonces) alternativo. Pero no desesperemos… incluso al “convertirse” en una película de ciencia ficción, la acción no desaparece, y si bien es poca en todo el film, las escenas que tiene son un derrame de dinero, con las típicas persecuciones en carreteras, llenas de choques de autos, y las magnánimas explosiones. La fotografía es un aspecto que si bien no es principal en el film, esta cuidado muy bien, haciendo recordar bastante a la estética utilizada por el director en “Hombre en Llamas”, también protagonizada por Denzel Washington, dupla que se vuelve a repetir en este film.

Todo comienza cuando un ferry atestado de personas, entre ellos, varios marines, mujeres y niños, explota sin causa aparente alguna. Mediante una exhausta investigación, logran encontrar partes del detonador a la orilla del río. Pero la trama comienza cuando, en la otra orilla encuentran el cadáver de una mujer, quemada, supuestamente pasajera y victima de la explosión, pero que unos jóvenes reportaron varios minutos antes del accidente. Frente a esto, se abre un nuevo caso que de alguna forma, se liga con el atentado.

Para dejar mas en claro a los responsables de esta buena película, primero tenemos que destacar al grandioso productor Jerry Bruckheimer, quien puso su nombre en la trilogía de Piratas del Caribe, la saga de Bad Boys, La Caída del Halcón Negro, Pearl Harbor, Con Air, La Roca, y tantas otras maravillosas películas de acción. El director, es nada menos que el sublime Tony Scott, padre de grandezas como Juego de Espías, El ultimo Boy Scout, Top Gun y El ansia, entre sus mas destacadas, sin dejar de mencionar que es el hermano del mismísimo Ridley Scott (Gladiator, Blade Runner, Alien). El actor principal es Denzel Washington (Inside Man, Man on Fire, Training Day) quien no necesita presentación ya que su carrera habla por si sola. Lo acompañan Val Kilmer (The Ghost and the Darkness, Heat, Top Secret!) un tanto subido de peso, James Caviezel (The Passion of the Christ, The Count of Monte Cristo, The Thin Red Line) y Paula Patton (Idlewild, London, Hitch).

Dejando un evidente “miedo” sobre los atentados del 11 de septiembre y los terroristas, también se hace mención a las desgracias que produjo el huracán Katrina, como fondo social del film. Un gran producto, entretenido y bien realizado, con un final bastante esperado por su misma temática.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 8/10


—-Otro Poster—-

18 abril 2007 Posted by | Accion, Ciencia Ficcion, Thriller | Deja un comentario

Santeria: The Soul Possessed.


De nuevo obtenemos una llamativa película que se construye a base de supuestos casos reales, que hablan sobre el demonio, apariciones y manifestaciones. En este caso, se trata de una supuesta aparición de la Virgen Maria en 1998 donde aun sigue sin explicación lo ocurrido. La película esta filmada con una bajísima calidad en todos sus aspectos, desde los elementos técnicos utilizados, pasando por su presupuesto y por la calidad de sus actores, locaciones, fotografia y todos los detalles que sabemos mencionar siempre. Pero al contrario de lo que comúnmente pasa con este tipo de productos, este en especial tiene un sobresaliente en lo que a dinámica narrativa se refiere. Su forma de narrar el film es sólida por momentos e inteligente para no caer en los pozos de la falta de producción, por eso quizás el film hace más hincapié en la trama e intenta impresionarnos con unos efectos hogareños pero editados de una forma que no molestan a la historia. El conjunto de buen gusto e inteligencia al dirigir la película, logra, sorprendentemente, atraparnos y nos obliga a adentrarnos en una historia de fantasmas de una forma que otros films con abundante producción no lo logran. Y creo que todo esto se debe a su panorámica narrativa, quizás un tanto confusa por momentos, donde el hilo de la historia no es limpio y definido, sino que se bandea entre escenas un tanto inconclusas, logrando que situaciones y personajes, así como lugares y tiempos se entremezclen causando una posible confusión en quienes la estamos apreciando. Este punto, si bien parece un detalle en contra, puede hacer un doble efecto, causando mas intriga sin ser su principal intención. Pero no todo es color de rosa: algunas escenas con aparente importancia resultan incoherentes por no tener lazo alguno en la cronología narrativa a la que el film se somete. Escenas que no encajan con lo que se nos esta mostrando, pero que, de una forma extraña y confusa, logran dejarnos una predecible señal sobre el futuro de alguno de los personajes. Y aun no deja de sorprenderme lo impactante y escalofriante de algunos momentos… incluso con efectos digitales y de maquillaje realmente malos, es tal la forma en la que la trama nos sumerge que realmente podría decirse que a pesar de todo, el suspenso del film es muy bueno, destacando sumamente a la calidad del director. Momentos realmente perturbantes y que me dejaron con cierta incomodidad, quizás por lo “creíble” que se hace el film.
La historia que supuestamente paso, se trata de un niño hijo de mexicanos que viven en los EE.UU., que comienza a tener visiones sobre una mujer que el dice que es la Virgen Maria, quien lo llama por su nombre y le dice que vaya con ella. Por las constantes pesadillas del niño, la madre llama a una curandera para lograr que el niño deje de tener dichos problemas, ya que la madre cree que no se trata de un milagro sino que por lo contrario, cree que su hijo esta poseído por el demonio. Tras intentar matar al pequeño, la madre es internada en un hospital psiquiátrico, pero antes, les pide ayuda a dos sobrinas que viven cerca de su casa. Una de ellas es una devota creyente de todas las historias que su tía le contaba de pequeña. La otra, es un joven que se prostituye para ganarse la vida, y quien con el paso del tiempo empieza a creer que su prima esta loca como su tía, ya que por ser la mas creyente, comienza a tener visiones que afirman la teoría de la madre del niño. De aquí en adelante se construye una historia donde intervienen algunos personajes secundarios que le dan un poco mas de vida a la trama.
El director es Benny Mathews, quien solo tiene una película anterior a esta llamada Where’s the Party Yaar?. Actúan Nito Perez Jr. en su primer y único papel por el momento, Kevin Rankin (Heads N TailZ, Hule, Riverside), Maria Fonseca Sotolongo (Escape of the Wild Thing) y Rico Thurwalker, también en su primer y única película.
Si bien es una película poco conocida hecha para su salida directamente en video, la historia se vuelve interesante con el paso de los minutos, mencionando elementos típicos en casos de posesiones en el cine, como sesiones de espiritismo, el numero 666 y todas sus variantes, y esa clase de yerbas. Una película que es mas de lo que aparenta, y sin llegar a ser un producto totalmente convincente y bueno, se defiende con lo poco que tiene, y muy bien.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 6/10

18 abril 2007 Posted by | Demonios/Monstruos, Fantasmas, Suspenso, Terror | 2 comentarios

The Skeleton Key (La Llave Maestra)


La moda de llevar jóvenes y bellas actrices a la pantalla grande detrás de películas de suspenso y terror, nos trae a la preciosa hija de Goldie Hawn en uno de esos relatos tan trillados de terror, fantasmas y algunos ritos satánicos que explican todo, aun lo inexplicable. Detrás de una cuidadísima estética visual que supera ampliamente al guión, el film quizás se destaque por su permanente sentido del misterio, clima que se mantiene a flor de piel durante casi toda la película, incrementándose en buenas dosis hacia el final del mismo. Con un conjunto de tomas y cámaras en primerisimos primeros planos que suelen ser más llamativos en géneros como la acción o la ciencia ficción, The Skeleton Key se nutre de un montón de hermosos detalles técnicos que poco tiene que ver con el film y que no se destacan en estos momentos por tratarse de una película de suspenso. Error que comete el director por priorizar dichos contenidos, en lugar de ayudar a crear climas con una buena banda de sonido o imágenes un poco más perturbantes, dos características olvidadas en la cinta. También se utilizan poco los recursos de los efectos especiales, ya que el film apunta mas al “suspenso psicológico” que al explicito, decisión inteligente pero que de todas formas poco sirvió a mi entender en el resultado final. Las actuaciones de los dos personajes secundarios son el carácter mas fuerte, con actores que quizás poco pasearon por el genero pero que sus virtudes y su capacidad llevan a mostrar un gran desempeño en los papeles que cumplen, haciendo que el protagonismo de Kate Hudson solo quede en una cara bonita, virtud relevante para ser contratada para este film, como lo fue Naomi Watts con “The Ring” (aunque mas tarde se dieron cuenta que mas allá de su belleza se encontraba una verdadera actriz), Sarah Michelle Gellar en “The Grudge” y “The Return”, Jessica Biel en la remake “The Texas Chainsaw Massacre”, y tantas otras.
La historia trata sobre una enfermera que, siguiendo un anuncio del diario donde buscaban una enfermera tiempo completo, llega a una casona habitada por una pareja de ancianos. El hombre, postrado, casi muerto a quien tiene que cuidar y su esposa, una misteriosa y terca mujer que no admite lo que esta pasando y quien tampoco admite ayuda ajena, aunque su abogado la presiona para que contrate a la joven que tanto contrasta con su personalidad. En el transcurso de los minutos, el nombre del film queda al descubierto cuando la dueña de casa le da a la joven protagonista una llave maestra que abre todas las puertas de la casa. O supuestamente todas, ya que mediante la típica curiosidad que rodea a los personajes de estos films, la bella enfermera descubre un ático imposible de abrir con la llave adquirida. Aquí es donde nacen las preguntas y las dudas de film, donde se van empezando a crear las escenas de suspenso cuando, luego de haber podido acceder al ático por sus propios medios, descubre que ese cuarto esta lleno de objetos de “hoodoo”, practica de brujería que poco tiene que ver con el vudu, como se explica tan firmemente en el film. De aquí en adelante, de desenlazan todos los nudos que lleve en su garganta este guión un tanto simple y lamentablemente predecible por lo trillado de sus elementos.
Quizás el punto principal del por que la película no termina de ser tan buena como tendría que serlo, es el hecho de estar dirigida por el ingles Iain Softley (K-PAX, The Wings of the Dove, Hackers), dueño de películas controversiales y demasiado enigmáticas y metafóricas como para utilizar los mismos recursos en un genero donde la intriga y el entendimiento tienen que ser los principales puntos escondidos. Actúan, como dije antes, la hermosa Kate Hudson (Almost Famous, How to Lose a Guy in 10 Days, Raising Helen), y complementan una dupla actoral sobresaliente los majestuosos Gena Rowlands (Something to Talk About, She’s So Lovely, Taking Lives) quien cuenta con una largisima trayectoria en TV y John Hurt (Alien, The Elephant Man, Hellboy) quien tiene nada menos que mas de 40 años de carrera como actor. Para completar el reparto, se agrega con una buena actuación Peter Sarsgaard (The Man in the Iron Mask, K-19: The Widowmaker, Jarhead).
Con un final a tono de lo predecible del resto de la película, los “giros inesperados” no resultan tan inesperados por que resulta difícil imaginar un final feliz en lo trillado (nuevamente esta palabra) de los desenlaces carentes de color de rosa. Si bien lo predecible es un gran punto en contra, la película termina siendo redonda, con algunos toques llamativos e interesantes que cumplen su función.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 6/10


—-Otros Posters—-

17 abril 2007 Posted by | Fantasmas, Suspenso | 3 comentarios

Kairo ( Pulse )

Si bien se nota que en esta superproducción japonesa hay bastante dinero de por medio, quizás algunos aspectos del film están un poco dejados de lado haciendo que el producto final no legre ser esa terrible película a la que aspira. La fotografía cumple con su cometido básico, aunque, queriéndole dar un toque apocalíptico, los climas parecen desgastados y quizás exageran demasiado la falta de filtros, ya que con un poco mas de sentido de la estética visual (raro en una película de este origen) podrían haber obtenido el mismo resultado pero aun mas llamativo, ya que el resultado parecería ser una película vieja sin digitalizar. El suspenso es muy bueno, acompañado de una gran banda sonora, que poderosamente es un 80% del suspenso del film. Cada escena esta compuesta por una orquesta casi hipnotizante que nos adentra en un mundo misterioso del cual es imposible de escapar, donde la mezcla de escenas largas y llenas de tensión y esa música que quizás es imperceptible concientemente pero que resuena en nuestras mentes es el plato final a una combinación de técnicas sublimes de filmacion. Violenta e impactante, tiene escenas fuertes sin mucho preámbulo, donde directamente, en una escena que dice poco, plasman alguna muerte violenta o un estallido de suspenso o terror que nos hace tronar la espina dorsal. Otro recurso técnico bien utilizado. Aunque es una película de fantasmas que no recurre a la típica niña de pelos negros sobre su rostro, la explicación que se nos da sobre el “por que” aparecen los espíritus, es casi inentendible, por recurrir a un lenguaje informático y sofisticado, nos quedamos sin entender lo que quisieron decir en la mayoría de las veces. Siguiendo con este punto del guión, se plantean temas y se desarrollan demasiadas preguntas existenciales, las cuales requieren de un tratamiento mucho mas profundo del que la película ofrece. Intentando tocar temas como la vida después de la muerte y la soledad de las personas, caen en el simplismo de realizar apreciaciones sobre estos temas de una forma demasiado superficial que lastima a la trama de una forma que la convierte en una historial simple y sutil, olvidándose de lo retorcido de su enfoque apocalíptico, convirtiéndola en una película abrupta y brusca en lo que a dinámica narrativa se refiere. Y a todo esto, hay que sumarle algunas escenas demasiado largas, mas extensas de lo necesario que no hacen a la historia en si, pudiendo distorsionar nuestro entendimiento de otra manera poco natural. Dejando muy de lado el aspecto narrativo, el más flojo a mí entender, hacia el final de la película se agudizan un poco las cosas, los efectos de sonido se vuelven increíbles y los efectos visuales son dignos de ser vistos una y otra vez.

El director de esta película del 2001 es Kiyoshi Kurosawa (Retribution, Doppelgänger, Eyes of the Spider) quien tuvo una excelente idea pero que quizás no supo plasmarla de la mejor manera. Actuan Haruhiko Katô (A Slit-Mouthed Woman, Loft, Lady Joker), Kumiko Aso (Casshern, Zebraman, Ring 0: Birthday), Koyuki (The Last Samurai, Drakengard 2, Alive) y Shinji Takeda (Devilman Volume 3, Tales of the Inusual, The Taste of Tea).

Vale destacar un final apocalíptico y majestuoso, pero que poco y nada tiene que ver con el resto del film, respondiendo solo unas pocas preguntas de las tantas planteadas anteriormente. Quizás una historia demasiado metafórica como para ser plasmada en la pantalla como si de algo real se tratase. En la remake americana de esta película (Pulse2006) se le intenta dar un toque mas real y menos metafórico, aunque de esa forma pierde todo el suspenso y la intriga que rodea a este film oriental.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 6/10

—-Otros Posters—-

16 abril 2007 Posted by | Cine Oriental, Fantasmas, Suspenso, Terror | Deja un comentario

Cult.

Es inminente lo visible de la poca producción fílmica, aunque a pesar de eso, exprimen cada recurso obtenido al máximo (aunque sin mucho sentido ni orden alguno), creando un producto que si bien es demasiado ostentoso y pretende ser muchísimo mas de lo que es, en apariencia termina siendo no mas de lo que uno esperaba. Hay varios detalles que no podemos dejar escapar: si bien el complemente entre encuadres de dudoso gusto estético, las tomas sin mucho objetivo y las escenas, algunas bastante absurdas, cumplen su cometido, podemos notar la falta de experiencia en los movimientos de cámara bruscos, que intentando dar un clima mas “real”, pecan de abrumadores y muchas veces desentonan de lo que la historia requiere mostrar. Quizás debido al limitado presupuesto, utilizan distintos tipos de formatos de grabación, que por un lado es bueno para ahorrar recursos y medidas fotográficas y obtener un “buen” resultado tanto de día como de noche, simplificando algunas cosas. Aunque, por otro lado, y aun peor, este recurso pierde efectividad en el resultado final, ya que la calidad de imagen cae precipitosamente y es un detalle que podemos notar entre escenas. Esto influye profundo, hasta al mismo guión, que si bien el suspenso que pretende no esta del todo logrado, se limita a llamar la atención un par de veces solamente, dejándonos con una gran expectativa que nunca cumple. Todo esto culpa de una historia que se excede en falta de creatividad, ya que por mas intensidad que le pongan al momento de querer explicar el “por que” de las cosas que ocurren, pocas de estas explicaciones tiene sentido o se termina por complementar a los sucesos que van ocurriendo y forman la línea argumental del film. Todo esto resumido en escenas poco creíbles con fundamentos sobrenaturales que solo ridiculizan aun mas este argumento poco serio incluso mirándolo desde un punto de vista fantástico y surreal.

La historia, principal responsable de la ingenuidad del film, trata sobre una leyenda china: asesinan a una joven china embarazada por no estar casada, pero antes de morir, recita una oración y se aferra a un amuleto de jade que queda maldecido por toda la eternidad hasta que alguien rompa el hechizo. Un mago (según parece) que fue el que en principio quiso el poder del amuleto, vuelve para recuperar dicha insignia, que tras pasar de mano en mano, termina en poder de la hija de quien originalmente arruino los planes de este malvado mago, brujo, hechicero, monje, o lo que sea. Entre esos traspasos del amuleto, se construye la trama y las muertes son consecuencias de que toda película de terror tiene que tener muertes, nada más. En un templo chino en el medio de la ciudad en los estados unidos, un monje bueno esta encargado de proteger a los espíritus que rondan por el templo… que, como dicho lugar tiene poder ocultos y sobrenaturales, va a ser, para el final de la película, el escenario de la conclusión del film.

Cult esta dirigida por Joe Knee, principiante que solo tiene 3 películas en su haber y realmente poco conocidas (Ghost Game, Knock, Knock… Who’s There?, The Last Leaf). Actuan (dejando bastante que desear) Rachel Miner (Penny Dreadful, The Black Dahlia, Fatwa), Taryn Manning (The Breed, Hustle & Flow, A Lot Like Love). Glenn Dunk (The Retrievers, Almost Salinas) y (Lone Tiger, Stormy Nights, Seamless: Kidz Rule), quien si bien su actuación es casi nula, vale destacar que tiene una larga trayectoria trabajando como parte de departamentos de efectos de maquillaje y como doble de riesgo.

Un guión que comienza y termina sin ninguna continuidad o dinámica, anclado únicamente con la excusa de seguir el patrón de la “leyenda” de la que se habla. Como si fuese poco, la historia no esta bien narrada ni bien desarrollada, y los FX de maquillaje y digitales ni ayudan en lo más mínimo a esta cinta que pasa sin pena ni gloria para caer en el rápido olvido.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 3/10


–Poster Alternativo–


14 abril 2007 Posted by | Fantasmas, Suspenso, Terror | Deja un comentario

Ghost Lake ( The Empty Lake)

Una verdadera falta de respeto al cine en categoría B. Todos sus aspectos tienen carencia de contenido y ni siquiera se han gastado en “pulirla” luego de haber terminado de filmar. La edición tiene la misma calidad que la de una telenovela de principios de los 90, y por momento, intentando ser creativos, simulan “viñetas” al mejor estilo de la serie “24”, aunque en esta película quedan ridículos por que los planos no tienen sentido argumental alguno ni tampoco desarrollan más ágilmente la historia. Ni siquiera es un buen intento para mejorar la nula estética visual del film. Con una gran semejanza a películas o series baratas de TV (y acá poco tiene que ver que se haya hecho directamente para salir en video), los equipos de filmacion son bastante caseros, quitándole finalmente todo sentido a la fotografía o estética visual. La banda de sonido, en muchos casos compuesta por el mismo director, se asemeja a esas viejas sinfonías de los dibujos animados que veíamos de chicos, de esos que casi no tienen dialogo y la música corresponde a los hechos que ocurren. Aquí, es prácticamente lo mismo, solo que con un mínimo toque “gótico” que podemos diferenciar… pero aun así, la música no acompaña en absoluto al film, ya que temas cargados de suspenso se escuchan en momentos donde el suspenso grita su ausencia. Las situaciones absurdas llenas de diálogos irreverentes solo llenan un guión vacio y sin contenido, sirviendo como puente entre una escena y otra, para, como si se tratase de una pista de tren, poder armar el circuito. Los que a efectos especiales se refiere… bueno, no se me ocurren las palabras para describir y quizás, justificar a una película del 2004. Solo imagínense el programa de edición de video y retoque digital más hogareño que exista. Ellos utilizaron eso, pero sin todos los recursos que el software nos puede brindar. Realmente los efectos digitales son algo difícil de tragar, algo que nace desde lo patético de la imaginación de una o mas personas, al igual que los muñecos… que sin usar la vieja animatronica, están “animados” como títeres o maquetas… algo sin nombre alguno, creo que solo perdonable en una película independiente de estudiantes de cine de primer año. Los efectos de sonido de postproducción son pocos y mal utilizados, terriblemente exagerados. Como película de terror y suspenso que supone ser, nunca encontramos estos dos elementos, ni el suspenso en sus escenas de misterio, ni el propio terror en lo explicito de sus detalles visuales. Mas allá de lo técnico, el film peca en su concepción por su simple historia demasiado explicita, que no deja asuntos pendientes ni preguntas al aire. No emula intriga alguna, ni mantiene un ritmo narrativo que nos pueda atrapar, convirtiendo a la cinta en algo realmente aburrido y poco disfrutable.

La historia cuenta sobre una adolescente al parecer correcta y estudiosa, una hija ejemplo para unos padres extremadamente comprensivos. Luego de varios meses sin salir, la joven decide hacerlo y va a bailar. En el lugar, conoce a un chico, con el que luego de algunos besos, accede a ir a su auto y pasar un buen momento. Mientras tanto, los padres de la joven están muriendo asfixiados por un escape de gas del que no pueden escapar, culpa que recae de pleno en la mente de la joven. Luego del funeral de sus padres, esta culpa le provoca constantes alucinaciones y terribles recuerdos y tormentos que comienzan a volverla loco. Ahí, es cuando decide abandonar la ciudad e ir (sola, en el medio de la noche) a una cabaña que los padres tenían en el medio del bosque de un pueblo alejado. Cerca de la casa, se encontraba un lago artificial, que se había formado luego de la construcción de una represa y que había tapado la casa de un anciano que solía pescar en el muelle privado del lugar. La leyenda cuenta que un día, en venganza, el pescador volvió de la muerte para llevarse una victima. Hoy, después de varias décadas, se dice que todos los días 13, cada 13 años, una de estas victimas vuelve del lago para llevarle a otra victima ya preseleccionada. Como la joven puede ver a sus padres muertos en alucinaciones… también ve a estos muertos, pero los ve como futuros asesinatos, es decir, como premoniciones… en fin, como es de esperar, encuentran y sacan del lago a todas las victimas, para que al tiempo vuelvan a la vida como zombies para llevarse al resto de las personas a la muerte.

El compositor/director/editor/escritor/actor del film es Jay Woelfel (Trancers 6, Demonicus, Unseen Evil) con un bajísimo rendimiento en todo su desempeño. Actúan, de una forma poca natural, brusca y sobre expresada, Tatum Adair (Cubes, Waiting All Day for the Green Face of the Hummingbird (If I Were a Lily), Clara’s Heart) que paso su corta y pobre carrera desnudándose en la pantalla. Timothy Prindle (The Showdown, Trancers 6, Shades of Darkness), Gregory Lee Kenyon (Unspeakable, Demonicus, Trancers 6) y la pequeña Azure Sky Decker en su primer y única película.

A base de conclusiones absurdas para llenar una historia vacía, la cinta con el paso de los minutos se vuelve más fantasiosa perdiendo el hilo argumental, con un exceso innecesario de situaciones y condimentos paranormales y tristes errores de continuidad.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 1/10

Intentare ser lo mas grafico posible para que me entiendan mejor.



Increible pero real… varios posters de este film.

13 abril 2007 Posted by | Suspenso, Terror, Zombies | Deja un comentario

Pumpkinhead: Ashes to Ashes.

El terror estaba en su mejor momento. HR. Giger con su diseño de Alien había arrasado con todos los creativos que intentaban darle vida a algún monstruo original. Alien acabo con esa esperanza. Pero no todos bajaron los brazos, y nacieron varias criaturas infernales, una más fea que la otra, con parecidos a insectos, a animales… pero nada convencía. De repente, llego Pumpkinhead en 1989, de la mano de Stan Winston, genio de renombre en lo que a efectos especiales de la vieja escuela se refiere. El monstruo en su concepto parecía original, aunque su postura y algunos rasgos hacían recordar demasiado al diseño de Giger. Quizás por ese mismo motivo, Pumpkinhead fue un éxito que tuvo su continuación en 1994 (Pumpkinhead II: Blood Wings) y su tercera parte, 12 años después, que es la que voy a comentar: Pumpkinhead: Ashes to Ashes.

De la primera parte pasaron ya 17 años, el terror no es el mismo. Hoy no asustan las mismas cosas y, mostrar tráfico de órganos, disecciones y muertos putrefactos es cosa del día a día, más aun cuando se utilizan efectos especiales animatronicos y no de los mejores. La sangre, que tendría que estar por toda la pantalla en todo el despliegue de la cinta, casi brilla por su ausencia. Las escenas de muertes son pocas, mal hechas y de poco contenido visual, aspecto que tira hacia abajo una película de la saga de este monstruo asesino y despiadado. Donde acertaron fue en la fotografía, aunque es un aspecto que sin un buen guión, poco importa. Las luces, tanto las naturales como las artificiales, están utilizadas con una gran exposición, dotando al film de una gran singularidad… no algo original ni novedoso, pero si personal. El tema de los FX, como dije antes, es un punto bastante flojo: mezclando animatronica con efectos digitales realizados en 3D, lo único que podemos “destacar” es la transformación de un cadáver en Pumpkinhead. El resto, sin exagerar, es pura basura. La sangre parece salsa de tomate, los muñecos no simulan personas… si no que realmente parecen muñecos, y las pocas escenas animadas por computadora son HORRIBLES, realmente no se me viene a la cabeza nada igual para poder compararlas, una vergüenza teniendo en cuenta los recursos que hay hoy en día. Al igual que en las entregas anteriores, se puede destacar el diseño del personaje, el traje y sus detalles… aunque como ya dije, esta pasado de moda. Entiendo la melancolía de hacer el film utilizando elementos de sus antepasados, pero cosas como esta arruinan una película sin necesidad alguna. Algunas escenas, por lo contrario, se reparten en llamativas tomas con encuadres interesantes y movimientos de cámara para prestar atención. Un pequeño elemento que le da un mínimo brillo de luz a la vulgar estética del film. Si bien el estilo global es el mismo que en las dos anteriores, las muertes son menos tratadas, menos sangrientas y menos brutales, casi como si se hubiese pensando en una película para que vean los niños. El guión es sumamente plano, por momentos aburrido y altamente predecible, y el principal error que cometen es al querer “modernizar” visualmente una muy buena saga que no tenía necesidad de otro exponente.

La historia, con constantes reminiscencias a la historia original para llenar espacios huecos, cuenta sobre un doctor pueblerino que, junto con un par de secuaces, matan a personas inocentes para extraer los órganos y luego venderlos. Los cadáveres, eran enterrados en las cercanías del lugar donde los mataban, el crematorio del pueblo. Cuando por casualidad se empiezan a descubrir los cadáveres, una madre que había perdido a su pequeño hijo, lo encuentra entre el montón de muertos y, junto a un grupo de personas a quien también la tragedia había alcanzado, van a la casa de la bruja del bosque e invocan a Pumpkinhead para que se cobre venganza de quienes hicieron semejante masacre, sin tener en cuenta que ese hechizo recaería sobre ellos mismos. Al fin de cuentas, nada nuevo de lo que vimos en las otras entregas… solo que en esta, después de tantos años, aburre.

Algo que realmente me sorprendió, y quizás hasta me decepciono, es que el director es Jake West, ídolo de masas desde que hizo dos grandes películas de culto como Razor Blade Smile y Evil Aliens. Pero parece que no siempre estos directores tienen la lamparita prendida y en este caso, además de un mal manejo de los actores y de la trama en si, West supo arruinar la “virilidad” de Pumpkinhead. Actúan nada menos que Doug Bradley, el eterno Pinhead de la saga Hellraiser y Lance Henriksen (AVP: Alien vs. Predator, Hard Target, Aliens) un buen actor de carácter pero que pocas veces supo elegir buenos papeles. Acompañan Tess Panzer (¿?) con una pésima actuación, y Douglas Roberts (Patch Adams, Blind Justice, Gryphon) quien sorpresivamente, a pesar de su papel de hombre con problemas mentales, es quien mas se destaca actoralmente.

Muy por debajo de las anteriores, esta película resulta un lastimoso intento de revivir un genero casi sepultado, pero de una forma errónea. Quizás, hace unos 20 años, la película hubiese dado resultado. O no.

Esperemos ver que pasa en la ya terminada “Pumpkinhead: Blood Feud”, que se estreno este año y salio directamente para video.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 4/10

12 abril 2007 Posted by | Demonios/Monstruos, Terror | Deja un comentario

Rocky Balboa ( Rocky VI )

En el comienzo, se nos presenta una intencional metáfora sobre la decadencia del boxeo, sobre como ya no hay grandes exponentes en este deporte. El guión, basándose en esta conclusión, habla, a grandes rasgos, de cómo un muchacho es comercializado como el campeón de pesos pesados. No lo hacen pasar por grandes oponentes y la publicidad es la que le da las ganancias. A la gente no le gusta todo esto, y todos están deseosos de que salga, de algún lugar, algún oponente que pueda frenar esta mentira comercial que afecta al boxeo. Como punto para resaltar a Stallone como director, podemos apreciar que se mantiene una estética muy fiel a las películas anteriores. Si bien han pasado los años, las locaciones, los colores y tonos desgastados y la fotografía a la cual se somete el film son fieles a sus anteriores entregas. Hablando de su actuación nuevamente como Rocky, Stallone se luce nuevamente, y es mas destacable aun por el hecho de todas las películas que hubo en el medio, en las que Stallone, sin grandes dotes como actor, tuvo que encarnar a otros personajes totalmente diferentes, aunque siempre basándose en su físico, que hoy, rondando los 60 años, todavía es digno de admirar. Su actuación, sinceramente es formidable, no quizás tanto en el desempeño actoral, sino, en la exacta reconstrucción del personaje, como si no hubiesen pasado los años y ese personaje aun viviese y palpitase en sus venas.

Lejos de grandes y modernos recursos técnicos, las cámaras, encuadres, dinámica narrativa y todo aspecto de este último episodio corresponde a la vieja usanza, esos pequeños detalles que rememoran y que son tan personales de la fama de la saga. Aunque si vale destacar la ultima, y única pelea. Utilizando equipos como si se tratase de una pelea real, la dinámica en los movimientos sobre el ring, los paneos y los planos son fieles a lo que podemos ver en una pelea real. Incluso el lugar de la pelea, el hecho de que el canal HBO este incluido y una ridícula aparición de Tyson logran hacer mas entretenida esta parte de la cinta, pero el punto que realza toda esta escena y que es novedoso respecto a las anteriores, es el recurso de utilizar tonos grisáceos, que van desde el blanco puro al negro absoluto, dejando solo el rojo de la sangre para contrastar y dotar a la cinta de una visión un tanto diferente estéticamente hablando.

La historia habla sobre un Rocky entrado en años, que intenta sobrellevar la muerte de su esposa. Su hijo, ya crecido y trabajando, lo ignora, como con vergüenza de tener ese titulo de “el hijo de Rocky Balboa”, una opuesta reminiscencia a la vieja historia del protagonista, cuando su hijo pequeño quería la atención del padre. En este caso, el padre, golpeado más por la vida que sobre el ring, aprende muchas lecciones que poco tienen que ver con lo deportivo y se centran más en el alma, y es el mismo el que busca la atención y el cariño de su hijo. La historia se va armando con recuerdos y melancolías del pasado, que van mostrando como se fue formando el carácter del protagonista en los últimos años. Pero quizás la verdadera moraleja de la película tenga mucho que ver con la edad del propio Stallone: el hecho de cumplir los sueños a pesar de la edad, de tomar la iniciativa para empezar de nuevo, de no dejar que la vida nos gane.

El director, como dije antes, es Sylvester Stallone, creador también de los personajes y escritor de la historia. Sylvester también supo dirigir películas como Staying Alive y Paradise Alley, además de las Rocky II, III y IV. Pero se consagro como actor en películas como la trilogía de Rambo (como dato aparte, también esta dirigiendo la cuarta entrega de esta saga), Cobra, Tango & Cash, Cliffhanger, Demolition Man y tantas otras buenas películas llenas de acción. Actúan, además del mismo Stallone, Burt Young (Saga Rocky, Amityville II: The Possession, Mickey Blue Eyes) y Antonio Tarver, un boxeador que gano 24 peleas (18 ko’s) y perdió 4 en un total de 28 combates. También podemos agregar a Milo Ventimiglia (Stay Alive, Cursed, Dirty Deeds) y Geraldine Hughes (Frank?, Duplex, Filet of 4).

Con una primera hora apuntando más al drama que las anteriores Rocky, esta película nos pasea más por la vida y los sentimientos del personaje que por las peleas y las victorias arriba del ring. Se la podría tildar de algo melancólica y sentimental, aunque la poca dosis de acción que tiene es suficiente para cerrar toda la idea y culminar una saga de la mejor manera.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 8/10

———-Otros Posters———-

—-Poster Promocional—-

11 abril 2007 Posted by | Accion, Deportes, Drama | Deja un comentario