Yakuza Horror

Por que el cine es un todo.

Vacancy 2: The First Cut (2009)

Secuela de Vacancy, un buen slasher que protagonizaba Kate Beckinsale con buenas dosis de suspenso y tension. Esta segunda parte, que en realidad es una precuela, tuvo salida directa hacia el mercado del video, pero no por eso es un mal exponente. Con una produccion justa que se adapta a las pocas necesidades tecnicas que requiere el guion, la historia, simple y un poco vana, nos regala algunas dosis de suspenso y algo de tension. La fotografia juega un papel importante en este cometido, volviendose asi una efectiva cinta de “terror adolescente”. Digna de los Grindhouse antaños, y si bien es un producto que en su hora y pico entretiene, es otra clara y hasta quizas innecesaria reproduccion de una franquicia que no fue tan buena como para hacer una continuacion. Asi y todo, directores y guionistas de la nueva escuela aprovechan esta escaces de ideas para arremeterse en el mercado del terror y formarse un nombre sea como sea.

Puntaje: 6/10

17 marzo 2009 Posted by | Asesinos, Suspenso, Terror | , , , , , , , | Deja un comentario

No Man’s Land: The Rise of Reeker (2008)

Reeker fue en su momento, una pelicula de bajo presupuesto, que vaya uno a saber por que, tuvo tanto éxito en los EE.UU. Tanto habra sido, que en la Argentina se estreno en los cines, con el nombre de Noche Diabolica. No todo el mundo estaba preparado para ver semejante film, que considero admirable quizas por aquellos que esten acostumbrados al terror mas “clase B” del cine americano, y no tanto a las superproducciones. La primera parte no era mala, para nada: dentro de su propia historia, se mantenia un aire de tension y suspenso realmente bien logrado, que a pesar del final un tanto predecible, hacian de la cinta un buen exponente. Pero como todo se deteriora y abusa, llego esta segunda parte que poco tiene para mostrar. La historia intenta hacer de precuela, pero con una estructura realmente pobre que por momentos, apenas se entiende lo que esta ocurriendo. La dinamica, por ende, es activa pero desprolija, volviendo irreverente aquello que no lo tendria que ser. Los efectos especiales son similares a los de la anterior, al igual que la produccion, que vuelve a denotar ese aire clase B, al que le intentan plasmar carisma pero que muere en el intento. La cinta por momentos se hace aburrida, a causa de varios huecos argumentales, previsibilidad, y una gama de detalles absurdos que no logran consagrar a esta cinta como una loable continuacion.

Puntuacion: 4/10

17 marzo 2009 Posted by | Asesinos, Demonios/Monstruos, Fantasmas, Suspenso, Terror | Deja un comentario

Ekusute (Hair Extensions) (2007)

Irreverente y retorcida, esta cinta japonesa del director Suicide Club logra sorprender por su locura. Meneja una gama de personajes realmente amplia, con un tratado de los mismos como solo un director oriental nos puede regalar. La locura, las perversiones, los trastornos mentales y el terror puro son detalles casi normales y corrientes en el universo que el director logra crear. La historia, con un firme (aunque breve) suspenso, logra sustentarse en su propia estructura, algo inestable y densa por momentos, y sin salirse de su propio ritmo y dinamica, terminan plasmando una historia dificil de entrelazar, donde solo la imaginacion podria unir y sostener los delgados hilos que conectan cada escena, dejando asi varios huecos en la historia penosamente irreparables. Con efectos especiales muy bien realizados, la cinta termina siendo un extraño exponente que termina gustandonos aunque no sabemos bien por que, ya que juega incluso con nuestras propias mentes, algo muy parecido con el aun mejor film Otogiriso.

Puntuacion: 6/10

16 marzo 2009 Posted by | Asesinos, Cine Oriental, Demonios/Monstruos, Fantasmas, Suspenso, Terror | Deja un comentario

7eventy 5ive ( Seventy Five / 75 )

El slasher sigue en pie. Dicen que es un genero que revivió, pero los fanáticos extrañamos films como Urban Legend, House of 1000 Corpses, o la remake de The Texas Chainsaw Massacre. Si solemos tener contacto con la cantidad interminable de productos clase B que salen, podemos ver que, si, el genero esta quizás en un momento bastante bueno en cuanto a producción, pero bastante bajo en cuanto a calidad. Salvo pocos ejemplos, la mayoría de estoy films son un constante rejunte de clichés aburridos y sin fuerza que solo recuerdan a otra cosa. Y la película que voy a reseñar a continuación 7eventy 5ive (Seventy Five) no es una excepción, sino que un caso mas, salvo por el disparador principal que tiene la historia, que es lo único original del film, lo único que intenta darle un aire fresco y nuevo a la cinta. Mas allá de mostrar, como decíamos antes, un sinfín de clichés típicos del genero, también muestra los también típicos clichés de la típica producción que no es tan baja como para ser clase B pura, pero que esta muy lejos de ser algo digno de “la industria”. Es por eso que se llena de escenas innecesarias y diálogos tontos, escenas con connotaciones sexuales que no sirven ni como disparador de alguna matanza indiscriminada, y personajes estereotipados con representaciones llevadas al extremo que rozan lo patético y lo absurdo. El estilo narrativo es firme pero demasiado lento en cuanto a su estructura, ya que tarda una hora en activar un poco al ritmo que le va a terminar dando vida a la cinta, es decir, que recién luego de una hora, la acción y la fuerza de la película se incrementan un poco, pero muy poco, para darle paso a algún supuesto suspenso y a una reducida exposición de muertes que deja bastante que desear. En esta “segunda parte” del metraje, se puede ver un leve incremento del ritmo narrativo, que lleva a que el film sea mas atractiva y, por ende, atrapante, ya que hasta el momento no era mas que una constante aparición de datos y escenas obsoletas. La película descuida muchos detalles vitales y necesarios para un buen seguimiento de la historia, perdiendo de vista personajes y situaciones que deberían conformar parte de la esencia de la película. No se dan mayores explicaciones de cosas que no terminan de entenderse y se le da quizás más importancia a diálogos tontos con poco contenido argumental, lo que hace que perdamos todo interés en la historia, que a pesar de todo, el director pone como justificativo del desarrollo. Los efectos especiales son buenos, y así como bueno que son, son muy pocos, basándose en la mezcla de prostéticas con efectos digitales bien conjugados entre si. Lamentablemente, la fuerza del film es casi nula, tanto en su historia, en su desarrollo como, incluso, en el único sustento que le quedaba: la acción de las escenas de terror, que son contadas con la mano y no muestran nada nuevo… ni siquiera tienen la originalidad de intentar ir mas allá de lo común.

La historia cuenta sobre un grupo de niños que una noche, mientras su padres hacían una fiesta en la parte baja de la casa, ellos estaban encerrados en un cuarto jugando. Como juego, habían elegido uno que lo denominaban “75”, que consistía en llamar a un número telefónico al azar, y lograr, a base de historias y mentiras, que la otra persona no cuelgue el teléfono durante 75 segundos. En una de las llamadas que hacen, el hombre les devuelve la llamada para, más tarde, irrumpir en la casa y matar a todos los adultos presentes con un hacha. 10 años más tarde, los jóvenes sobrevivientes se dirigen a una fiesta en una mansión en el medio de la nada. En el medio de la fiesta, deciden hacer nuevamente este juego… para, o casualidad, volver a llamar a este asesino sin piedad y jugarle una pasada. El asesino nuevamente vuelve a irrumpir en la casa y comienza a matar a todos los jóvenes presentes, mientras que dos policías investigan el caso y no le pierden pisada.

La dirección esta repartida entre Brian Hooks y Deon Taylor, quienes realizan su primera y única cinta, por el momento. Brian Hooks también actúa, como ya lo hizo en películas como Austin Powers: The Spy Who Shagged Me, Soul Plane o Fool’s Gold. Le siguen Judy Tylor (Charlie Wilson’s War, What Love Is, Home of Phobia), Wil Horneff (The Roost, Harvest, Ghost in the Machine), Aimee Garcia (D.E.B.S., A Lot Like Love, D-War) y un gran actor caído a menos como Rutger Hauer (Blade Runner, The Hitcher, Blind Fury).

Preguntas sin respuesta, dudas sin explicaciones, momentos obsoletos, escenas sin sentido, giros que no terminan de cerrar, malas actuaciones y una historia bastante absurda son quizás algunos de los motivos por los cuales esta cinta nunca puede brillar y resulta ser peor de lo que uno esperaba. Con una escena realmente desagradable de un hombre masturbándose, ahí nos podemos dar cuenta del mal gusto del director, que reina durante todo el metraje.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 2/10

– Otros Posters –

9 abril 2008 Posted by | Asesinos, Suspenso, Terror | Deja un comentario

Saw IV ( El Juego del Miedo 4 )

Un éxito obliga prácticamente a una segunda parte, que siguiendo exitosa, obliga a una trilogía. Indiana Jones, Volver al Futuro, Matrix, El Padrino… la mayoría de las trilogías míticas tiene sus puntos fuertes y sus puntos bajos, pero, en su mayoría, todas supieron cuando frenar. A mi parecer, Saw marco una nueva etapa en el género del suspenso, subiendo a niveles impensados la tensión y, por ende, la adrenalina que contagia la película. Muchos piensan y afirman que con la saga Saw pasa lo mencionado en un principio, que frente a una redituable taquilla, no frenan las ideas para seguir lucrando. Pero yo, por lo contrario, quizás confío un poco mas en el lado “artístico” de la paradoja: los creadores de Saw van mas allá de la taquilla y quieren volver a las bases del slasher, donde gigantes como Freddy y Jason tuvieron muchas continuaciones y, incluso cuando ya nada mas se podía inventar, salían con algo nuevo para conformar a los fanáticos, que aun observando las bajezas de los films, gritaban alegres por volver a ver a su asesino preferido. Y con esta serie de películas, donde ya se filmo parte de la 5 mientras se hacia la 4, y hasta ya se anuncio una sexta parte mientras no se había estrenado la cuarta, se intenta crear un nuevo personaje de culto, de esos que puedan ser recordados no solo por los fanáticos del genero sino también por el publico en general. Saw IV comienza, como era de esperar, con una escena muy fuerte, de esas que no son aptas para estómagos débiles ni para personas impresionables. Una autopsia se desarrolla mientras la cámara registra cada parte del cuerpo que es abierta y examinada, sin tapujos ni estupidas censuras. El resto de la cinta continua con todas esas trampas en forma de maquinas de tortura que caracterizan a la serie, donde, lejos de perder la creatividad, la imaginación y la destreza para crear estas maquinarias es digna de la personalidad del personaje que las pone en funcionamiento. Las muertes, torturas y demás cuestiones donde la sangre este intrometida son detalles comunes que le dan vida y popularidad a la película dentro del género al cual pertenece. Por eso mismo, la fotografía y los climas creados por la misma son excelentes, y, encima, no cambian desde el principio de la saga, algo muy bueno ya que el aspecto visual de estas cintas es el punto fuerte de las mismas. Siguiendo con el mismo apartado, podemos volver a ver esos efectos especiales que lejos de utilizar efectos digitales o abundantes CGI, se remiten a la vieja escuela y se basan en grandioso maquillajes y excelentes prostéticas, que logran convencer hasta al mas exquisito, ya que, a pesar de pequeñas cuestiones que no vale la pena nombrar, el cuidado de los detalles es lo que realmente hace grande a este magnifico apartado. En esta entrega, si bien la historia esta construida a base de flashbacks, podemos destacar también a la dinámica narrativa, frenética a mas no poder, con un desarrollo que nos atrapa desde los primeros minutos de la cinta y nos deja a medio sentar en nuestros asientos hasta el ultimo segundo, producto de una buena edición y de un hilo argumental bien construido y pensado con una incansable perspicacia, lo que habla muy bien del director y de su equipo creativo. También merito del mismo, esta vez el asesino principal tiene mucho más protagonismo que en las anteriores, por lo cual se puede desarrollar con más énfasis su lado sicótico y enfermizo, dando más vida al personaje que en las otras cintas. Pero a pesar de todo, la estructura de la trama se vuelve tan ostentosa y amplia que al final, cuando se intentan cerrar todos los puntos sueltos, es tanta la presión que la resolución de todo queda en pocas imágenes y se vuelve demasiado confuso, con varios giros argumentales que logran confundir a mas de uno y que no convencen a otros tantos.

La historia comienza donde termina la tercera parte. Un grupo de policías encuentra a la joven agente de la 3 y, mientras siguen las pistas, se les unen a la investigación dos agentes federales. Uno de los policías, que era amigo de la agente asesinada, es arrastrado a la fuerza dentro de uno de los juegos del “jigsaw”, quien pone en sus manos la vida de dos compañeros de trabajo. Al mismo tiempo, se intentar resolver el caso del asesino, y, mientras se buscan nuevas pruebas y evidencias, se nos muestras flashes de historias anteriores que nos van explicando los porque de muchas cosas de la cinta, incluso de las tres anteriores también.

La dirección esta a cargo de Darren Lynn Bousman (Identity Lost), quien se hizo cargo de la saga luego de que James Wan (Dead Silence, Death Sentence) dirija la primera parte y le deje la posta de director a Bousman para el poder encargarse de la producción. Actúan Tobin Bell (Saw,Saw2 & Saw3, Black Mask 2: City of Masks, Boogeyman 2), Costas Mandylor (Saw 3, The Game of Their Lives, Made in Brooklyn), Scott Patterson (Her Best Move, Highway 395), quien es mas conocido por su personaje en la serie Gilmore Girls, Lyriq Bent (Saw2 & Saw3, Skinwalkers, Four Brothers) y hace una aparición correspondiente a la historia Donnie Wahlberg (Saw 2, The Sixth Sense, Dreamcatcher) quien tiene un papel casi protagonista en la miniserie de culto Band of Brothers.

Sin pena ni gloria, siendo un poco menos que las anteriores, a Saw IV le cuesta ponerse en el mismo nivel que las otras producciones. La diferencia, según mi gusto y mi entender, es el factor sorpresa que, mientras en la uno sorprendía y en la dos lo volvía a hacer, ya en la tercera parte y en esta es un detalle usado y ya visto, que todos estamos esperando. Y, a diferencia de las otras, que tenían un giro final supremo, decae un poco en ese sentido argumental y la posiciona por debajo de la cima de la franquicia.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 7/10



– Otros Posters –


9 enero 2008 Posted by | Asesinos, Suspenso, Terror, Thriller | 1 comentario

P2 / Parking 2.

Nuevamente el género del suspenso hace un intento por volver a renacer. Un intento fallido, mostrando una cinta que poco tiene que hacer entre grandes exponentes. Una cinta que no se destaca, que no desequilibra, que no brilla. A pesar de tener buenos condimentos, el resultado final termina convirtiendo a la película en “una mas del montón”, solo que con una buena producción y actores algo conocidos. El francés Alexandre Aja, director de la convincente Haute Tension (Alta Tensión – 2003) y de la mas conocida y muy buena remake The Hills Have Eyes (El Despertar del Diablo – 2006), oficia de productor de este film. A pesar de todo, la película que vamos a comentar (P2) recibió muy buenos comentarios de la prensa en el festival “Fantasia Film Festival 2007” realizado en Montreal y en el ultimo “After Dark Horrorfest”. La dinámica narrativa no llega a innovar en ninguno de sus aspectos, dejando a todos sus campos con un blanco considerable, donde se nos plasma una (por momentos) aceptable tensión y muy típica de los thrillers, aunque en este caso la película se podría catalogar de lleno en el genero “suspenso”. Se utiliza un recurso un tanto inesperado para el genero, donde sin ser un film slasher, podemos ver unas escenas con muertes explicitas y gráficas que van mas allá de ser un recurso argumental, si no que claramente se nota que son un condimento que no llega a destino por no tener una trama que los contenga. Por eso mismo, y por ser pocas y casi nulas estas escenas, se pierden en el transcurso de la cinta y quedan, prácticamente, en la nada. Los diálogos son buenos y ayudan ampliamente a las actuaciones, realzando perfectamente al personaje del asesino, que nos muestra con creces la frialdad y la locura de una persona totalmente desequilibrada y psicótica, que no tiene otra cosa en mente que llevar a cabo su plan, sea como sea y cueste lo que cueste. La fotografía pasa desapercibida pero cumple una buena función, ya que la mayor parte del film transcurre en los subsuelos del edificio donde las luces generalmente son tenues, y lejos de dificultar la visibilidad, las luces empleadas, los brillos y los focos direccionales están localizados minuciosamente para no dejar de ver todos los detalles pretendidos. Las actuaciones son buenas como dijimos antes, pero ya cansa demasiado ver a Wes Bentley haciendo de “enfermito”: o no tiene otra cosa para dar, o bien se ha dejado encasillar por una exigente y poderosa industria.

La historia cuenta sobre una joven empleada que se tiene que quedar hasta más tarde en el edificio donde trabaja a terminar unos pedidos que se le retrasaron. Cuando intenta salir, ve con asombro que las puertas están bloqueadas y no encuentran a nadie dentro del edificio. De repente, empieza a ser perseguida por un guardia de seguridad obsesionado, dependiendo solamente de ella el salir con vida del lugar.

El director es el principiante Franck Khalfoun, quien hace un trabajo a medias en todo sentido. Actúan Wes Bentley (Ghost Rider, Soul Survivors, American Beauty), Rachel Nichols (The Woods, The Amityville Horror, Dumb and Dumberer: When Harry Met Lloyd) quien se preocupa mas por mostrar sus atributos que por escapar del asesino, Grace Lynn Kung (Stir of Echoes: The Homecoming, Cube 2: Hypercube, Away from Her) y Simon Reynolds (Saw IV, The Sentinel, Cold Creek Manor).

Con un recurso un tanto patético de intentar victimizar al asesino jugando con su supuesta demencia para generar sentimientos encontrados por parte del espectador, la película termina siendo, innegablemente, demasiado redonda, simple… tan lineal que termina cayendo en repetidos clichés que la hacen predecible. Alejándose de la prensa que tuvo y de los buenos comentarios que cosechó, a mi entender es una película a la cual le falta mucha fuerza pero que, aun así, logra entretenernos durante su metraje.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 5/10



18 diciembre 2007 Posted by | Asesinos, Suspenso | 2 comentarios

Somebody Help Me.

Acompañado también por un fuerte movimiento musical, allá por los años 70, cuando a medias la raza negra empezaba a ser aceptada en EE. UU., nacía un “genero” cinematográfico conocido como Blaxploitation, que exponía película integradas en su totalidad por gente de color. Dicho movimiento, que duro unos años hasta que era común ver a un personaje de color dentro de una película, tuvo su mayor exponente, una película de acción con música funk y soul llamada Shaft. Con el correr de los años, Hollywood comenzó a aceptar actores de color, y si bien salieron grandes estrellas, en la mayoría de las películas desde hace 30 años a esta época, el hombre de color o es pandillero, o ladrón, o es el que generalmente muere primero, cuando no es el personaje cómico y absurdo del film. Pero hace algunos años el movimiento que había desaparecido allá por los ochentas, volvió a cobrar fuerza, con una fuerte distribución de películas clase B directamente a video y, como es de esperar, protagonizadas y dirigidas por fuertes defensores de la raza negra. En este caso, hablamos del thriller sobrenatural de suspenso Somebody Help Me. Mas allá de tener una presentación editada al ritmo de un buen Hip Hop y de que el comienzo muestre la típica estructura de un film de terror adolescente, la dinámica deja relucir el carácter serio que se pretende. Pero aun así, es discreta en sus detalles, sin llenarse de típicos y aburridos clichés y sin mostrar sexo ni desnudos como complemento. El suspenso es bastante normal, basándose en el típico suspenso de un viejo slasher, generado en su mayoría por los momentos de persecución que el asesino les brinda a sus victimas. Sin embargo, y mas allá de que las escenas fuertes estén medianamente bien logradas, este apartado no logra convencer ya que no consigue contagiar lo que debería. La trama es simple, pero, donde parece ser algo plano que se mantiene en su estructura y le sigue fiel a su dinámica, repentinamente da un brusco giro, realmente imprevisto, y la cinta logra adquirir detalles sobrenaturales, haciendo mas vistosa y atractiva a la historia, que por momentos no sabe para donde ir. Por eso mismo, lo que en un principio parece ser un simple slasher, se convierte en un terror distinto, muy al estilo Hostel, donde gente inocente es torturada por un enfermizo y sádico personaje, además de la aparición de algún fantasma que no sabemos de donde viene, ni que tiene que hacer, ni quien es, ni nada. Con algunos importantes errores de continuidad, la película termina llenándose de detalles incoherentes, escenas que van en contra de la seriedad del film, y dejan muchas cuestiones sin responder, lo que afecta en gran parte al desarrollo de la cinta.

La historia cuenta sobre un grupo de amigos que va a la casa del tío de uno de ellos, en medio del bosque, con motivo de festejarle el cumpleaños a una joven del grupo. Inicialmente llegan dos parejas a la fiesta, aunque rápidamente se unen 2 más. Luego de una divertida noche, 2 de las parejas de la fiesta que habían salido a caminar, no han vuelto aun a la casa. Los amigos restantes se comienzan a preocupar, mas aun con el constante asedio de un vecino un tanto enfermizo que los espiaba día y noche. Cuando solo dos de ellos quedan y la policía no les cree lo que cuentan, estos dos jóvenes sobrevivientes intentaran todo para recuperar a sus novias.

La película esta escrita y dirigida por Chris Stokes (House Party 4: Down to the Last Minute, You Got Served), y actúan Marques Houston (Fat Albert, You Got Served, House Party 4: Down to the Last Minute), Omarion Grandberry (Feel the Noise, Fat Albert, You Got Served), Alexis Fields (The Call, Jacked) y Brooklyn Sudano (Rain).

El film, mas allá de algunos pequeños detalles que tienen como fin tocar el tema de la discriminación, no ofrece nada nuevo, donde, intentando ir mas allá de donde podían, convierten a esta cinta en una mezcla sin mucho sentido de géneros, dejando huecos argumentales y muchas preguntas sin responder.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 3/10



– Otro Poster –

13 diciembre 2007 Posted by | Asesinos, Fantasmas, Suspenso, Terror | Deja un comentario

Wrong Turn 2: Dead End.

El genero slasher ofrece una gran amplitud de opciones para contar historias. Sorpresivamente, en los últimos años, el bombardeo de películas independientes y clase B solo nos trajo algo que casi se puede catalogar como un subgénero: un grupo de chicos guapos y chicas hermosas, sexo, lugares descampados y desolados, y un grupo de personajes enfermizos que buscan matar gente por pura diversión. Siguiendo estos pocos requisitos, nos invaden este tipo de cintas repetitivas hasta el hartazgo, donde, quizás, una o dos innoven y muestren algo diferente, pero la verdad es que el resto de ellas se auto inmolan en la misma fosa. Por eso mismo, en el genero slasher, solo se destacan unos pocos genios que supieron hacer algo distinto aprovechando los rasgos de un genero demasiado bastardeado en estos últimos años. Luego de una gustosa primera parte, este año aparece Wrong Turn 2: Dead End, una triste continuación sin grades productores o actores en ascenso como tenia su precursora. Este film es prácticamente un slasher relativamente fuerte, que sin llegar a lo explicito del gore, intenta con sus muertes y escenas de terror sobresaltar, siendo lo suficientemente agresivas para quienes gustan del genero. Cayendo en la extrema obviedad, tengo que remarcar a los personajes exageradamente estereotipados, mostrando personalidades desgastadas y actuaciones poco convincentes respecto a lo que les toca vivir. Algunas escenas intentan ser originales, mostrando encuadres en primera persona bastante llamativos, aunque, como era de esperar, otras escenas se escapan de cualquier contexto lógico y van mas allá de lo que podíamos imaginar. Los FX en su mayoría son de la vieja escuela, utilizando prostéticas y efectos de maquillaje dignos del olvido. Pero también se atreve a utilizar algún que otro efecto digital bastante malo, características que hacen de estos apartados varios puntos en contra, y aun teniendo en cuenta el bajo presupuesto, lo que molesta es la falta de detalles impresos en la cinta. No se puede decir que el film es aburrido, aunque tampoco divertido: con una dinámica simple y pareja que no se aleja de otros productos similares, es totalmente evidente y previsible que se mantenga la típica estructura de este tipo de películas. De todas formas, la cinta intenta ser lo mas “comercial” posible, apostando mas por el derrame de sangre explicito que por un suspenso bien llevado, donde sorpresivamente se incluye un poco de acción que intenta darle otra dinámica al film, obviamente sin lograrlo ya que el resultado final no resulta ser atrapante.

La historia cuenta sobre un grupo de jóvenes que van a una isla, siendo los protagonistas de un nuevo reality show que se esta filmando de la mano de un ex militar retirado. En esos bosques, vive esta familia de personas deformes que viven a base de carne humana, escondidos en una fabrica abandona hace años. Los jóvenes van muriendo uno a uno, y su única esperanza contra la familia caníbal será el ex militar que utilizara viejas técnicas de combate para liberarlos.

El director es el principiante Joe Lynch, quien comienza su carrera en Hollywood con esta pésima primera película en su haber. Actúan Erica Leerhsen (The Texas Chainsaw Massacre, Book of Shadows: Blair Witch 2, Living Hell), Texas Battle (Final Destination 3, Coach Carter, Even Money), Aleksa Palladino (Find Me Guilty, The Picture of Dorian Gray, Before the Devil Knows You’re Dead) y el grandioso Henry Rollins (Feast, Bad Boys II, Heat) quien ha hecho roles muchísimo mejores que el de este film.

La historia se rellena con detalles claramente “robados” de “La Masacre de Texas”, ingredientes que en la primera parte no resultaban quizás tan evidentes, ya que la historia iba por otros lares. Explicando también el por que la familia estaba así de deforme dando un mensaje ecológico, la película termina a punto con un final explicito totalmente previsible como el resto de su historia, suponiendo una lamentable continuación que esperemos no se dignen a realizar. Por mas que se nombre irónicamente a Tarantino y uno de los personajes muestre en su remera el logo del film Battle Royale, la película no tiene casi puntos a favor y se convierte en un producto de esos que cavan su propia fosa junto a los demás.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 2/10



– Otros Posters –

22 noviembre 2007 Posted by | Asesinos, Terror | 5 comentarios

Rob Zombie´s Halloween

En 1978, el joven pero experimentado John Carpenter realizaba otro film independiente llamado Halloween. Esta película se basaba prácticamente, en su entorno, en las costumbres celtas que rodean al 31 de octubre, día en que se celebra dicho ritual, que consiste en decorar las casas de forma siniestra y que los niños, vestidos y disfrazados de seres espeluznantes, vayan pidiendo golosinas por las casas. Pero, en la película, esa misma noche, el joven Michael Myers enloquece y comienza a matar gente, lo que supone el principio de un villano tan famoso como su historia. Solo tres asesinos de la época de esplendor del cine slasher supieron cosechar millones de fanáticos y sobrevivir a los tiempos: Jason Voorhees, Freddy Krueger y, obviamente, Michael Myers. Halloween supo ver su éxito rápidamente entre los aficionados del terror, por lo que, a lo largo de los años, nos entrego varias secuelas: Halloween 2, Halloween 3: El día de la bruja, Halloween 4: El regreso de Michael Myers, Halloween 5: La venganza de Myers, Halloween 6 : La Maldición de Michael Myers, Halloween H20: 20 años después y Halloween : Resurrección. Luego de la tercera, las demás películas pasaron sin pena ni gloria, aunque dicha saga supo consagrar a Jamie Lee Curtis como una verdadera “Horror Queen”. Sin atenerse al “que dirán”, y dejando toda supuesta estructura de lado, el magnifico Rob Zombie nos trae esta suerte de “Precuela-Remake”, como solo el sabe hacerlo, con una clara distinción de su visión en la cinta, donde aquellos que siguen su carrera desde la música y han visto sus dos anteriores películas lo notaran con agrado. La película, podríamos dividirla en 2 grandes partes. La primera, cuenta la infancia de Michael, todo lo que paso y como llego a ser lo que es. Vale destacar en este caso, la soberbia actuación del niño, la frialdad con que toma las cosas, su modo de actuar, sus reacciones, y como pasa de tener una cara de nene bueno a una cara totalmente enfermiza con solo pequeños movimientos de sus facciones. Luego, casi de golpe, se nos sitúa en lo que seria la remake de la original Halloween, donde el feroz asesino escapa del internado en busca de su pequeña hermana, única sobreviviente de la masacre. Este papel, lo interpreta un ex luchador de lucha libre, por lo que el tamaño del personaje es realmente intimidatorio, así como sus bruscos movimientos y la aparente fuerza descontrolado que aplica sobre sus victimas, un aspecto mas que detallado y mejor logrado, a mi parecer, que en las películas originales. Pero lo bueno del film, es que no se adentra en el modernismo impuesto de todas las remakes, sino que, por lo contrario, se mantiene fiel a su inspiración, pudiendo decir así que la película es un clásico slasher, ni más ni menos. No cae en el terror asqueroso y casi gore de hoy en día, ni en las escenas totalmente explicitas. Vuelve al slasher primitivo donde, mas allá de los asesinatos, el protagonista principal era el suspenso de las eternas persecuciones. Suspenso bien llevado, con una excelente fotografía que utiliza como recurso constante las sombras y los lugares oscuros, donde los enfoques de la mascara de Michael lo hacen realmente terrorífico. Las escenas de las muertes son simples pero crueles, llenando toda expectativa. Quizás, quienes esperaban algo mas parecido a lo anterior de Rob Zombie, completamente bizarro y sangriento, queden un poco decepcionados, pero a Zombie le importa poco todo eso, y demuestra que es un gran director y, dejando de lado a la critica y a la taquilla, impone una visión realmente particular y fiel de la cinta original, sin caer en repeticiones monótonas o inventos descabellados en escenas fantasiosas que se pierden en la nada. Vuelvo a repetir: la película es un slasher de los 70 u 80, esos que inspiraron a Rob Zombie y que, al menos a mi, tanto me gustan ver.

La historia cuenta sobre un niño atormentado, parte de una familia totalmente disfuncional donde la madre, entregada a sus hijos pero ingenua, vivía con un hombre postrado en una silla, alcohólico y que maltrataba a sus hijos. El joven Michael recibía maltratos tanto de su hermana, como de su padre, así como también de los compañeros de colegio, aunque le tenia un amor muy grande a su madre y a su pequeña hermana, un bebe por esos entonces. El día de Halloween, tras festejarlo solo, enloquece, y comienza el resto de la historia que ya todos conocemos.

La dirección esta a cargo del bizarro y grandioso Rob Zombie (House of 1000 Corpses, The Devil’s Rejects) que fue también uno de los tantos que dirigieron un trailer falso de la película Grindhouse, de Rodríguez y Tarantino. A los actores podríamos dividirlos, primero, en la grupo de los chicos Zombie, conformados por su esposa, Sheri Moon (The Devil’s Rejects, Toolbox Murders, House of 1000 Corpses), Bill Moseley (The Devil’s Rejects, House of 1000 Corpses, Night of the Living Dead) y Sid Haig (The Devil’s Rejects, House of 1000 Corpses, Jackie Brown). Por otra parte, tenemos, entre protagonistas y cameos, a Malcolm McDowell (Fist of the North Star, Tank Girl, Star Trek: Generations), Brad Dourif (The Lord of the Rings: The Two Towers, Dune, Alien: Resurrection), Tyler Mane (The Devil’s Rejects, Troy, X-Men), William Forsythe (The Devil’s Rejects, Dick Tracy, The Rock), Udo Kier (End of Days, Blade, Johnny Mnemonic), Danny Trejo (The Devil’s Rejects, From Dusk Till Dawn, Desperado), Daeg Faerch (Freakshow, Front, Rattle Basket) y en el papel que glorifico a Jamie Lee Curtis, Scout Taylor-Compton (Wicked Little Things, 13 Going on 30, Sleepover).

Halloween de Rob Zombie es una película clásica, con detalles cuidados que mantienen en vigencia a la vieja escuela, que este director tomo tan personalmente al desarrollar su carrera. El film se convierte en un exponente de la época de la cinta original, solo que con la fuerza de hoy en día. Pero más allá de la película, del villano, del director, de la original… mas allá de todo, lo que siempre va a perdurar en la historia es la música que el propio John Carpenter compuso para la saga. Una joya.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 8/10



– Teaser Poster –

16 noviembre 2007 Posted by | Asesinos, Recomendados, Remake, Suspenso, Terror | 4 comentarios

Vacancy ( Habitacion sin salida )

El género del Thriller de suspenso es difícil, complicado. Su estructura tiene que estar manejada teniendo en cuenta muchos detalles importantes y su dinámica, quizás el centro de importancia, tiene que estar continuamente activa, casi como si tuviese una inquietante vida propia. Por su parte, los actores tienen que representar personajes y sentimientos lo mejor posible. Los climas tienen que ser constantes… cualquier altibajo en este tipo de películas puede llevarla al fracaso. Son tantos los detalles en los que un director se tiene que fijar al hacer este tipo de film, que la mayoría de las veces terminan perdiendo de vista algún que otro detalle fundamental, que infiere directamente sobre el resultado de la cinta. Vacancy tiene muchos de estos detalles, aunque también pierde otros igual de importantes. Fuera de lo que es la película en si, los títulos son bastante particulares para este género, y al final de los mismos, el efecto de fundido con la primera imagen que vemos es realmente atractivo. Un detalle quizás innecesario, pero muy original. Como la mayoría de las películas actuales de gente que se pierde en medio de la nada, no podía faltar el molesto cliché de no tener señal en el celular a la hora de pedir ayuda, un detalle que no entiendo como se puede seguir dejando pasar. La película comienza bastante lenta, con una dinámica bastante plana y una estructura centrada en la problemática de la pareja protagonista, a punto de terminar con su matrimonio. Las peleas y discusiones entre ellos durante el viaje son el centro de atención durante la primera media hora. Luego, casi por osmosis, la película da un vuelco y se desata el suspenso, para volver a una estructura que parecía básica y simple en una constante manifestación de climas de tensión, incrementándose poco a poco con el misterio de no saber lo que va a pasar, gracias a un suspenso muy bien llevado, tanto por el director como por las impecables actuaciones que entregan los actores principales. En muchas de las escenas, el manejo de las cámaras es un apartado vital para recrear los climas pretendidos, mostrando planos cortos y planos cerrados. Los encuadres son básicos pero cumplen con su cometido, al igual que la fotografía. Y aquí es donde viene el “pero”: la película termina siendo demasiado simple, con un desarrollo que prácticamente no tiene un principio y un final, haciendo parecer todo lo que vivencian los protagonistas como algo demasiado armado, sin dejar lugar a la imaginación. Por su temática y su historia, se nos hace esperar algo mucho más grande y caótico, que desgraciadamente nunca llega. Además, la desgastada relación entre ellos, tema central de la primera parte de la película, se deja de lado y no se vuelve a hacer mención sobre el mismo.

La historia cuenta sobre una pareja a punto de separarse que emprenden un viaje por la ruta. Mientras ella duerme, el decide tomar un atajo por que la ruta principal estaba supuestamente muy congestionada. En el camino, para eludir a un animal que se había cruzado en su camino, el esposo daña el auto. Así, llegan a una gasolinera y un misterioso hombre se ofrece para arreglarle el desperfecto. Siguen camino, pero unos pocos kilómetros mas adelante el auto vuelve a descomponerse, esta vez, sin arreglo. Los dos vuelven, entre peleas, a buscar al mecánico que los ayudo previamente, pero no lo encuentran por las altas horas de la noche. Allí mismo, en un hotel cercano donde preguntaron por este hombre, deciden pasar la noche hasta que este regrese a la mañana siguiente. Ya en la habitación, y para pasar el rato, el hombre decide poner en la video casetera unos vhs que encuentra sobre el televisor. Con gran sorpresa, se da cuenta que las películas snuff que esta viviendo habían sido filmadas en esa misma habitación, y por supuesto, los asesinatos eran reales. De ahí en más, se dan cuenta de que están en peligro y comienza toda una travesía para quedar con vida.

La dirección esta a cargo del principiante Nimród Antal (Kontroll), quien fue elegido tras su única película por haber ganado premios en distintos festivales con su opera prima. Trabajan como protagonistas, una de las mujeres mas hermosas de Hollywood, Kate Beckinsale (Serendipity, Underworld & Underworld: Evolution, Van Helsing) y Luke Wilson (My Super Ex-Girlfriend, Old School, Legally Blonde). Además, le podemos agregar a Frank Whaley (World Trade Center, Broken Arrow, Swimming with Sharks) y a Ethan Embry (Timeline, They, Sweet Home Alabama).

Atrapante y entretenida, se pierde a la hora de centrar toda la atención en el suspenso de la cinta, que si bien es muy bueno, hace que se descuiden otros aspectos, dando por resultado un film con mucho para dar, pero que termina teniendo poco para ofrecer, como si le faltase alma, esa gracia que no sabe encontrar.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 6/10



– Otros Posters –


9 noviembre 2007 Posted by | Asesinos, Suspenso, Thriller | 3 comentarios