Yakuza Horror

Por que el cine es un todo.

Solstice.

Los famosos 15 minutos de fama. Cuantos actores han caído en este abismo, donde luego de protagonizar una película de éxito rotundo, sus carreras comienzan a desaparecer gracias a la mala elección de sus próximos roles, o mismo a que nadie los llama por quedar demasiados encasillados en ese papel que los lanzo a la fama. Muchos no son los casos, teniendo en cuenta la cantidad de actores y actrices que salen de Hollywood, pero de nombrar, podemos mencionar a uno de los ejemplos mas grandes, llamado Mark Hamill, quien hizo el papel protagónico en la primer trilogía de Star Wars (La Guerra de las Galaxias) personificando al mítico Luke Skywalker. También podemos nombrar a Macaulay Culkin, con su recordado y muy bien realizado Kevin McCallister en la película Home Alone (Mi Pobre Angelito). Ejemplos así hay muchos, pero no tiene sentido que los siga nombrando, ya que en este momento solo me importa uno, y precisamente, es el que coprotagoniza esta película llamada Solstice, otro de esos productos casi bastardos con salida directa al DVD. La historia no es original, ni siquiera un poco, ya que opta por mostrar al típico espíritu con cuentas pendientes que intenta dejar algún mensaje desde el mas allá, pero en lugar de hacerlo de forma pacifica, lo hace causando paranoia y terror en la persona elegida. Por eso mismo, y si bien los personajes no logran caer de lleno en un gastado estereotipo, la trama se ve completa de básicos clichés del genero que ni siquiera se sustentan a base de un gran suspenso, que termina siendo demasiado naif y por lo tanto, poco efectivo dentro de lo tan predecible que se torna. La dinámica narrativa conduce a un ritmo argumental bastante lento, que intentando contar una historia, pareciera como si no llegase a ningún lado en ningún momento por lo poco estructurado del guión, perdiendo así toda la fuerza necesaria. A pesar de todo esto, el hilo conductor encierra a las escenas de una forma concisa y simple, que termina siendo algo normal, pero convincente, o mejor dicho, medianamente atrapante, llegando así a no ser una cinta completa y totalmente aburrida. De efectos especiales o de maquillajes y prostéticas no podemos hablar, por que brillan por su ausencia en esta producción. De todos modos, la música cumple un papel destacado en el film, ya que es el principal recurso que utiliza el director para tratar de generar momentos de tensión o de suspenso, pero, reduciendo toda expectativa, nos quedamos con una o dos escenas, que logran algo, pero sin llegar a mucho. El final, si bien tiene un giro sorpresivo e inesperado, hace que el resto de la historia pierda sentido y validez alguna, y todo el desarrollo de la trama se pierde y parece quedar en la nada de la mano de un final que poco tiene que ver con el resto de la cinta en lo que a la esencia de la historia se refiere.

La historia cuenta sobre un grupo de amigos que deciden ir de viaje a la casa de campo de una de las jóvenes, a quien precisamente hace poco tiempo se le suicido la hermana. Al llegar a la casa de sus padres con el resto de los amigos, solo ella presiente una extraña presencia, y piensa que es la hermana muerta que algo le intenta decir. Siguiendo las pistas y gracias a la ayuda de un joven local que cree en todos estos temas de leyendas y fantasmas, hace contacto con un espíritu del mas allá que necesita ayuda, obviamente, para resolver problemas no resueltos en vida.

La dirección esta a cargo de Daniel Myrick (The Blair Witch Project, The Strand, Believers), quien vuelve a demostrar que le falta mucho, mejor dicho, muchísimo, para llegar a ser un director de cine reconocido por sus buenos trabajos. Actúan la bella Elisabeth Harnois (Ten Inch Hero, Chaos Theory, Strangers with Candy), Tyler Hoechlin (Road to Perdition, Train Quest, The Rapture of the Athlete Assumed Into Heaven), Amanda Seyfried (Alpha Dog, Mean Girls, American Gun), R. Lee Ermey (The Texas Chainsaw Massacre: The Beginning, The Frighteners, Se7en) y Shawn Ashmore, el coprotagonista del cual hablábamos al principio, quien protagonizo a Iceman en la trilogía de los X-Men (personaje que va cobrando importancia hacia la tercer película), pero que luego de eso no supo elegir bien y termino haciendo este engendro de película.

En fin, el film no dice nada de nada, ni con su historia, ni con su realización, ni siquiera con la música o con los efectos. Un rejunte de descuidados aspectos, que no se detienen en detalles y terminan siendo el resultado de una seguidilla de situaciones incoherentes a la historia.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 4/10


– Otros Posters –

Anuncios

8 marzo 2008 Posted by | Fantasmas, Suspenso, Thriller | 2 comentarios

Hitman.

La película que nos toca reseñar hoy, Hitman, retoma como villanos a los Rusos, recordando siempre que el juego es un año anterior al ataque a los torres gemelas, que claramente cambio la nacionalidad de los villanos en las peliculas de accion con terroristas u otro tipo de matones que hacen de malos. La historia esta basada en un realista videojuego de la empresa Eidos, que si bien no marco ningún punto o innovación en el mercado, fue, y aun es, un excelente juego que atrapo a millones de personas por todo el mundo y que tuvo su conversión a varias consolas fuera de la PC. El videojuego en si, recordaba mucho al agente secreto James Bond, ya que encarnábamos al Agente 47, perteneciente a una corporación casi secreta que manejaba temas de estado, y generalmente nuestras misiones consistían en cumplir objetivos matando todo lo que teníamos en frente, o bien pasando desapercibido sin cobrarnos victimas. Esta comparación con el famoso 007 mucho no se daba en el videojuego ya que la amplitud de temas o historias en este rubro no es muy común y, vamos a ser sinceros, a la mayoría de los “gamers” nos interesa la adictividad del juego en si, y no tanto su historia. Pero en el cine la cosa cambia, y se hace más que evidente cualquier comparación con los films de James Bond. Por suerte, a la hora de ver el film, los detalles que lo componen la alejan un poco de la saga de Bond y podemos apreciarla como una cinta de acción mas. En forma de flashes, la película comienza contando la historia del protagonista desde su niñez, como fue educado y entrenado para ser lo que es: un asesino profesional e implacable, de esos que nunca fallan. Pero la estructura que le da forma a esta escena es un tanto confusa por no tener un hilo conductor aparente, resultando un tanto inentendible lo que se pretende contar, marcando casi un presagio de lo que será el resto de la historia a nivel argumental. El ritmo narrativo, que funciona casi como el sustento de la película, es realmente intenso, regalándonos acción sin descanso alguno desde el principio de la historia. Pero, como marcábamos antes, lo frenético del guión y su edición un tanto enmarañada, nos van llenando de información sin parar y hacen, lamentablemente, que la dinámica narrativa se vuelva un tanto confusa, con situaciones que se suceden una tras otras demasiado rápido y que, conteniendo una carga y un significado bastante importante en la historia, hacen que el desarrollo de la historia misma sea un tanto desestructurado. Cuando se comenzó a hablar del proyecto, los más fanáticos del videojuego, por las características físicas del personaje, automáticamente, hablaban de dos posibles actores: Jason Statham o Vin Diesel. Pero, para sorpresa de todos, el actor fue otro, que hizo papeles casi siempre de hombre normal, lejos de ser héroe de acción, y tuvo que entrenar durante meses para calzar en el personaje del agente 47. Y, a pesar de los esfuerzos físicos, el protagónico le queda demasiado grande, ya que el actor no sabe dotar al personaje del alma y el carisma pretendido, mostrando una personalidad a la que le falta mas fuerza y convicción. Pero, a pesar de todo esto, no puedo dejar de admitir que el entrenamiento fue más que positivo, ya que en todas las escenas de acción se desenvuelve con una notable soltura. Por eso mismo, el énfasis en las escenas de acción es notable y prodigioso, ya que las mismas son una constante ráfaga de enormes explosiones, constantes disparos y escenas de peleas realmente formidables, con coreografías pensadas con detalle y ejecutadas con una eficiencia y una frialdad dignas de cualquier asesino entrenado.

La historia cuenta sobre un asesino conocido solamente como “agente 47”, que es enviado para asesinar a un conocido político en Rusia. Creyendo haber llevado a cabo su objetivo, tiempo después ve en las noticias al hombre a quien había asesinado. Desconcertado, se da cuenta de que esta en medio de un complot internacional, y de que esta siendo buscado por otros agentes como el para matarlo. Junto a una mujer que conoce y un policía que intenta descifrar lo que esta pasando, tendrá que sobrevivir a los constantes ataques y desenmascarar a los culpables de que su vida este en (supuesto) peligro.

El director de la cinta es el francés Xavier Gens, quien hace poco sorprendía en el festival de Sitges a la gente con su terrorífica primera cinta llamada Frontière(s). Actúan Timothy Olyphant (Live Free or Die Hard, The Girl Next Door, A Man Apart), la hermosísima ukraniana Olga Kurylenko (Paris, je t’aime, Le Serpent, L’Annulaire), Dougray Scott (Perfect Creature, Dark Water, Mission: Impossible II) y Ulrich Thomsen (Kingdom of Heaven, The Weight of Water, Killing Me Softly).

Esta coproducción franco-americana (marcada por Luc Besson como productor y Vin Diesel como productor ejecutivo) brilla por ser un producto entretenido, que quizás es uno de los pocos puntos a favor junto a la intrépida acción. La historia y el guión rozan la mediocridad volviéndose predecibles, a igual que las actuaciones que no logran estar a la altura del film. Algunas escenas innecesarias y una estructura confusa, en otro caso, podrían terminar de “destruir” a una cinta, pero que más se le puede pedir a una película de acción que tiene, precisamente, mucha acción? Eso es, ni más ni menos, es lo que nos trae Hitman: entretenimiento asegurado.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 7/10



– Otros Posters –

29 enero 2008 Posted by | Accion, Thriller, Videos Juegos | 4 comentarios

Saw IV ( El Juego del Miedo 4 )

Un éxito obliga prácticamente a una segunda parte, que siguiendo exitosa, obliga a una trilogía. Indiana Jones, Volver al Futuro, Matrix, El Padrino… la mayoría de las trilogías míticas tiene sus puntos fuertes y sus puntos bajos, pero, en su mayoría, todas supieron cuando frenar. A mi parecer, Saw marco una nueva etapa en el género del suspenso, subiendo a niveles impensados la tensión y, por ende, la adrenalina que contagia la película. Muchos piensan y afirman que con la saga Saw pasa lo mencionado en un principio, que frente a una redituable taquilla, no frenan las ideas para seguir lucrando. Pero yo, por lo contrario, quizás confío un poco mas en el lado “artístico” de la paradoja: los creadores de Saw van mas allá de la taquilla y quieren volver a las bases del slasher, donde gigantes como Freddy y Jason tuvieron muchas continuaciones y, incluso cuando ya nada mas se podía inventar, salían con algo nuevo para conformar a los fanáticos, que aun observando las bajezas de los films, gritaban alegres por volver a ver a su asesino preferido. Y con esta serie de películas, donde ya se filmo parte de la 5 mientras se hacia la 4, y hasta ya se anuncio una sexta parte mientras no se había estrenado la cuarta, se intenta crear un nuevo personaje de culto, de esos que puedan ser recordados no solo por los fanáticos del genero sino también por el publico en general. Saw IV comienza, como era de esperar, con una escena muy fuerte, de esas que no son aptas para estómagos débiles ni para personas impresionables. Una autopsia se desarrolla mientras la cámara registra cada parte del cuerpo que es abierta y examinada, sin tapujos ni estupidas censuras. El resto de la cinta continua con todas esas trampas en forma de maquinas de tortura que caracterizan a la serie, donde, lejos de perder la creatividad, la imaginación y la destreza para crear estas maquinarias es digna de la personalidad del personaje que las pone en funcionamiento. Las muertes, torturas y demás cuestiones donde la sangre este intrometida son detalles comunes que le dan vida y popularidad a la película dentro del género al cual pertenece. Por eso mismo, la fotografía y los climas creados por la misma son excelentes, y, encima, no cambian desde el principio de la saga, algo muy bueno ya que el aspecto visual de estas cintas es el punto fuerte de las mismas. Siguiendo con el mismo apartado, podemos volver a ver esos efectos especiales que lejos de utilizar efectos digitales o abundantes CGI, se remiten a la vieja escuela y se basan en grandioso maquillajes y excelentes prostéticas, que logran convencer hasta al mas exquisito, ya que, a pesar de pequeñas cuestiones que no vale la pena nombrar, el cuidado de los detalles es lo que realmente hace grande a este magnifico apartado. En esta entrega, si bien la historia esta construida a base de flashbacks, podemos destacar también a la dinámica narrativa, frenética a mas no poder, con un desarrollo que nos atrapa desde los primeros minutos de la cinta y nos deja a medio sentar en nuestros asientos hasta el ultimo segundo, producto de una buena edición y de un hilo argumental bien construido y pensado con una incansable perspicacia, lo que habla muy bien del director y de su equipo creativo. También merito del mismo, esta vez el asesino principal tiene mucho más protagonismo que en las anteriores, por lo cual se puede desarrollar con más énfasis su lado sicótico y enfermizo, dando más vida al personaje que en las otras cintas. Pero a pesar de todo, la estructura de la trama se vuelve tan ostentosa y amplia que al final, cuando se intentan cerrar todos los puntos sueltos, es tanta la presión que la resolución de todo queda en pocas imágenes y se vuelve demasiado confuso, con varios giros argumentales que logran confundir a mas de uno y que no convencen a otros tantos.

La historia comienza donde termina la tercera parte. Un grupo de policías encuentra a la joven agente de la 3 y, mientras siguen las pistas, se les unen a la investigación dos agentes federales. Uno de los policías, que era amigo de la agente asesinada, es arrastrado a la fuerza dentro de uno de los juegos del “jigsaw”, quien pone en sus manos la vida de dos compañeros de trabajo. Al mismo tiempo, se intentar resolver el caso del asesino, y, mientras se buscan nuevas pruebas y evidencias, se nos muestras flashes de historias anteriores que nos van explicando los porque de muchas cosas de la cinta, incluso de las tres anteriores también.

La dirección esta a cargo de Darren Lynn Bousman (Identity Lost), quien se hizo cargo de la saga luego de que James Wan (Dead Silence, Death Sentence) dirija la primera parte y le deje la posta de director a Bousman para el poder encargarse de la producción. Actúan Tobin Bell (Saw,Saw2 & Saw3, Black Mask 2: City of Masks, Boogeyman 2), Costas Mandylor (Saw 3, The Game of Their Lives, Made in Brooklyn), Scott Patterson (Her Best Move, Highway 395), quien es mas conocido por su personaje en la serie Gilmore Girls, Lyriq Bent (Saw2 & Saw3, Skinwalkers, Four Brothers) y hace una aparición correspondiente a la historia Donnie Wahlberg (Saw 2, The Sixth Sense, Dreamcatcher) quien tiene un papel casi protagonista en la miniserie de culto Band of Brothers.

Sin pena ni gloria, siendo un poco menos que las anteriores, a Saw IV le cuesta ponerse en el mismo nivel que las otras producciones. La diferencia, según mi gusto y mi entender, es el factor sorpresa que, mientras en la uno sorprendía y en la dos lo volvía a hacer, ya en la tercera parte y en esta es un detalle usado y ya visto, que todos estamos esperando. Y, a diferencia de las otras, que tenían un giro final supremo, decae un poco en ese sentido argumental y la posiciona por debajo de la cima de la franquicia.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 7/10



– Otros Posters –


9 enero 2008 Posted by | Asesinos, Suspenso, Terror, Thriller | 1 comentario

The Bourne Ultimatum ( Bourne: El ultimátum )

Cuando el cine de acción había perdido su ruta con producción sobrevaloradas y personajes corpulentos salidos de la lucha libre, entre tanta mediocridad entra en acción Jason Bourne, un nuevo y talentoso “asesino a sueldo” que solo intenta descubrir su identidad. Por ese entonces, cuando la primera parte de la hasta ahora trilogía de Bourne se estrenaba, lejos estaban los clásicos de acción y el agente mas poderoso, el famoso 007 se había devenido en un estético y metrosexual agente que luchaba contra el crimen mas como un Batman tercermundista que como un verdadero héroe. Resolviendo quien es y que es lo que le hicieron, las dos primeras partes de la saga fueron un éxito, y, además, dos muy buenas películas repletas de acción. Pero, para cuando se comenzó a planificar la tercera parte tan prometedora, también estaban en los planes una nueva cinta de James Bond, que aspiraba a ser ruda y llena de acción, con un Bond nunca visto. Y para colmo, el ídolo de millones, Bruce Willis, volvía a encarnar a John McClane, en un film, según decían los mismos creadores, nunca visto. Jason Bourne se vio, por ende, en una gran lucha con dos pesos pesados de la acción, y, aunque a mi entender la perdió por puntos con Bond y por knock-out con McClane, de todos modos el film que vuelve a protagonizar es muy convincente. El principal protagonista en Bourne: El ultimátum (The Bourne Ultimatum – 2007) es el continuo movimiento de las cámaras, inquieto y por momentos frenético, que participa en cada escena, por mas mínima y simple que sea, explotando casi a la perfección al viejo pero aun efectivo recurso del zoom, utilizado aquí rápidamente para resaltar ciertos detalles de importancia dentro del encuadre o paneo general que se este mostrando. La dinámica argumental es casi adictiva, mostrando solo algunos altibajos, terminando por ser entretenida en buena dosis y prácticamente sin descanso. El modo y la forma en que esta plasmada la trama son un atractivo uno de esta saga, dejando de lado el palabrerio innecesario y centrandose en la acción. Cuando las palabras piden paso a la historia, lo hacen de una forma atrapante aunque moderada, sin hacerse demasiado extensas y terminar pecando de aburridas. La tensión constante de algunas escenas es parte de la acción misma, llena de persecuciones, peleas, disparos, y un largo etc. que llena la pantalla, todo presentado en un paquete que contiene grandes dosis de adrenalina, donde cada escena es producida impecablemente y sin detenerse en gastos. Sin tener muchos efectos especiales más que alguna que otra explosión y algún movimiento prodigioso de cámaras, se destacan en el film las grandiosas escenas de pelea, totalmente dinámicas y brutales, con una impecable coreografía que las hacen ver realistas de una forma particularmente exquisita y adictiva.

Aun cuando pensábamos que en la segunda parte ya tenia todo resuelto y cerrado en su cabeza, Bourne aparece aquí con nuevas preguntas y con nuevos recuerdos de su pasado, sobre todo, recuerdos de cuando el se anota al programa especial del que fue parte, y del cual desencadeno la historia principal de los films. En una metafórica complicidad con dos personajes involucrados como son Nicky Parsons y Pamela Landy, Jason va a ir tras la pista principal, la pista que lo llevara al desencadenante de todos sus recuerdos, al principio de toda una desastrosa operación que no salio como pensaba. Pero en el camino, tendrá que evitar que lo maten, y se vera inmiscuido en persecuciones, peleas y tiroteos que serán el entretenimiento para nuestros ojos.

El director que culmina esta (por ahora) trilogía es Paul Greengrass (United 93, Bloody Sunday, Resurrected) quien luego de la original The Bourne Identity del 2002 dirigida por Doug Liman, tomo la posta de la saga. Vuelven a la carga: el protagonista de la saga Matt Damon (Good Will Hunting, Saving Private Ryan, The Talented Mr. Ripley), Joan Allen (Nixon, The Bourne Supremacy, The Upside of Anger), David Strathairn (Good Night, and Good Luck., We Are Marshall, Fracture) y Julia Stiles (The Omen, The Bourne Identity & The Bourne Supremacy, 10 Things I Hate About You). Además, podemos agregar a dos buenos actores como Scott Glenn (Vertical Limit, Training Day, Freedom Writers) y Albert Finney (Traffic, Big Fish, Erin Brockovich).

Una buena película que culmina una buena saga de acción que supo mantenerse lineal, donde se hace difícil determinar cual fue mejor o peor que las otras, por el alto contenido por dosis iguales de buena historia y acción, donde la trama se mantiene de la primera a la ultima con un mismo tono y a pesar del cambio de director, el alma de las películas quedo intacto. Vale destacar, más allá de las ya nombradas escenas de lucha, una increíble persecución con unos impecables choques automovilísticos que son para el recuerdo.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 8/10



– Otros Posters –



16 noviembre 2007 Posted by | Accion, Libro/Novela, Recomendados, Thriller | 2 comentarios

Vacancy ( Habitacion sin salida )

El género del Thriller de suspenso es difícil, complicado. Su estructura tiene que estar manejada teniendo en cuenta muchos detalles importantes y su dinámica, quizás el centro de importancia, tiene que estar continuamente activa, casi como si tuviese una inquietante vida propia. Por su parte, los actores tienen que representar personajes y sentimientos lo mejor posible. Los climas tienen que ser constantes… cualquier altibajo en este tipo de películas puede llevarla al fracaso. Son tantos los detalles en los que un director se tiene que fijar al hacer este tipo de film, que la mayoría de las veces terminan perdiendo de vista algún que otro detalle fundamental, que infiere directamente sobre el resultado de la cinta. Vacancy tiene muchos de estos detalles, aunque también pierde otros igual de importantes. Fuera de lo que es la película en si, los títulos son bastante particulares para este género, y al final de los mismos, el efecto de fundido con la primera imagen que vemos es realmente atractivo. Un detalle quizás innecesario, pero muy original. Como la mayoría de las películas actuales de gente que se pierde en medio de la nada, no podía faltar el molesto cliché de no tener señal en el celular a la hora de pedir ayuda, un detalle que no entiendo como se puede seguir dejando pasar. La película comienza bastante lenta, con una dinámica bastante plana y una estructura centrada en la problemática de la pareja protagonista, a punto de terminar con su matrimonio. Las peleas y discusiones entre ellos durante el viaje son el centro de atención durante la primera media hora. Luego, casi por osmosis, la película da un vuelco y se desata el suspenso, para volver a una estructura que parecía básica y simple en una constante manifestación de climas de tensión, incrementándose poco a poco con el misterio de no saber lo que va a pasar, gracias a un suspenso muy bien llevado, tanto por el director como por las impecables actuaciones que entregan los actores principales. En muchas de las escenas, el manejo de las cámaras es un apartado vital para recrear los climas pretendidos, mostrando planos cortos y planos cerrados. Los encuadres son básicos pero cumplen con su cometido, al igual que la fotografía. Y aquí es donde viene el “pero”: la película termina siendo demasiado simple, con un desarrollo que prácticamente no tiene un principio y un final, haciendo parecer todo lo que vivencian los protagonistas como algo demasiado armado, sin dejar lugar a la imaginación. Por su temática y su historia, se nos hace esperar algo mucho más grande y caótico, que desgraciadamente nunca llega. Además, la desgastada relación entre ellos, tema central de la primera parte de la película, se deja de lado y no se vuelve a hacer mención sobre el mismo.

La historia cuenta sobre una pareja a punto de separarse que emprenden un viaje por la ruta. Mientras ella duerme, el decide tomar un atajo por que la ruta principal estaba supuestamente muy congestionada. En el camino, para eludir a un animal que se había cruzado en su camino, el esposo daña el auto. Así, llegan a una gasolinera y un misterioso hombre se ofrece para arreglarle el desperfecto. Siguen camino, pero unos pocos kilómetros mas adelante el auto vuelve a descomponerse, esta vez, sin arreglo. Los dos vuelven, entre peleas, a buscar al mecánico que los ayudo previamente, pero no lo encuentran por las altas horas de la noche. Allí mismo, en un hotel cercano donde preguntaron por este hombre, deciden pasar la noche hasta que este regrese a la mañana siguiente. Ya en la habitación, y para pasar el rato, el hombre decide poner en la video casetera unos vhs que encuentra sobre el televisor. Con gran sorpresa, se da cuenta que las películas snuff que esta viviendo habían sido filmadas en esa misma habitación, y por supuesto, los asesinatos eran reales. De ahí en más, se dan cuenta de que están en peligro y comienza toda una travesía para quedar con vida.

La dirección esta a cargo del principiante Nimród Antal (Kontroll), quien fue elegido tras su única película por haber ganado premios en distintos festivales con su opera prima. Trabajan como protagonistas, una de las mujeres mas hermosas de Hollywood, Kate Beckinsale (Serendipity, Underworld & Underworld: Evolution, Van Helsing) y Luke Wilson (My Super Ex-Girlfriend, Old School, Legally Blonde). Además, le podemos agregar a Frank Whaley (World Trade Center, Broken Arrow, Swimming with Sharks) y a Ethan Embry (Timeline, They, Sweet Home Alabama).

Atrapante y entretenida, se pierde a la hora de centrar toda la atención en el suspenso de la cinta, que si bien es muy bueno, hace que se descuiden otros aspectos, dando por resultado un film con mucho para dar, pero que termina teniendo poco para ofrecer, como si le faltase alma, esa gracia que no sabe encontrar.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 6/10



– Otros Posters –


9 noviembre 2007 Posted by | Asesinos, Suspenso, Thriller | 3 comentarios

Disturbia ( Paranoia )

Todos sabemos que la época en que Hitchcock hacia esos grandes exponentes ya paso, así como sabemos que luego de el, pocos directores han logrado hacer con el suspenso un producto de calidad. Géneros como el thriller se han desprendido, incluso desprendiendo de si mismo al “thriller psicológico” o al “thriller sobrenatural”, dos ramas que los críticos inventaron a la hora de no poder catalogar a un film como únicamente de suspenso. Si hablamos de exponentes del género, obviamente no podemos dejar no nombrar a dos clásicos como The Birds (Los Pájaros – 1963) y Psycho (Psicosis – 1960). Mas recientemente, si se pregunta sobre exponentes del suspenso, a mi entender podríamos nombrar a Seven (Pecados Capitales – 1995) y The Silence of the Lambs (El Silencio de los Inocentes – 1991), por solo nombras dos exponentes que, como decíamos antes, además de suspenso tienen dejos de thriller y hasta de policial, remarcando bien las bases del suspenso clásico. Como muchos estarán pensando, The Sixth Sense (Sexto Sentido – 1999) o The Others (Los Otros – 2001) son también grandes exponentes del suspenso, pero devenido en una convocatoria al modernismo del “thriller sobrenatural”. Sea como sea, con las bases que sea, y con los fundamentos que pueda, Disturbia se aleja de todos estos parámetros y cae en una obsoleta comercialidad, donde el new age y los niños bonitos copan las pantallas, como si se tratase de un comercial de desodorante masculino y no de una película de suspenso. Lejos de ser experto en accidentes de trafico, y sin compararlo con un hecho de la vida real ya que esto se trata de ficción, el comienzo del film ya marca la tendencia del mismo, con una escena ridícula y poco probable que desarrolla todo el resto del guión, haciéndolo perder un poco de credibilidad, ya que mas allá de la ficción misma, cuando se pretende darle seriedad a una trama, hay ciertos limites que no se deben cruzar. El film cuenta con una dinámica narrativa que, usando pequeñas historias de relleno fuera de la historia principal, logra acaparar la atención del espectador aun cuando nada interesante sucede y en esos momentos donde el suspenso se hace esperar. Si bien es verdad que la película entretiene por su dinámica, mezclándole historia cotidianas y cómicas al trasfondo de suspenso, mucho tiempo de la cinta se pierde en la nada, mostrando escenas que poco aportan al guión, produciendo una ansiedad en el espectador, quien esta esperando que algo realmente impactante suceda… pero esto tarda mucho en llega, por que recién en los últimos minutos de película, la cinta se torna realmente interesante, llena de escenas de suspenso que generan una tensión muy buena, complementando a medias la falta de la misma en el resto del film.

La historia cuenta sobre un joven que, tras la trágica muerte de su padre que el mismo presencia, se vuelve un problemático joven, potenciado por el constante trabajo de la madre y la poca atención que le puede prestar. Tal es el caso, que luego de pegarle a un profesor, una juez ordena un “arresto domiciliario”, poniéndole un artefacto al protagonista que no lo deja alejarse mas de ciertos metras fuera del radio determinado. Tras que su madre le corta Internet, le rompe sus videojuegos y le quita la televisión, la vida del joven se comienza a basar en espiar a sus vecinos, sabiendo todos los movimientos del vecindario. Un buen día, el nuevo vecino de enfrente comienza a hacer extraños movimientos y, el protagonista no tarda en sospechar que se trata de un asesino serial que había salido en las noticias.

La dirección esta a cargo de D.J. Caruso (Two for the Money, Taking Lives, The Salton Sea) quien además dirigió capítulos de exitosas series como The Shield, Smallville o Dark Angel. Trabajan Shia LaBeouf (Transformers, Constantine, I, Robot) quien perpetra una muy buena actuación, destacándose de entre el resto del elenco. Le siguen la bella Sarah Roemer (Wristcutters: A Love Story, The Grudge 2, Cutlass), David Morse (The Langoliers, Twelve Monkeys, The Green Mile) y Carrie-Anne Moss (The Matrix Trilogy, Memento, Suspect Zero) quien a fuerza de sus protagónicos me hace saber que no es mas que una mediocre actriz que solo tuvo la suerte de participar en una exitosa y reconocida trilogía.

Además de contar con una buena banda sonora, y un apartado técnico simple pero eficaz para lo pretendido, el film termina siendo tan redondo que carece de sentimientos. Esta suerte de remake/homenaje juvenil del clásico de Hitchcock llamado Rear Window (La Ventana Indiscreta – 1954) es tan obvio y marcado desde un principio, que el alma comercial y modernizada que el director le impregno terminan destruyendo un guión que si bien tiene sus puntos convincentes, no innova ni muestra nada nuevo.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 6/10



– Posters de Alfred Hitchcock’s Rear Window –


– Caratula de la edicion en DVD de toda la serie Hitchcock –

19 octubre 2007 Posted by | Asesinos, Remake, Suspenso, Thriller | Deja un comentario

Captivity ( Cautivos )

El genero del suspenso esta teniendo un gran problema para reproducirse a su mismo. Pocos exponentes dignos de mencionar aparecen y todas las luces se las lleva la saga Saw, que no deja de sorprender. Miles de copias e imitaciones han salido sin pena ni gloria, confundiendo a un género que termina por cansar a quienes somos asiduos en el tema. Captivity es un film que ha tenido mucha publicidad en los EE. UU., un gran trabajo grafico y la participación de una bella actriz de moda que levanto expectativas entre los cinéfilos atentos. Pero el resultado de la cinta esta lejos de lo esperado, por eso mismo, habría que ver el film bajando las exigencias que uno tiene a la hora de ver un buen film de suspenso. La cinta si se destaca por una particular y excelente fotografía que es la que genera todos los climas: la iluminación y el posterior juego de luces son impecables, llenos de colores reales y brillantes. Los encuadres, en su mayoría son cerrados, para favorecer a la historia y a los sentimientos expresados por la protagonista. Hay una importante cantidad de cámaras fijas y otras secuencias de cámaras que persiguen al objetivo en planos cortos logrando emular en detalle al encierro propio que le da vida al film, ayudando también a la puntualización de los climas. Hablando de climas, creo que acá si se puede hablar de climas compuestos de constantes escenas llenas de tensión y de un buen suspenso, impulsadas por tener mucho misterio, con un personaje principal que conocemos y dos personajes secundarios de los cuales no sabemos nada, ni quienes son, ni de donde vienen, ni cuales son sus intensiones. Lo mas interesante, es la continua duda de saber que uno de estos dos personajes es el “malo” del film, pero el otro no sabemos de que lado esta. La dinámica narrativa es todo, el manejo de los tiempos, los pocos diálogos y el trato de la fotografía en consecuencia de la creación de suspenso es el mejor logro que tiene el film, haciendo así que la trama se mantenga firme y dinámica en su despliegue. La cinta cae cuando, pasando la hora, y si bien el film sigue siendo dinámico en cuanto a la historia, el suspenso y la tensión, así como también los climas en general se ven perjudicados sobremanera por una dosis de escenas y desenlaces predecibles que van de la mano junto a un final color de rosa que decepciona.

La historia cuenta sobre una hermosa modelo que lo tenía todo, fama, dinero y belleza. Un día, luego de una gran fiesta, despierta en una habitación cerrada para darse cuenta de que ha sido raptada. Luego de tranquilizarse y buscar por el lugar, nota que detrás de un vidrio un tanto escondido, en una habitación contigua, se encuentra otra persona que también ha sido puesta en cautiverio al igual que ella, y, mientras intenta escapar, ira creando una relación de necesidad con esta persona. Por otro lado, la policía comienza a investigar el caso tras encontrar ciertas pistas en el departamento de la modelo que les hace creer que el raptor se trata de un hombre que ya ha cometido otros crímenes similares.

La dirección esta a cargo del ingles Roland Joffé (The Mission, Super Mario Bros., The Scarlet Letter) quien realiza una impecable tarea en un guión demasiado común. Actúan la hermosísima Elisha Cuthbert (The Girl Next Door, House of Wax, The Quiet), mas conocida por ser la hija de Jack Bauer en la serie “24”. Le siguen Daniel Gillies (Spider-Man 2, Trespassing, Bride & Prejudice), Pruitt Taylor Vince (Constantine, Identity, The Cell) y Michael Harney (Erin Brockovich, Turbulence, Ocean’s Thirteen).

Una idea ya vista pero modificada para que resulte una cinta original. Todo lo bueno del manejo por parte del director, la fotografía, los climas logrados y las buenas actuaciones poco tienen que hacer con un guión que si bien entretiene, se pasa de predecible y termina arruinando un producto que podría haber sido mucho mejor de lo que es.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 7/10



– Otros Posters –

29 septiembre 2007 Posted by | Suspenso, Thriller | 4 comentarios

Beneath.

Es raro ver a MTV Films detrás de una película de bajo monto, y sobre todo, una película de terror tan baja como la que vamos a comentar. Beneath, que con su nombre hace referencia solamente al final de la cinta, es una de esas películas donde el suspenso pretendido queda en la nada y no nos mueve ni un pelo. Al principio, comienza lenta, como si le costase arrancar hacia algún punto. No se dan muchos datos de importancia, si no que se remite a mostrar una pequeña historia y luego se desencadenan otras escenas consecuencias de la principal. Por varios minutos de una trama lenta y aburrida, la atención de la historia gira en torno a lo mismo. En ciertos momentos puntuales, aparecen escenas casi sin sentido argumental, como innecesarias y fuera de la trama original, haciendo al film algo confuso, aunque, sin ir mas lejos, esta propia confusión genera un desconcierto tal que logra captar nuestra atención, ya que es imposible entender lo que se nos esta mostrando. La música hace un buen papel dando lo mejor de si para crear climas, con altibajos sólidos y sonidos bastante acongojantes… pero, al no estar acompañada por imágenes que igualen su cometido, todo se pierde en un triste intento fallido, y los espectadores seguimos esperando esas escenas de suspenso que se insinúan pero que nunca llegan. Las actuaciones, en su mayoría, son bastante malas, donde además de un bajo nivel de caracterizaciones, podemos encontrar diálogos imprecisos y escenas que pierden su poco brillo a causa del bajo tratamiento de las emociones por parte de los protagonistas. Mucho mas no hay para decir de este film.

La historia trata sobre una pequeña niña que, luego de perder a sus padres en un accidente, sufre otro junto a su hermana, donde ella se salva pero la hermana queda atrapada entre llamas con quemaduras en el 100% de su cuerpo. Traumada y con visiones que no puede superar, es llevada a un hospital psiquiátrico, donde pasa el resto de su niñez bajo tratamiento. Años mas tarde, luego de haber salido del hospital psiquiátrico, recibe un llamado de su pueblo natal, donde se entera que un viejo conocido había fallecido. Con motivo de acudir a su velorio, vuelve por unos días al pueblo que la vio crecer para llevarse la sorpresa de que no es bienvenida como ella esperaba, y va a tener que enfrentarse con fantasmas de su propio pasado.

La película esta dirigida por Dagen Merrill, quien es totalmente primerizo en lo que a cine o video o TV se refiere, dando un poco a entender el por que de la mala dinámica y estructura narrativa del film. Actúan Nora Zehetner (R.S.V.P., The Burning Land, Conversations with Other Women), Carly Pope (The Glass House, Two for the Money, 10.5: Apocalypse), Matthew Settle (U-571, Rancid, The Celestine Prophecy) y Timothy Paul Perez (Edison, Gray Matters, 88 Minutes).

Una película fría, sin emoción, sin alma. Un producto para el olvido, con un final inexplicable y obsoleto, completamente absurdo, que tira a la basura el resto del guión.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 3/10



– Imagenes cortesia de http://www.cinefacts.de

23 agosto 2007 Posted by | Suspenso, Thriller | 3 comentarios

Number 23 ( El Numero 23 )

Ver a Jim Carrey fuera de una comedia resulta extraño. Tan plasmado esta en el genero que resultaba difícil verlo hacer alguna otra cosa. En “Eternal Sunshine of a Spotless Mind” rompió un poco este encasillamiento haciendo de un hombre solitario, triste y enamoradizo, aunque, en las partes tierno/cómicas del film, dejaba salir su “Ace Ventura” de adentro y nos resultaba un tanto chocante, mas allá de que el resto de la actuación en el film sea de lo mejor de su carrera. En este film, lastimosamente me paso lo mismo… pude apreciar la película como lo que es, pero me resulto demasiado chocante dentro de un thriller de suspenso ver esos dejos cómicos de Carrey contrastando con el resto del film. Quizás, solo la comedia le sienta bien. La película, antes de prepararnos a verla, tenemos que sobrentender que se trata de un producto plenamente comercial, de esos que si no salen bien, los mas asiduos a ver cine podemos deducir de antemano que no va a ser un gran éxito como se promociona, si no, que solo se va a quedar en nombres, solo nombres, tanto de actores como director. Apenas comienza el film, como indicio de alguna verdad o intentando darle mas intriga al guión, se nos muestra, en los títulos, decenas de datos donde aparece el numero 23, tanto cantidades de cosas, como fechas u otras yerbas. Además de la narración normal del film, podemos rescatar otra, que si bien no es novedosa, es detallada y bien trabajada: se trata de los momentos donde el protagonista lee el libro, donde una voz en off va relatando lo sucedido e imágenes con una genial fotografía basada en los contrastes luminosos y las imágenes brillantes, cuentan lo relatado. Mas allá de esto, la dinámica narrativa del film es de todas formas genial, con un guión inteligente que esta plasmado casi a la perfección, no dejando lugar al aburrimiento y atrapando al espectador por su propio desconcierto. La poca cantidad de pistas dadas en el transcurso de los minutos sirven para mantener los logrados climas de misterio que se convierten en la sólida base del film. Los puntos pendientes y las preguntas generadas se van respondiendo una a una, dejando paso a nuevos misterios que llenan el total de una cinta donde, lamentablemente, no todo lo que brilla es oro: los últimos 20 minutos de cinta son apresurados, sacando rápidas conclusiones que tiran a la basura todo el tratamiento del guión procesado, perdiendo el suspenso, el misterio y cualquier rastro de originalidad que pudiese tener el film.

La historia cuenta sobre un hombre que para el día de su cumpleaños, recibe por parte de su esposa, un libro de regalo. Mientras lo lee, va notando que muchos de los datos revelados son casi iguales a lo que el vivió de niño y de joven, llevándolo a obsesionarse con el contenido del libro, en especial, con un numero que se repite, el numero 23. Siguiendo las pistas que consigue en el libro, ira desentramando un misterio que sin buscarlo, lo tiene a el mismo como protagonista.

La dirección del film esta a cargo de Joel Schumacher, director de renombre y altibajos si los hay, que luego de hacer joyas como The Lost Boys, Flatliners o 8MM, llega a hacer espantosas obras comerciales sin sentido como Batman Forever, Batman & Robin, Phone Booth y, sin caer tan bajo, la misma Number 23, que perdiendo todo sentido hacia el final, solo queda en un grupo de nombres conocidos dirigidos por otro nombre conocido. Actúan Jim Carrey (Me, Myself & Irene, The Mask, Ace Ventura: Pet Detective), Virginia Madsen (Firewall, Candyman, Dune), Logan Lerman (The Butterfly Effect, The Patriot, What Women Want) y Danny Huston (Children of Men, 21 Grams, The Aviator).

El film comienza inteligente y atrapante, pero logra, con los minutos, convertirse en un frío fruto de la eterna vista comercial de los EE. UU., donde una trama original suele ser moldeada para que convenza y guste a la mayoría de las personas, perdiendo así el rumbo original y causal que la película podría haber llegado a tener.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 6/10



21 agosto 2007 Posted by | Asesinos, Suspenso, Thriller | Deja un comentario

The Reaping ( Prueba de Fe )

Todos los adeptos al cine de terror estamos acostumbrados a que Hollywood se meta con la religión, con Dios para ser mas específicos, y desde una cinta intentar crear controversias o en otros casos, expresar ideologías que van en contra de la religión, generalmente la católica. Esta película, filmada en los EE. UU. y en Puerto Rico, intenta mostrar un lugar menos pecaminoso que “El Exorcista” dotándola de detalles mas científicos, que pretenden mucho pero logran poco. Los supuestos milagros del film comienzan en Venezuela, y no pierden tiempo en hacer uso de su creencia de superioridad tratando a Latinoamérica de supersticiosa, e inculcándonos una mirada punzante sobre la continua contaminación ambiental de las fabricas con sus desechos tóxicos. El apartado técnico, si bien el film no rebosa de efectos especiales, fue un punto que me llamo la atención, sobre todo en el efecto del agua que se torna rojo sangre, un efecto digital realmente muy bien logrado. En su mayoría, los efectos son así, digitales, aunque tiene unos pocos efectos 3D excelentes, casi secundarios, sin arruinar la esencia del guión. La fotografía es un tanto desgastada, aunque dueña de colores brillantes que logran crear interesantes imágenes en algunos pasajes de la cinta. Hablando ahora del guión, podemos decir que es sólido, tanto por sus apreciaciones científicas como por las religiosas. La dinámica narrativa es constantemente atrapante, manteniendo al film en un nivel intenso, sin crear contrastes donde la cinta pueda caer y tornarse aburrida. Pero, si bien el film es atrapante y desconcertante, donde nos cuesta ver que es lo que puede pasar y toda conclusión es en vano, el suspenso es manejado de una forma débil, donde la tensión necesaria para complementar su gran dinámica brilla por su ausencia. La historia no es un punto demasiado original: intentando demostrar un aire de seriedad, los continuos y típicos guiños de este genero que recorren al film afectan la credibilidad de los hechos, que si bien sabemos que se trata de un film de ficción, aun así los desenlaces de ciertas situaciones y las deducciones de otras son demasiado apresuradas, creando un ritmo de acontecimientos que supera a la dinámica narrativa misma. El guión comienza simple y lineal, pero hacia el final se vuelve ostentoso y no tiene una base fuerte para sostenerse a si mismo.

Una investigadora que perdió la fe y quedo resentida tras la muerte de su hija, se encarga con real empeño de desmitificar ciertos hechos alrededor del mundo que son tomados como milagros. En un pequeño pueblo, luego de que una niña encuentra muerto a su hermano en la orilla del río, las aguas del mismo se tornan color rojo sangre, emulando una de las plagas bíblicas. La gente local, además de culpar a la niña de ser una suerte de anticristo, tienen miedo que se desaten las restantes plagas y azoten a la ciudad. Al mismo tiempo, la investigadora recibe un llamado de un viejo amigo, que guiándose por señales que supuestamente Dios le envió, la previene de que algo peligroso esta pasando y sin dejarlo terminar, le corta el teléfono y se dispone a investigar las aguas que se tiñeron de rojo, sin tener expectativa alguna de la que va a vivir.

La película esta dirigida por Stephen Hopkins (Lost in Space, The Ghost and the Darkness, Predator 2) quien ha hecho buenos productos de terror explicito aunque esta vez demuestra que el terror sugerido no es su gran fuerte. Actúan Hilary Swank (Million Dollar Baby, Boys Don’t Cry, The Next Karate Kid), David Morrissey (Basic Instinct 2, Derailed, Captain Corelli’s Mandolin), Idris Elba (28 Weeks Later, The Gospel, One Love) y la pequeña modelo y diseñadora AnnaSophia Robb (Bridge to Terabithia, Charlie and the Chocolate Factory, Because of Winn-Dixie).

Lamentablemente el film cae en la obviedad de las guiños tontos y repetidos del genero, como la falta de señal en los celulares y el típico niño que con un dibujo explica situaciones inexplicables. A pesar de esto, el final tiene un interesante giro, aunque minutos antes se desborda en fantasía e imaginación rompiendo toda solidez de realidad que se le intenta dar desde un principio.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 6/10



– Otro Poster –

2 julio 2007 Posted by | Suspenso, Terror, Thriller | Deja un comentario