Yakuza Horror

Por que el cine es un todo.

One Missed Call ( Una Llamada Perdida )

Fue en 1999, y gracias a la magia de Internet, cuando logre hacerme de la película japonesa Ringu (The Ring – 1998), dirigida por Hideo Nakata, basándose en la novela de Kôji Suzuki. Fue en ese entonces, y sorprendido por la fuerza y el terror de la cinta, cuando decidí comenzar a darle una oportunidad al cine asiático, cine al cual tenia considerado como “denso y aburrido” a causa de una tantas películas que había visto con anterioridad, aunque no del genero del terror. Comencé a conocer a maestros como Takeshi Kitano, Takashi Miike, Oxide Pang y Danny Pang, Banjong Pisanthanakun y Parkpoom Wongpoom, Takashi Shimizu, y un largo etc. que, por supuesto, me llevo a ver películas del inigualable Akira Kurosawa. Pero dejando a Kurosawa de lado, lo que mas me llamaba la atención de estos realizadores de cine de terror era el suspenso dinámico con el que rellenaban a sus historias, un suspenso punzante y fuerte, catatonicamente visual que se adentraba en mi cuerpo y me hacia helar la sangre. Recuerdo que desde ese entonces me hice casi adicto a este cine, y he visto cientos de exponentes, buenos y malos, como es de esperar. Pero, en ese entonces, no imagine que los americanos, que me tenían acostumbrado a un cine muy diferente a este, iban a agotar sus ideas y, frente a un supuesto éxito garantizado, se iban a poner a reversionar estas cintas orientales de una forma tan… equivoca. Como ya he reseñado otros bodrios similares, le llego el momento a One Missed Call, remake de la película Chakushin Ari del 2003, dirigida por Takashi Miike basándose en la novela de Yasushi Akimoto, quien mas tarde tuvo una mas floja (aunque mas terrorífica) continuación llamada Chakushin Ari 2, estrenada en el 2005 y dirigida esta vez por Renpei Tsukamoto. El éxito de esta saga no termina ahí, y llega, en el 2006, Chakushin Ari Final, dirigida por Manabu Asou. En el 2008, se estrena esta remake que resulta ser una producción entre Japón, EE. UU. y Alemania, que si bien no fue un fracaso de taquilla, no llego a ser el producto cinematográfico que se pretendía. La película intenta ser fiel a la original, y pretende mantener una dinámica similar, aunque claro esta, el ritmo impuesto por los occidentales participes de la cinta le dan un movimiento mas activo, denotando ya una diferencia casi crucial que la aleja grandes distancias del producto de Takashi Miike. Como de la mano de un cuentagotas, podemos comparar escena por escena y situación por situación con el film asiático, donde el suspenso pierde un poco de fuerza a causa de la contrariedad constante con el factor sorpresa, recurso del cual pretende sustentarse la historia de una forma errónea y poco inteligente, ya que lo que en la original asustaba, en esta solamente pasa casi desapercibido. Así mismo, el director falla en no profundizar un poco más sobre los detalles de los personajes, por que, como es sabido, lo orientales tienen una forma mas onírica y metafórica de profundizar sobre sus guiones, y los americanos tienen una dinámica mas rápida y concisa que no deja lugar a las explicaciones implícitas. Por lo tanto, como decíamos antes, al rehacer esta cinta oriental con la estructura americana, el alma de la historia en si se pierde totalmente junto al suspenso y a la tensión que regalaba la original. De esta forma, es que el final necesita de redundantes explicaciones y presenta una nueva vuelta de tuerca ausente en el producto original que, intentando darle un sentido diferente a la cinta, la termina de hacer confusa y le quita un poco el sentido, haciendo de ese mismo y simple final, una debacle de sentidos que nunca termina de aclararse. Intentando darle un toque más oriental, la fotografía esta bien cuidada y guarda los mismos ambientes que la original. Las locaciones son bastante similares sirviendo también para esta remake, y los efectos especiales, en su mayoría FX digitales, están a la altura de una buena producción americana, sabiendo ayudar en los climas de suspenso como la historia lo requiere.

La historia cuenta sobre un joven que queda realmente traumatizada por la muerte de dos amigos en pocos días. Solo ella, logra darse cuenta de que existe una similitud entre las dos muertes: días antes de estas, ambas personas habían recibido una extraña llamada al celular, donde escuchaban como iban a morir, con fecha y hora exactas. La joven, al confirmar sus sospechas, acude a la policía, que como era de esperar, no le cree nada de lo que dice… a excepción de un joven policía, que ha sufrido la muerte de su hermana de la misma forma en que la protagonista relata. Juntos, tendrán que entender y averiguar donde ha empezado la cadena de llamados, para así poder detenerla y que nadie más muera.

La floja dirección esta a cargo del francés Eric Valette (Maléfique), quien realiza su segundo largometraje en su corta carrera. Actúan Shannyn Sossamon (A Knight’s Tale, 40 Days and 40 Nights, Catacombs), Edward Burns (Saving Private Ryan, A Sound of Thunder, 15 Minutes), Ana Claudia Talancón (El Crimen del Padre Amaro, The Virgin of Juarez, Love in the Time of Cholera) y Ray Wise (RoboCop, Rising Sun, Dead End).

Lamentablemente, no logro imaginar el impacto de esta cinta ya que vi la original con anterioridad. Sin embargo, y aun cuando se le intento dar un aire mas americano para lograr vender, a la estructura de la cinta le falta mucha fuerza y determinación, ya que solo se conforma con ser una remake mas, de esas que no intentan innovar o apostar a mas dotando a la historia de la visión particular del director de turno.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 3/10




– Poster de Chakushin Ari –

9 junio 2008 Posted by | Cine Oriental, Fantasmas, Libro/Novela, Remake, Suspenso, Terror | 3 comentarios

I Am Legend ( Soy Leyenda )

En 1954, un reconocido escritor de ciencia ficción y terror llamado Richard Burton Matheson, le regalaba al mundo una de sus novelas mas conocidas, llamada I Am Legend. Como muchos de sus cuentos y escritos, esta novela fue llevada al cine en 1964 por el director Ubaldo Ragona, quien dirigió solo 4 películas pero en este caso se dio el gusto de tener como protagonista al magnánimo Vincent Price en el film llamado The Last Man on Earth. Siete años después, en 1971, el director Boris Sagal dirigía al grandioso Charlton Heston en una remake más fiel al libro llamada The Omega Man. Ahora, 36 años después, llega un nuevo remake basado en el libro de Matheson, con un gran parecido a la película protagonizada por Heston. En I Am Legend, de entrada, podemos notar que el aspecto visual quizás es el componente mas fuerte de la película: una ambientación post apocalíptica baña las ciudades, llenas de pastos en sus calles y de animales salvajes sueltos, tierra y suciedad por doquier, autos desparramados por todos lados y un silencio y una quietud inimaginable, todo construido gracias a avanzadas técnicas de retoque digital y efectos 3D que tiene su propio apartado. Lamentablemente, derrochando un exceso de dinero, destruyen sin necesidad parte de la magia del film al hacer por computadora a los enemigos de nuestro protagonista, utilizando una animación que hace recordar a ciertos demonios en el film Constantine o al mismo Gollum de la saga de El Señor de los Anillos, pero, en el caso que nos compete, los vampiros tranquilamente podrían estar hechos con un buen maquillaje y trajes prostéticos, ya que, a diferencia de los personajes antes nombrados, el diseño de estos seres es casi idéntico a cualquier cuerpo humano. Por eso mismo, algunas escenas en 3D terminan siendo completamente innecesarias, utilizadas como complemento de perfectos paneos, encuadres y movimientos de cámaras que, al querer compensar el aspecto visual que muestra una ciudad devastada, recurren a la animación computada que si bien no es para nada mala y a simple vista pasa desapercibida, para el ojo mas critico es un tanto notoria la diferencia y llega a molestar. Como era de esperar por factores tales como la mezcla entre escritor/director/actor, la dinámica narrativa es impecable, ayudado por pequeños flashes en forma de recuerdos donde se nos muestra el “porque” y el “como” de todo lo ocurrido, principalmente, de todo el proceso de la infección. Al mismo tiempo, conjugándose con la trama de la cinta, incontables escenas con enormes despliegues de producción se suceden uno tras otro para impactar en su composición, sirviendo también para fomentar la magnitud de lo ocurrido. Sin ir mas lejos, es lo mínimo que se puede pedir de un film que costo millones de dólares, donde el factor entretenimiento/taquilla tiene que ser fundamental para que las cuentas cierren. Pero así y todo, hay que destacar la gran cantidad de extras y otros detalles que demuestran que no se privaron de nada. Y hacia el final, además de impregnarle un sentido místico a la película que termina rompiendo con la estructura narrativa firme que venia teniendo la cinta, podemos documentar que, así como Tom Hanks le dio vida con su actuación a la película El Naufrago (Cast Away – 2000), aquí el taquillero Will Smith le da sentido a este film, ya que mas allá de ser el protagonista, la mayoría de los minutos de metraje transcurren en escenas donde lo vemos solamente a el con su mascota, en diferentes situaciones que lo ponen a prueba constantemente como actor, lo cual habla bien del director y de su talento narrativo.

La historia cuenta sobre un hombre que resulta ser, aparentemente, el único sobreviviente humano de una plaga producida por experimentos para curar el cáncer. Como parte del proyecto, tras el momento donde prácticamente la raza humana desaparece, el solo, con su perro de compañía, continua su vida entre la investigación para una cura y la supervivencia, ya que estas criaturas en los que los seres humanos se han convertido son una suerte de vampiros, y noche tras noche salen a alimentarse de lo que encuentren en su camino. Como si fuese poco, también tendrá que lidiar con el dolor de haber perdido a su familia y con la locura misma, producto de los años de aislamiento y soledad.

La película fue dirigida por Francis Lawrence, quien luego de dirigir videos de música, entro a la pantalla grande con la superproducción Constantine, protagonizada por Keanu Reeves y basada en el comic Hellblazer. Actúan Will Smith (Bad Boys & Bad Boys II, Independence Day, Men in Black & Men in Black II), Alice Braga (Cidade de Deus, Cidade Baixa, Sólo Dios sabe), Charlie Tahan (Once Upon a Film, Trainwreck: My Life as an Idiot, High Falls) y Emma Thompson (Harry Potter and the Prisoner of Azkaban & Harry Potter and the Order of the Phoenix, Sense and Sensibility, In the Name of the Father), quien ofrece un pequeño e interesante cameo mas allá de que su nombre no aparezca en los créditos del film.

Como en producciones similares, abundan las publicidades a marcas conocidas, como empresas de teléfonos, de computadoras, de televisores y otros etcéteras. También, quizás en un modo mas irónico, se ven afiches de películas a estrenarse en el futuro, donde se destaca un enorme afiche que muestra el logo de Batman casi fundido con el de Superman, crossover que todo fanático de los comics espera con ansiedad. Una película a la cual se le hizo demasiada publicidad pero que, a mi gusto y entender, entrego mucho menos de lo que prometía. Otra mas de esas remakes donde personalmente me quedo con la/s versiones originales.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 6/10



– Otros Posters –

– Novela “I Am Legend” (Richard Matheson – 1954) –

– The Last Man on Earth (1964) –


The Omega Man (1971) –

27 diciembre 2007 Posted by | Libro/Novela, Remake, Suspenso, Terror, Vampiros | 2 comentarios

The Invasion ( Invasores )


The Invasion, la película que nos compete en este momento, es una remake del clásico de ciencia ficción de 1956 llamado Invasion of the Body Snatchers dirigido por el mítico Don Siegel, quien se baso en la novela The Body Snatchers del escritor Jack Finney para llevarlo a cabo. La película de Siegel tuvo su remake en 1978, con el mismo nombre pero dirigida por Philip Kaufman, que no tuvo tanta repercusión como la original. Y, en 1993, utilizando casi el mismo nombre de la novela, sale una “re-versión” del clásico de 1956 llamada The Body Snatchers (Los Usurpadores de Cuerpos – 1993), bien lograda y con grandes dosis de suspenso aunque totalmente inferior en taquilla y popularidad que las anteriores. The Invasion es también una remake mas, pero a diferencia de las anteriores, si bien esta basada en la novela, esta versionada libremente, con ciertos detalles y situaciones que recaen en la imaginación del director de turno. Sin preámbulo alguno, el film comienza con un ritmo firme y latente que nos da información y nos sitúa en el desarrollo de la película desde los primeros segundos, como ya previendo que todos sabemos de lo que se trata. Sin embargo, es mas que interesante el detalle ya que, de entrada, como dijimos antes, todo eso que “ya sabemos” por el simple hecho de ser una remake, se nos muestra en los primeros minutos y todo el suspenso se deja en pie para comenzar a generarse durante el resto de la cinta, donde no sabemos lo que puede pasar. Esta situación genera grandes expectativas y es un merecido elogio a su director por no caer en el mediocrísimo ni burocrático plasmado que suelen mostrarnos las remakes que van a por lo seguro. Siguiendo con el director, podemos decir que sabe plasmas a la perfección un ritmo narrativo de esos implementan una tensión punzante que va creciendo con el correr de las escenas. Pero no solo eso crea los excelentes climas que componen a la cinta: podemos destacar diálogos inteligentes y atrapantes, perpetrados por un grupo de actores elegidos con destreza que puede plasmar cada una de las emociones necesarias para convencernos de que lo que están viviendo es real, dándole una mayor credibilidad a la historia. Por si fuese poco, la dinámica narrativa que se utiliza es muy detallada y minuciosa, logrando captar la atención del espectador incluso en los momentos donde la acción o el suspenso todavía no dan indicios de vida alguna. La edición inquieta, los movimientos de cámara un tanto desequilibrados y los encuadres perfectamente equilibrados, dan por resultado, junto a una fotografía que calza justo en las escenas y se la ve trabajada en sus colores, una armonía mas esquizofrenica a la trama, y si bien no es algo exagerado y completamente notorio, termina siendo un detalle mas que valido para ayudar a contar una historia de una forma muy particular que hace mas atractivo a su contenido argumental desde la parte visual del film. Los efectos visuales son casi ausentes, salvo por contadas escenas 3D y alguna que otra prostética o efecto de maquillaje, pero aun así, estos pocos son impecables y se ven equilibrados por una enorme producción que lleva a que cada escena pueda ser plasmada tal cual lo requiere el guión.

La historia cuenta sobre un trasbordador especial que, al entrar a la atmósfera terrestre, se hace pedazos y cae sobre la tierra. Junto a la nave, viene una materia orgánica que en un principio el ejercito no le da mayor importancia y, cuando una ola de enfermedades comienzan a aparecer, el gobierno solo da la explicación de que se trata de un gran virus que trasporta una gripe común y corriente. Pero con procesos de investigación por parte de los protagonistas y actores secundarios, se comienzan a dar cuenta de que no es una simple gripe, sino que esta materia orgánica que vino desde el espacio exterior, puede reproducirse y mezclarse con el ADN de las personas provocando cambios totalmente desconocidos.

La dirección esta a cargo de la eminencia alemana Oliver Hirschbiegel (The Downfall, The Experiment), quien siempre se caracterizo por impregnar la cinta de grandes actores que, conocidos o no, supieron contagiar los sentimientos y emociones a la historia de turno. Actúan la eternamente hermosa Nicole Kidman (Dogville, The Others, Moulin Rouge!), el nuevo 007 Daniel Craig (Casino Royale, Munich, Lara Croft: Tomb Raider), Jeffrey Wright (Casino Royale, Lady in the Water, The Manchurian Candidate) y el pequeño Jackson Bond en su primer largometraje.

Con varios puntos sobre la guerra y sobre Irak, y con una demoledora reflexión socio/política que hace al final de la cinta realmente excelente, la película es una gran producción que sin este director en particular no hubiese sido lo mismo. De todas formas, para ser completamente observadores, vale resaltar que hacia el final, en la explicación del desarrollo que redondea y cierra la historia, falta un poco de fuerza en los motivos y en las escenas, haciendo recordar sobremanera al final de la remake War of the Worlds de Steven Spielberg. Pero, nada grave si no tenemos en cuenta los problemas durante el rodaje y su cambio de director, que paso de Hirschbiegel a James McTeigue, quien se lucio en su primer largometraje V for Vendetta pero que aquí ni siquiera aparece en los créditos.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 9/10



– Otros Posters –


– Invasion of the Body Snatchers (1956) –


Invasion of the Body Snatchers (1978) –

– Body Snatchers (1993) –

24 diciembre 2007 Posted by | Ciencia Ficcion, Libro/Novela, Recomendados, Remake, Suspenso | 1 comentario

Rob Zombie´s Halloween

En 1978, el joven pero experimentado John Carpenter realizaba otro film independiente llamado Halloween. Esta película se basaba prácticamente, en su entorno, en las costumbres celtas que rodean al 31 de octubre, día en que se celebra dicho ritual, que consiste en decorar las casas de forma siniestra y que los niños, vestidos y disfrazados de seres espeluznantes, vayan pidiendo golosinas por las casas. Pero, en la película, esa misma noche, el joven Michael Myers enloquece y comienza a matar gente, lo que supone el principio de un villano tan famoso como su historia. Solo tres asesinos de la época de esplendor del cine slasher supieron cosechar millones de fanáticos y sobrevivir a los tiempos: Jason Voorhees, Freddy Krueger y, obviamente, Michael Myers. Halloween supo ver su éxito rápidamente entre los aficionados del terror, por lo que, a lo largo de los años, nos entrego varias secuelas: Halloween 2, Halloween 3: El día de la bruja, Halloween 4: El regreso de Michael Myers, Halloween 5: La venganza de Myers, Halloween 6 : La Maldición de Michael Myers, Halloween H20: 20 años después y Halloween : Resurrección. Luego de la tercera, las demás películas pasaron sin pena ni gloria, aunque dicha saga supo consagrar a Jamie Lee Curtis como una verdadera “Horror Queen”. Sin atenerse al “que dirán”, y dejando toda supuesta estructura de lado, el magnifico Rob Zombie nos trae esta suerte de “Precuela-Remake”, como solo el sabe hacerlo, con una clara distinción de su visión en la cinta, donde aquellos que siguen su carrera desde la música y han visto sus dos anteriores películas lo notaran con agrado. La película, podríamos dividirla en 2 grandes partes. La primera, cuenta la infancia de Michael, todo lo que paso y como llego a ser lo que es. Vale destacar en este caso, la soberbia actuación del niño, la frialdad con que toma las cosas, su modo de actuar, sus reacciones, y como pasa de tener una cara de nene bueno a una cara totalmente enfermiza con solo pequeños movimientos de sus facciones. Luego, casi de golpe, se nos sitúa en lo que seria la remake de la original Halloween, donde el feroz asesino escapa del internado en busca de su pequeña hermana, única sobreviviente de la masacre. Este papel, lo interpreta un ex luchador de lucha libre, por lo que el tamaño del personaje es realmente intimidatorio, así como sus bruscos movimientos y la aparente fuerza descontrolado que aplica sobre sus victimas, un aspecto mas que detallado y mejor logrado, a mi parecer, que en las películas originales. Pero lo bueno del film, es que no se adentra en el modernismo impuesto de todas las remakes, sino que, por lo contrario, se mantiene fiel a su inspiración, pudiendo decir así que la película es un clásico slasher, ni más ni menos. No cae en el terror asqueroso y casi gore de hoy en día, ni en las escenas totalmente explicitas. Vuelve al slasher primitivo donde, mas allá de los asesinatos, el protagonista principal era el suspenso de las eternas persecuciones. Suspenso bien llevado, con una excelente fotografía que utiliza como recurso constante las sombras y los lugares oscuros, donde los enfoques de la mascara de Michael lo hacen realmente terrorífico. Las escenas de las muertes son simples pero crueles, llenando toda expectativa. Quizás, quienes esperaban algo mas parecido a lo anterior de Rob Zombie, completamente bizarro y sangriento, queden un poco decepcionados, pero a Zombie le importa poco todo eso, y demuestra que es un gran director y, dejando de lado a la critica y a la taquilla, impone una visión realmente particular y fiel de la cinta original, sin caer en repeticiones monótonas o inventos descabellados en escenas fantasiosas que se pierden en la nada. Vuelvo a repetir: la película es un slasher de los 70 u 80, esos que inspiraron a Rob Zombie y que, al menos a mi, tanto me gustan ver.

La historia cuenta sobre un niño atormentado, parte de una familia totalmente disfuncional donde la madre, entregada a sus hijos pero ingenua, vivía con un hombre postrado en una silla, alcohólico y que maltrataba a sus hijos. El joven Michael recibía maltratos tanto de su hermana, como de su padre, así como también de los compañeros de colegio, aunque le tenia un amor muy grande a su madre y a su pequeña hermana, un bebe por esos entonces. El día de Halloween, tras festejarlo solo, enloquece, y comienza el resto de la historia que ya todos conocemos.

La dirección esta a cargo del bizarro y grandioso Rob Zombie (House of 1000 Corpses, The Devil’s Rejects) que fue también uno de los tantos que dirigieron un trailer falso de la película Grindhouse, de Rodríguez y Tarantino. A los actores podríamos dividirlos, primero, en la grupo de los chicos Zombie, conformados por su esposa, Sheri Moon (The Devil’s Rejects, Toolbox Murders, House of 1000 Corpses), Bill Moseley (The Devil’s Rejects, House of 1000 Corpses, Night of the Living Dead) y Sid Haig (The Devil’s Rejects, House of 1000 Corpses, Jackie Brown). Por otra parte, tenemos, entre protagonistas y cameos, a Malcolm McDowell (Fist of the North Star, Tank Girl, Star Trek: Generations), Brad Dourif (The Lord of the Rings: The Two Towers, Dune, Alien: Resurrection), Tyler Mane (The Devil’s Rejects, Troy, X-Men), William Forsythe (The Devil’s Rejects, Dick Tracy, The Rock), Udo Kier (End of Days, Blade, Johnny Mnemonic), Danny Trejo (The Devil’s Rejects, From Dusk Till Dawn, Desperado), Daeg Faerch (Freakshow, Front, Rattle Basket) y en el papel que glorifico a Jamie Lee Curtis, Scout Taylor-Compton (Wicked Little Things, 13 Going on 30, Sleepover).

Halloween de Rob Zombie es una película clásica, con detalles cuidados que mantienen en vigencia a la vieja escuela, que este director tomo tan personalmente al desarrollar su carrera. El film se convierte en un exponente de la época de la cinta original, solo que con la fuerza de hoy en día. Pero más allá de la película, del villano, del director, de la original… mas allá de todo, lo que siempre va a perdurar en la historia es la música que el propio John Carpenter compuso para la saga. Una joya.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 8/10



– Teaser Poster –

16 noviembre 2007 Posted by | Asesinos, Recomendados, Remake, Suspenso, Terror | 4 comentarios

Disturbia ( Paranoia )

Todos sabemos que la época en que Hitchcock hacia esos grandes exponentes ya paso, así como sabemos que luego de el, pocos directores han logrado hacer con el suspenso un producto de calidad. Géneros como el thriller se han desprendido, incluso desprendiendo de si mismo al “thriller psicológico” o al “thriller sobrenatural”, dos ramas que los críticos inventaron a la hora de no poder catalogar a un film como únicamente de suspenso. Si hablamos de exponentes del género, obviamente no podemos dejar no nombrar a dos clásicos como The Birds (Los Pájaros – 1963) y Psycho (Psicosis – 1960). Mas recientemente, si se pregunta sobre exponentes del suspenso, a mi entender podríamos nombrar a Seven (Pecados Capitales – 1995) y The Silence of the Lambs (El Silencio de los Inocentes – 1991), por solo nombras dos exponentes que, como decíamos antes, además de suspenso tienen dejos de thriller y hasta de policial, remarcando bien las bases del suspenso clásico. Como muchos estarán pensando, The Sixth Sense (Sexto Sentido – 1999) o The Others (Los Otros – 2001) son también grandes exponentes del suspenso, pero devenido en una convocatoria al modernismo del “thriller sobrenatural”. Sea como sea, con las bases que sea, y con los fundamentos que pueda, Disturbia se aleja de todos estos parámetros y cae en una obsoleta comercialidad, donde el new age y los niños bonitos copan las pantallas, como si se tratase de un comercial de desodorante masculino y no de una película de suspenso. Lejos de ser experto en accidentes de trafico, y sin compararlo con un hecho de la vida real ya que esto se trata de ficción, el comienzo del film ya marca la tendencia del mismo, con una escena ridícula y poco probable que desarrolla todo el resto del guión, haciéndolo perder un poco de credibilidad, ya que mas allá de la ficción misma, cuando se pretende darle seriedad a una trama, hay ciertos limites que no se deben cruzar. El film cuenta con una dinámica narrativa que, usando pequeñas historias de relleno fuera de la historia principal, logra acaparar la atención del espectador aun cuando nada interesante sucede y en esos momentos donde el suspenso se hace esperar. Si bien es verdad que la película entretiene por su dinámica, mezclándole historia cotidianas y cómicas al trasfondo de suspenso, mucho tiempo de la cinta se pierde en la nada, mostrando escenas que poco aportan al guión, produciendo una ansiedad en el espectador, quien esta esperando que algo realmente impactante suceda… pero esto tarda mucho en llega, por que recién en los últimos minutos de película, la cinta se torna realmente interesante, llena de escenas de suspenso que generan una tensión muy buena, complementando a medias la falta de la misma en el resto del film.

La historia cuenta sobre un joven que, tras la trágica muerte de su padre que el mismo presencia, se vuelve un problemático joven, potenciado por el constante trabajo de la madre y la poca atención que le puede prestar. Tal es el caso, que luego de pegarle a un profesor, una juez ordena un “arresto domiciliario”, poniéndole un artefacto al protagonista que no lo deja alejarse mas de ciertos metras fuera del radio determinado. Tras que su madre le corta Internet, le rompe sus videojuegos y le quita la televisión, la vida del joven se comienza a basar en espiar a sus vecinos, sabiendo todos los movimientos del vecindario. Un buen día, el nuevo vecino de enfrente comienza a hacer extraños movimientos y, el protagonista no tarda en sospechar que se trata de un asesino serial que había salido en las noticias.

La dirección esta a cargo de D.J. Caruso (Two for the Money, Taking Lives, The Salton Sea) quien además dirigió capítulos de exitosas series como The Shield, Smallville o Dark Angel. Trabajan Shia LaBeouf (Transformers, Constantine, I, Robot) quien perpetra una muy buena actuación, destacándose de entre el resto del elenco. Le siguen la bella Sarah Roemer (Wristcutters: A Love Story, The Grudge 2, Cutlass), David Morse (The Langoliers, Twelve Monkeys, The Green Mile) y Carrie-Anne Moss (The Matrix Trilogy, Memento, Suspect Zero) quien a fuerza de sus protagónicos me hace saber que no es mas que una mediocre actriz que solo tuvo la suerte de participar en una exitosa y reconocida trilogía.

Además de contar con una buena banda sonora, y un apartado técnico simple pero eficaz para lo pretendido, el film termina siendo tan redondo que carece de sentimientos. Esta suerte de remake/homenaje juvenil del clásico de Hitchcock llamado Rear Window (La Ventana Indiscreta – 1954) es tan obvio y marcado desde un principio, que el alma comercial y modernizada que el director le impregno terminan destruyendo un guión que si bien tiene sus puntos convincentes, no innova ni muestra nada nuevo.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 6/10



– Posters de Alfred Hitchcock’s Rear Window –


– Caratula de la edicion en DVD de toda la serie Hitchcock –

19 octubre 2007 Posted by | Asesinos, Remake, Suspenso, Thriller | Deja un comentario

The Hills Have Eyes 2 (El Despertar del Diablo 2)

Hace varios años, precisamente en 1985, Wes Craven, quien estaba revolucionando el terror del momento con sus clásicos films slashers, creaba la continuación de uno de sus mejores film, “The Hills Have Eyes”. Si bien esta segunda parte no estaba a la altura de la primera, el film era convincente, crudo y shockeante como se esperaba. Pero los más cultos del cine describen a esta saga como un gran representante del género. Años más tarde, apadrinado por el mismo Craven, el director Alexandre Aja lleva a cabo la remake de la primera parte. Los resultados fueron buenos: dignas escenas slasher, sangre… en fin, terror del bueno. Los números cerraron. Un año más tarde, con Craven de nuevo supervisando, llega The Hills Have Eyes 2… sin pena ni gloria. Ni gore ni slasher, el film intenta asomar la cabeza con algunas escenas fuertes, bien hechas por cierto, pero con una notable falta de fuerza. Pasados los 30 minutos de cinta, el film si se vuelve un tanto violento, compuesto por escenas de suspenso realmente atrapantes que se suceden una tras otra con un ritmo frenético, creando algunos climas verdaderamente inquietantes. Al film, más allá de todo, le falta una buena historia. Este guión se aleja un poco del film original, siendo una historia cerrada, hermética, que no permite mas de lo que se ve. Aburre no por sus escenas, si no por su igualdad desde el principio hasta el fin. Es como si fuese todo una gran escena: los escenarios, las situaciones, el suspenso, las persecuciones… solo varia la forma en la que mueren los protagonistas, que tampoco es un punto demasiado detallado. Lo que si podemos destacar son los variados recursos que se utilizan para darle vida a las escenas de suspenso, recursos que llenan de tensión el film dejándonos los nervios helados, aunque escenas como esta hay pocas y nos quedamos con ganas de mas. La estructura en si, cae en lo mismo que la historia, un desarrollo plano que no tiene grandes obstáculos ni grandes emociones. El apartado realmente destacable es el de los efectos visuales, plenamente prostéticos, con brazos, torsos y demás partes del cuerpo por doquier. Sangre a montones y desmembramientos memorables, aunque con sabor a poco. El diseño de los personajes esta vez esta tratado de otro punto de vista, haciéndolos menos “deformes” pero mas agresivos, lascivos y asquerosos. Los efectos visuales son quizás, el punto que le otorga más emoción y realismo al film.

La historia se remonta a un par de años luego de la primera parte, cuando el ejército, a partir de los asesinatos cometidos en la zona, manda a monitorear por completo el área. El equipo de técnicos designados del ejército nunca regresa y se pierde todo contacto con ellos. A causa de esto, un grupo de soldados es enviado a ver que esta pasando. Cuando llegan, se encuentran con que no hay nadie en el lugar, ni siquiera el más mínimo indicio de vida.

El director de esta segunda parte es Martin Weisz (Rohtenburg, 60 Seconds) dándole “vida” a un escrito del mismo Wes Craven junto a su hijo Jonathan Craven. Actúan Michael McMillan (Dimples, Dorian Blues, Out of Courage 2: Out for Vengeance), Jessica Stroup (Left in Darkness, Vampire Bats, School for Scoundrels), la ex modelo de la agencia Ford Daniella Alonso (Hood of Horror, Academy Boyz, All You’ve Got) y Jacob Vargas (Dragonfly, Flight of the Phoenix, Jarhead).

Una película simple, que apunta solo a mostrar unas muertes asquerosas pero no va mas allá de eso, y termina siendo un pobre producto, quizás una verdadera decepción para los admirados de Craven y de sus clásicos Slasher. Un género que en primera, va perdiendo fuerza. Los verdaderos exponentes están en los films clase B.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 6/10



– Posters de Argentina y Brasil –

11 junio 2007 Posted by | Accion, Asesinos, Remake, Suspenso, Terror | Deja un comentario

The Wicker Man ( El Culto Siniestro )


Juntemos a Nicolas Cage con una película de aparente poca producción. Cage es un policía que, luego de presenciar un accidente automovilístico, queda traumatizado y le cuesta reponerse de lo vivido, mas aun sabiendo que del accidente no se ha encontrado ningún cadáver. Mientras intenta superarlo luchando constantemente contra sus recuerdos, le llega una carta de una novia de su juventud: esta le cuenta que ha tenido una hija y que la pequeña ha sido secuestrada y él es al único a quien puede recurrir. Siguiendo sus indicaciones, el policía atormentado viaja hasta la isla donde se encuentra su ex. Una isla desconocida, habitada por gente sumamente extraña, de tradiciones antiguas, y raras, como si de los típicos campesinos sureños asesinos de películas como “La Masacre de Texas” se tratase. El film es una remake (y siguen…) del film homónimo de 1973 basado en la novela de Anthony Shaffer, donde trabaja el grandioso Christopher Lee, latente en la historia del cine por su participación en mas de 250 film, entre ellos clásicos como: The Curse of Frankenstein, Dracula, The Mummy, The Two Faces of Dr. Jekyll, The Gorgon, The Face of Fu Manchu, Dracula: Prince of Darkness, The House That Dripped Blood, The Creeping Flesh, Return from Witch Mountain, por solo nombrar algunos, y tal vez mas recordado recientemente en sagas como The Lord of the Rings o Star Wars.
Con un guión dinámicamente lento, la película esta llena de detalles desconcertantes, que solo nos deja sacar solo algunas pocas conclusiones, ya que con el paso de los minutos, vamos entendiendo cada vez menos por una incapacidad del director de narrar secuencialmente una historia compacta. Aunque el guión es contundente y la trama, por su lado, atrapante, carece del suspenso necesario como para introducirnos en los climas que pretende recrear, perdiendo gran parte de su atractivo, y tornándose un poco aburrida y repetitiva. Lejos de ser el mejor protagónico de Cage, la historia se basa en un lugar que parece haberse clavado en el tiempo, donde no hay niños hombres, donde todo es controlado por las mujeres y los pocos hombres que hay parecen esclavos. Siguiendo antiguas costumbres, en un ritual sagrado, una niña elegida es sacrificada como ofrenda a los dioses.
Mas allá de lo llamativo del film, de su cuidada estética y de su interesante vuelta de tuerca que no habla del “por que” del nombre del film, su historia es absurda y obsesiva. Un historia con demasiadas complicaciones, fábulas, engaños, y una trama confusa, todo para llegar al simple final con el cual culmina, haciendo innecesario y tonto todo el resto de la trama.
Sin contar el ya nombrado protagónico de Nicolas Cage (Ghost Rider, Lord of War, 8MM) que poco aporta, se encuentran en el film actrices de la talla de Ellen Burstyn (Requiem for a Dream, When a Man Loves a Woman, The Exorcist), Kate Beahan (Lost Souls, Flightplan, The Return) y Leelee Sobieski (Deep Impact, Never Been Kissed, The Glass House). Dirigiendo el proyecto y a todos ellos, se encuentra Neil LaBute (The Shape of Things, Possession, In the Company of Men) que me da a entender que poco sabe del genero de suspenso.
Con aires de grandeza, el film termina siendo pobre argumentalmente. Aburre por momentos y el final nos lleva a la conclusión de que desperdiciamos un poco menos de dos horas en nuestras vidas. Otro desacierto de Nicolas Cage.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 4/10

Trailer sacado de YouTube.
Editado por MADLEPER.

5 marzo 2007 Posted by | Remake, Suspenso | Deja un comentario

2001 Maniacs ( 2001 Maniacos )

Basada en el clásico 2000 Maniacs de 1964 dirigido por el grandioso Herschell Gordon Lewis (Blood Feast, A Taste of Blood, The Wizard of Gore) y producida, entre otros, por Eli Roth (Cabin Fever, The Rotten Fruit, Hostel), Scott Spiegel (The Nutt House, From Dusk Till Dawn 2: Texas Blood Money, My Name Is Modesty: A Modesty Blaise Adventure) y Boaz Yakin (A Price Above Rubies, Remember the Titans, Uptown Girls), esta suerte de remake cuenta con el protagónico del mítico Robert ‘Freddy’ Englund (A Nightmare on Elm Street Saga, Wishmaster, Heartstopper). La historia se basa en un grupo de jovenes que son “arrastrados” hacia un extraño pueblo. Un pueblo con 2001 habitantes, que estan atrapados en los tiempos y rivalidades post guerra civil americana. Y como toda película de terror digna, las muertes truculentas y los desparramos de sangre no se hacen esperar y son el centro de la acción, incluso el foco de la película. Los efectos de sonído parecen ser una apuesta fuerte para incrementar el gore del film, causando a veces asco de lo realista que llegan a ser, y otras veces risa de lo exagerado, quitándole un poco de realismo a las escenas y haciendolas un tanto absurdas. Como buena película de terror adolescente, las mujeres hermosas y las connotaciones sexuales son constantes, a veces graciosas y otras, innecesarias.

El aspecto técnico y concepto visual son un tanto bizarro, incluso el trato de los personajes un tanto excentricos, alejandose un poco de lo que proponía el film original. Los efectos visuales y de maquillaje pasan desapercibidos, son lo suficiente sangrientos y lo suficiente “caseros” para decir que el film es digno de ser una excelente producción clase B, por que ademas de tener sus ingredientes clasicos, la ambientación, la fotografia y el vestuario estan hechos a la perfección.

El film esta dirigído por Tim Sullivan (A Christmas Treat, Driftwood) quien ya esta pensando en una secuela. Acompañan a Englund, la actriz Lin Shaye (Snakes on a Plane, Hood of Horror, A Cinderella Story), Giuseppe Andrews (Cabin Fever, Never Been Kissed, American History X) y Peter Stormare (Nacho Libre, The Brothers Grimm, Constantine).

Si tenemos en cuenta que la historia trata de un pueblo de zombies fantasmas que vuelven a la vida una vez por año y atraen turistas para comerlos y asi poder seguir “con vida”, la película es buen producto de terror y un buen entretenimiento.

Splatter, gore y comicidad.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 6/10

Trailer sacado de YouTube
Editado por FOLKBEAR

20 febrero 2007 Posted by | Remake, Terror, Zombies | Deja un comentario

Casino Royale.

Los que por casualidad alguna vez leímos algún que otro James Bond y tuvimos la suerte de ver al Sean Connery majestuoso que interpreto a este personaje, quizás podremos disfrutar plenamente de esta nueva producción del agente secreto británico mas famoso de todos los tiempos. Casino Royale de por si, en su narración e impacto, es muy fiel al personaje creado por Ian Fleming, un hombre glamoroso, duro, de metodología rustica, un agente frío y calculador que puede ser derrotado, golpeado e incluso lastimado en sus sentimientos por una mujer. El film esta dirigido por Martin Campbell (The Legend of Zorro, Vertical Limit, The Mask of Zorro), quien ya probo sus destrezas como director del agente británico en GoldenEye, cuando Pierce Brosnan era mas un galán que un agente secreto. Pero para la suerte de los fanáticos de la acción, esta vez, y por primera vez, para encarnar al agente, los productores del film han decidido arriesgarse por un actor con trayectoria pero no con mucha prensa: Daniel Craig, un reconocido actor de teatro ingles, pero que en hollywood poco ha demostrado. Podemos destacar roles en películas como Munich, The Jacket, Lara Croft: Tomb Raider, y tantas otras, pero nunca con grandes papeles ni difíciles protagónicos. Esta vez, nada más ni nada menos, tuvo la encomienda de remontar la caída de la serie de Bond en estos últimos años. Teniendo a la prensa en contra, y aun peor, a los fanáticos con pocas esperanzas, el actor nacido en Chester, Inglaterra, hizo, a mi humilde entender, la mejor representación de James Bond que he visto. Despiadado, impulsivo, hasta podríamos decir “bruto”, con métodos poco ortodoxos y demasiado llamativos para lo que respecta a esta clase de agentes, Craig supo dotar al personaje de una masculinidad que había perdido.

Aunque, creo que lo acertado de cambiar el tipo de Bond fue lo mas resaltante de la película. La acción es impactante: buenas peleas, muchos tiros y explosiones. También hay mujeres bonitas y autos de lujo, como podíamos esperar. Pero la trama no deja de ser un guión más de James Bond. Por momentos el film se hace largo, con minutos de sobra y demasiada atención a personajes secundarios. El trabajo del director, esta vez ha sido distinto al de GoldenEye. No mejor, solo distinto. Opto por una película más seria, un agente más “humano” y menos efectos especiales y fantasía. Vale destacar una de las primeras escenas, donde Bond persigue a un personaje que escapa por la ciudad haciendo Parkour, arte destacado sobremanera en la película “Le Fils du Vent” o “The Great Challenge” como la renombraron en los EE.UU.

Si hablamos del aspecto técnico, todo va sobre ruedas. Locaciones acertadas, tomas y encuadres básicos a la altura de la exigencia, pocos y buenos efectos, una fotografía al tono de cada lugar planteado y una buena producción. Completan el reparto la infaltable M, Judi Dench (Pride & Prejudice, The Chronicles of Riddick, Shakespeare in Love), el italiano Giancarlo Giannini (Man on Fire, Darkness, Hannibal), el villano de turno Mads Mikkelsen (King Arthur, Exit, Pusher II) y la hermosa Eva Green (Kingdom of Heaven, Arsène Lupin, The Dreamers) en su cuarta película para la pantalla grande.

Lejos de la fantasía de sus anteriores entregas, Casino Royal esta a la altura de las buenas aventuras del original y mítico Bond… James Bond.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 8/10

Trailer sacado de YouTube
Editado por CASINOROYALEMOVIE

19 febrero 2007 Posted by | Accion, Remake | Deja un comentario

Poseidon.

Esto es lo que espero cuando miro una remake. Espero que iguale a su versión original pero se adecue a la época en que vivimos, con la tecnología y las posibilidades grandiosas que existen. Poseidón se trata de todo eso. Wolfgang Petersen, este director alemán tan aclamado en su país de origen y convertido en casi un director de culto en los estados unidos, que nos dio películas como Troy, The Perfect Storm y Air Force One de producciones americanas, y el ya clásico Das Boot, producción alemana infaltable en la colección de todos los amantes del cine bélico. En Poseidón, este pretencioso director supo como contagiar al espectador de distintas emociones durante el film. Poco preámbulo, directo a la acción. La trama sigue un buen ritmo argumental, sin caer en baches o en tomas y escenas innecesarias, todo va directo al grano, a esa dinámica continua que nos atrapa. Los efectos visuales son de lo mejor que vi en estos últimos tiempos: la escena de la ola golpeando al barco, los propios destrozos dentro del barco y las continuas escenas llenas de efectos que constituyen la película están tratadas con una delicadeza y un detallismo sorprendente. El agua, las luces, las explosiones, todo está cuidado a la perfección sin dejarnos el pie de dudar de lo que estamos viendo. Las ya nombradas escenas de acción, si bien no son muchas, son compactas, duras, llenas de condimentos que producen tensión y llevan a que no queramos dejar de ver el film. La propia magnitud de la película no deja que los buenos actores que la protagonizan se destaquen, ya que en todo momento nuestras miradas están atentas al tremendo barco y las repercusiones de su colisión. Entre estos actores, podemos encontrar como principales a Josh Lucas (Stealth, Hulk, A Beautiful Mind) y a Kurt Russell (3000 Miles to Graceland, Escape from L.A., Stargate), seguidos por el veterano Richard Dreyfuss (Stand by Me, Close Encounters of the Third Kind, Jaws) y Emmy Rossum (The Phantom of the Opera, The Day After Tomorrow, Mystic River). En fin, una gran película de aventuras y acción. Una gran remake traída a nuestros tiempos. Una película muy entretenida y vistosa. Un buen exponente del cine catástrofe de hoy en día.

Lucas Robledo ( para www.sancristobalweb.com.ar )

Puntuacion: 8/10

17 julio 2006 Posted by | Aventuras, Remake | Deja un comentario