Yakuza Horror

Por que el cine es un todo.

Wind Chill.

Es muy cierto que uno, muchas veces, con las películas que desconoce, se deja llevar por el afiche. Pero cuando el afiche no convence… que es lo que nos hace mirar determinada película? Las frases publicitarias. Así es como vi el engendro llamado “Altered”, que lucia arriba de su grafica una frase semi-destacada que vendía: “De los realizadores de -El Proyecto Blairwitch-”. Esta película en cuestión, que además de nombrar a los productores de los que mas adelante hablaremos, mostraba, en letras bien grandes, como si de alguien enorme se tratase, el nombre Emily Blunt…. Quien era esta dichosa Blunt? No tenia la menor idea… pero compre, y la vi. El film cumple con varios de los requisitos de una “road movie” aunque esta lejos de serlo en su trama argumental. Con una excelente dinámica narrativa, fuerte y prolija, el misterio generado en cada escena es el fuerte del film, donde se nos deja solo un pequeño espacio abierto de donde podemos sacar pequeñas aunque variadas conclusiones, ya que en ningún momento se nos da pista alguna de lo que esta sucediendo realmente. Todo esto lleva a que el suspenso y la tensión actúen juntos a flor de piel, logrando grandes climas con sus imágenes y su música, tímida pero acertada. Pero, así como venimos emocionados con el film, a la media hora pega un mas que interesante giro inesperado que es donde reside todo el suspenso y donde comienza la tensión, para aclararse algunas dudas y dejar que se generen otras. Aparecen nuevos personajes que aportan mucho al suspenso y al misterio, ya que generan mas desconcierto a la hora de deducir la historia, que se vuelve mas y mas enrollada logrando atrapar al espectador dentro de su magnifica trama. Todo se torna confuso, no logramos saber quien es quien, ni quien miente, ni quien dice la verdad. No logramos saber que es ficción y que es realidad para la trama, todo esto entre clásicos guiños del genero. Pero así como la trama se torna confusa, el film también, y hacia el final, va perdiendo toda la fuerza que lo caracterizo durante el resto de la cinta. Se agregan elementos que si bien ayudan con el cometido del film, hacen mas confuso al guión, que termina dejando varias preguntas demasiado especificas sin responder, lo que lleva a la película a un final plano, demasiado rosa para pertenecer a una película como la que estábamos viendo. Un final vacío, sin muchas explicaciones que encierra un “todo” imposible de cerrar.

La historia cuenta sobre una joven que luego de terminar con las clases, quiere viajar a ver a sus padres. Para ello, un conocido le recomienda que se fije en el cartel de anuncios del establecimiento: allí, encuentra a un joven que se ofrece a llevar gente, precisamente al mismo lugar hacia donde va la joven. Ya en viaje, las personalidades de ambos van chocando desarrollando una pequeña historia paralela, hasta que, al desviarse de la ruta principal por un atajo, tienen un accidente que les deja el auto inutilizado, en medio de la nada, en plena noche. Entre la nieve, y encerrados en el auto para no morir de frío, van a empezar a conocerse un poco mas y a vivenciar escalofriantes experiencias para descubrir ciertos secretos que los rodean.

Los productores ejecutivos de la cinta son, nada mas y nada menos, que George “ER” Clooney (Confessions of a Dangerous Mind, Ocean’s Eleven, From Dusk Till Dawn) y Steven Soderbergh (Traffic, Ocean’s Eleven, Solaris). El director del film es Gregory Jacobs, en su segunda película luego de Criminal, la remake de la argentina Nueve Reinas protagonizada por Ricardo Darin. Actúan Emily Blunt (The Devil Wears Prada, Irresistible, My Summer of Love), Ashton Holmes (Peaceful Warrior, A History of Violence, A Million Miles to Sunshine), Martin Donovan (The Sentinel, The Visitation, The Quiet) y Ned Bellamy (The Contract, Saw, Lords of Dogtown).

Una película con un suspenso fuerte y parejo durante todo su metraje. La tensión y las escenas que nos hacen detener por segundos el corazón están bien logradas, son bastantes y están muy ayudadas por el misterio del guión. Pero lamentablemente el film pierde mucha fuerza hacia el final convirtiendo a la película es un exponente mas del genero, una película que, como muchas otras, va a pasar sin pena ni gloria.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 6/10



Anuncios

28 agosto 2007 Posted by | Fantasmas, Suspenso, Terror | 1 comentario

Arte vs Comercio.

“el que diga lo contrario no sabe un carajo de cine.”


Esa frase la he leído hoy por ahí, no se de quien es y no es la primera vez que la leo/escucho. He aquí mi opinión sobre el tema:

Con todo el respeto, pienso que quien deja salir de su boca tales palabras tiene la mente bastante cerrada, o es un pedante, como para creer que SOLO EL sabe lo que es el cine. El cine, bueno o malo, lindo o feo, puede verse de varias formas y catalogarse por varios motivos: existen, por ejemplo, los que dicen que una pelicula fue buena por que les gusto, sin mas fundamento. Están tambien los que dicen que si bien la película técnicamente es buena, no les dejo nada, ningún mensaje. Y ambas dos son validas, así como todas las demás. Si hablamos sobre gustos nadie tiene la razón. Si hablamos sobre cine, hay que saber BASTANTE para decir que es el buen cine: las cámaras, el guión, la historia, las actuaciones, la producción, y una largo etc. Pero que todo esto sea excelente, tampoco quiere decir que la película le tenga que gustar a todos, ni tampoco que si el film reune todo esto, es una obra de arte. El termino del “buen cine” queda a criterio de cada uno.

La eterna y absurda pelea elitista sobre “yo soy pochoclero” o “yo miro cine arte” la considere siempre, incluso cuando no sabia nada de cine, algo irrelevante. Yo he visto EXCELENTES películas hollywoodenses, así como eternas megaproducciones que resultan un bodrio. Así como también he visto INIGUALABLES películas europeas o asiáticas que son un inmediato olvido. Creo que la nacionalidad de una película no interesa, no la define: lo que interesa es el producto. Si yo digo “no veo cine americano, y todo el cine americano es comercial y una mierda”, estaría negando que me llene de gusto viendo Pulp Fiction, Seven, Donnie Darko, El Resplandor, Taxi Driver, El Padrino, Scarface y tantas pero tantas otras. Y, por lo contrario, si digo “el cine europeo es aburrido y el asiático es lento y ambos son una mierda” estaría negando que me deleite viendo películas como Snatch, El Ansia, El Laberinto del Fauno, La Lengua de las Mariposas, El Espinazo del Diablo, El Perfecto Asesino, Hierro3, Los Rios Color Púrpura, Pacto de Lobos, la “trilogía de los colores”, Akira (no olvidemos que el anime tambien es cine), y bueno, tantas otras que me cansaría de escribirlas todas.

Hablando un poco mas de lo mismo, también podríamos nombras a directores americanos que se han “afrancesado”, dándole una importancia primordial a la fotografía en sus films, o copiando el detallismo del diseño de personajes japonés. Así como también tenemos que admirar a muchos directores europeos que se han “americanizado”, utilizando estructuras americanas en el desarrollo de las historias, como Luc Besson, Christophe Gangs, Guy Ritchie, o, mal que le pese a muchos, Takeshi Kitano, que agregándole una violencia mas visual a sus films, la estructura de sus guiones no es la “comúnmente utilizada” por esos pagos.

Acaso a Darío Argento, Mario Bava o a Lucio Fulcci les importo donde habían nacido? No, por eso transgredieron mas allá de las fronteras.

Acaso a David Lynch le importo ser americano? Tampoco, por eso rompió barreras y estatutos con sus films.

Acaso a Lars von Trier le importo haber nacido en Dinamarca? No, y con la fuerza de sus historias ahora es conocido en todo el mundo.

Acaso a Sam Raimi o a Peter Jackson (siendo este neocelandés) les importo no tener mucho dinero para hacer películas? No… y ambos hicieron 2 clásicos de culto del cine de terror.

Y podría seguir así unas cuantas hojas mas… entonces me pregunto: el cine es tan estructurado como parece? O las estructuras las hacemos nosotros para determinar nuestra cultura?

Muy personalmente, creo que el que dice que solo ve cine arte, tiene un aire de superioridad, como si ver solo ese cine le diera otro “status” social. Y mi consejo hacia esas personas es que abran un poco mas la mente, que no son tan superiores como Uds. creen. Y a los que ven solo cine comercial, les digo que es fácil quedarse solo con decir que lo demás es malo y aburrido. Abran también un poco la cabeza y vean otro tipo de cine: pueden encontrarse con nuevas opciones, ya que el cine fuera de los EE. UU. y fuera de las grandes superproducciones también abarca todos los géneros fílmicos, y muchas veces con mayores y mejores exponentes que los que Uds. están predispuestos a elegir y ver.

En fin, como muchos de Uds. sabrán si son asiduos a mi blog, pueden ver que estoy siempre predispuesto a ver cualquier cosa que llegue a mi manos, considero que TODO el cine es cine, venga de donde venga o sea de quien sea. Si, ME GUSTA MUCHO el cine “pochoclero”, el cine de acción sin descanso, el fácil terror slasher, la típica comedia americana, la ciencia ficción y otras yerbas. Pero no por eso me pierdo de apreciar otros géneros y orígenes que muchas veces me dejan mas “lleno” que lo que estoy acostumbrado a ver.

El cine es CINE… por que no podemos apreciarlo como tal???


Lucas Robledo.

Articulos Relacionados:
Cine Nacional: la trama de siempre…
Basta de hipocrecia

24 agosto 2007 Posted by | Especial | 4 comentarios

Beneath.

Es raro ver a MTV Films detrás de una película de bajo monto, y sobre todo, una película de terror tan baja como la que vamos a comentar. Beneath, que con su nombre hace referencia solamente al final de la cinta, es una de esas películas donde el suspenso pretendido queda en la nada y no nos mueve ni un pelo. Al principio, comienza lenta, como si le costase arrancar hacia algún punto. No se dan muchos datos de importancia, si no que se remite a mostrar una pequeña historia y luego se desencadenan otras escenas consecuencias de la principal. Por varios minutos de una trama lenta y aburrida, la atención de la historia gira en torno a lo mismo. En ciertos momentos puntuales, aparecen escenas casi sin sentido argumental, como innecesarias y fuera de la trama original, haciendo al film algo confuso, aunque, sin ir mas lejos, esta propia confusión genera un desconcierto tal que logra captar nuestra atención, ya que es imposible entender lo que se nos esta mostrando. La música hace un buen papel dando lo mejor de si para crear climas, con altibajos sólidos y sonidos bastante acongojantes… pero, al no estar acompañada por imágenes que igualen su cometido, todo se pierde en un triste intento fallido, y los espectadores seguimos esperando esas escenas de suspenso que se insinúan pero que nunca llegan. Las actuaciones, en su mayoría, son bastante malas, donde además de un bajo nivel de caracterizaciones, podemos encontrar diálogos imprecisos y escenas que pierden su poco brillo a causa del bajo tratamiento de las emociones por parte de los protagonistas. Mucho mas no hay para decir de este film.

La historia trata sobre una pequeña niña que, luego de perder a sus padres en un accidente, sufre otro junto a su hermana, donde ella se salva pero la hermana queda atrapada entre llamas con quemaduras en el 100% de su cuerpo. Traumada y con visiones que no puede superar, es llevada a un hospital psiquiátrico, donde pasa el resto de su niñez bajo tratamiento. Años mas tarde, luego de haber salido del hospital psiquiátrico, recibe un llamado de su pueblo natal, donde se entera que un viejo conocido había fallecido. Con motivo de acudir a su velorio, vuelve por unos días al pueblo que la vio crecer para llevarse la sorpresa de que no es bienvenida como ella esperaba, y va a tener que enfrentarse con fantasmas de su propio pasado.

La película esta dirigida por Dagen Merrill, quien es totalmente primerizo en lo que a cine o video o TV se refiere, dando un poco a entender el por que de la mala dinámica y estructura narrativa del film. Actúan Nora Zehetner (R.S.V.P., The Burning Land, Conversations with Other Women), Carly Pope (The Glass House, Two for the Money, 10.5: Apocalypse), Matthew Settle (U-571, Rancid, The Celestine Prophecy) y Timothy Paul Perez (Edison, Gray Matters, 88 Minutes).

Una película fría, sin emoción, sin alma. Un producto para el olvido, con un final inexplicable y obsoleto, completamente absurdo, que tira a la basura el resto del guión.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 3/10



– Imagenes cortesia de http://www.cinefacts.de

23 agosto 2007 Posted by | Suspenso, Thriller | 3 comentarios

Big Bad Wolf.

Olvidemos todo lo que dicen los clásicos films sobre hombres lobos: esta cinta intenta mostrarnos algo nuevo… pero absolutamente horrendo, y no por el terror del genero, si no por el resultado del producto. Siguiendo las estructuradas y divertidas reglas del cine slasher (genero al que no pertenece), luego de las primeras escenas de sexo comienza la matanza de personas. Si bien no podemos decir que el film sea un desparramo de violencia visual, las pocas muertes que hay responden al tipo de film que se quiso hacer, nada mas ni nada menos. En mi opinión personal, creo muy fehacientemente que parte del terror transmitido en este tipo de películas es responsabilidad de los actores, de cómo ellos saben hacernos llegar dichos sentimientos con sus actuaciones, aspecto olvidado en esta película, ya que las personificaciones son una peor que la otra, mostrando diálogos entrecortados y escenas forzadas que evitan que el espectador pueda concentrarse minimamente en el desarrollo de las evidentes matanzas y otros guiños del genero. El aspecto técnico deja muchísimo que desear: cámaras y encuadres que no dicen nada, maquillaje y prostéticas realmente absurdas y una imitación a lo que seria “sangre” que realmente causaría gracia a cualquier niño, siendo uno de los peores logros fílmicos en cuanto a FX que he visto en mi vida. Pero lo tremendo del film es a la hora de plasmar al hombre lobo: a diferencia de grandes films del genero, esta vez el monstruo no es un lobo gigante, si no que, como en la década del 50 y alrededores, se trata de un hombre con exceso de bellos en su cuerpo, unos afilados dientes y nada mas, ya que, increíblemente, tiene actitudes humanas, como deseos sexuales, e incluso, aunque suene absurdo (y lo es) el licántropo de turno… habla. Hasta se da el lujo de hacer referencia en uno de sus diálogos al famosos cuento de “el lobo y los tres chanchitos” que todos podemos recordar de nuestra infancia o de ver en muchos dibujos animados. La estructura narrativa intenta brindar algo de misterio pero, debido a los detalles nombrados con anterioridad, pasa a ser solo una trama tonta en una cinta tonta, con un final totalmente predecible e injustificable.

La historia cuenta sobre varios amigos que van a la casa de fin de semana del padre de uno de ellos. Ya allí, mientras disfrutan de la soledad, son atacados por un hombre lobo que los devora de a poco. El protagonista y su amiga logran escapar, para luego empezar a investigar que es lo que paso, y darse cuenta que todas las pistas los llevan al dueño de la casa, su padrastro. Evitándolo, el joven también notara que tiene mucho que ver en todo esto su tío y su propio padre muerto años atrás.

El director de la cinta es el novato Lance W. Dreesen quien también la escribió. Actúan el venido a menos Richard Tyson (Two Moon Junction, Kindergarten Cop, Black Hawk Down), Trevor Duke (A Night Out, Totally Baked: A Pot-U-Mentary), Kimberly J. Brown (Rose Red, Bringing Down the House, Be Cool) y Christopher Shyer (Along Came a Spider, The Invitation, The Core).

Una película de bajísima calidad, donde solo podríamos destacar, teniendo en cuenta su producción y su contenido, una escena donde se nos muestra la transformación de hombre a hombre lobo, que mezclando efectos digitales, efectos 3D, movimientos de cámaras, una buena edición y jugando con las luces, logra convencer y destacarse del resto de la cinta.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 3/10



– Otros Posters –

23 agosto 2007 Posted by | Hombres Lobos, Terror | 1 comentario

The Mad.

La enfermedad de la vaca loca se dio a conocer hace algunos años mediante un problema que hubo con nuestras vacas de exportación, precisamente hacia Inglaterra. Esta enfermedad ataca el sistema nervioso de estos animales, produciendo la muerte. Lógicamente, dicha enfermedad en los humanos se da mediante la ingesta de carne infectada, llamada “Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob”. La epidemia, ya controlada hace tiempo, lleva mas de 80 muertos por el mundo, y fue motivo para que el resto de los países primer mundistas (como Inglaterra o EE. UU.) nos señalen con el dedo una vez mas. Por eso mismo el nombre de la película “The Mad”, donde su traducción se podría hacer como “El Loco” o alguna variante similar. El tema ya se trato en otra película similar (aunque muy superior) llamada “Dead Meat” (algo así como “Carne Muerta”), una producción proveniente de Irlanda y dirigida por Conor McMahon. A grandes rasgos, podemos ver ciertos detalles en la música y en la edición del film, que junto con algunas escenas casi casi gore, llevan al film a auto catalogarse como “bizarro”, pero podemos notar que le falta mucha fuerza para llegar a serlo, debido a que muchas escenas se pasan del limite y caen en lo absurdo y ridículo, lejos de lo bizarro. Hay intentos (que solo se quedan en eso) de un tecnicismo avanzado, con primeros planos cortos y planos cerrados ayudados por la edición, que hacen hincapié sobre ciertos objetos para poder resaltarlos o ridiculizarlos, estrategias llevadas a la fama por directores como Sam Raimi o Peter Jackson en sus mejores momentos. Como todo film de terror que intente pasar por lo bizarro, no pueden faltar los momentos, diálogos o situaciones cómicas, rozando lo patético en este caso. La dinámica narrativa es casi nula. La historia se apoya solo en mostrar imágenes sangrientas en una trama simple y plana, sin originalidad, donde una escena persigue a la otra casi como rogando corresponderle. Así mismo, se vuelca en lo absurdo, intenta ser una película “alternativa” haciendo que todo el producto pierda la poca fuerza que tiene, faltándole varios rasgos que denoten mas terror, mas escenas gore y mas muertes o “zombies”, que harían un poco mas entretenido al film.

La historia… si se puede llamar historia, cuenta sobre un hombre que, para mantener fuerte a sus crías, las alimenta con un liquito a base de hormonas de crecimiento, un liquido resultado de experimentos genéticos. A causa de esto, las vacas se vuelven locas, y como el hombre las cría para vender la carne, la carne utilizada para hacer hamburguesas tiene “vida propia”, y quien la ingiere se convierte en un zombie asesino infectado por el mal de la “vaca loca”.

El director de este film es John Kalangis (Love Is Work, Jack & Jill). Vale mencionar que actúa Billy Zane, actor que se destaco en Tales from the Crypt: Demon Knight, The Phantom y en Titanic, y que además participo en films como Back to the Future, Critters o Tombstone, por solo nombrar algunos. Pero parece que nunca tuvo la fuerza como actor para sobresalir, y se hizo conocido, casi un actor de culto por protagonizar películas clase B y de bajo presupuesto como Silent Warnings, Vlad, Three, Alien Agent o el intento fallido de resurgir en Bloodrayne. Lo acompañan Maggie Castle (Dead Mary, The Woods, The Jackal), Shauna MacDonald (Undercover Brother, Apocalypse, Time of the Wolf) y Jordan Madley (American Pie Presents: The Naked Mile, 5ive Girls, Honey).

Un intento desesperado por copiar viejas leyendas del cine, tomando un guión básico, pero dejando de lado el cuidado de los detalles que esos clásicos directores solían hacer. Lejos de ser considerada una película de terror, no hay nada curiosoo llamativo que pueda rescatar de este film digno del olvido.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 2/10



– fotos cortesia de BeyondHollywood.com –

22 agosto 2007 Posted by | Terror, Zombies | 1 comentario

Number 23 ( El Numero 23 )

Ver a Jim Carrey fuera de una comedia resulta extraño. Tan plasmado esta en el genero que resultaba difícil verlo hacer alguna otra cosa. En “Eternal Sunshine of a Spotless Mind” rompió un poco este encasillamiento haciendo de un hombre solitario, triste y enamoradizo, aunque, en las partes tierno/cómicas del film, dejaba salir su “Ace Ventura” de adentro y nos resultaba un tanto chocante, mas allá de que el resto de la actuación en el film sea de lo mejor de su carrera. En este film, lastimosamente me paso lo mismo… pude apreciar la película como lo que es, pero me resulto demasiado chocante dentro de un thriller de suspenso ver esos dejos cómicos de Carrey contrastando con el resto del film. Quizás, solo la comedia le sienta bien. La película, antes de prepararnos a verla, tenemos que sobrentender que se trata de un producto plenamente comercial, de esos que si no salen bien, los mas asiduos a ver cine podemos deducir de antemano que no va a ser un gran éxito como se promociona, si no, que solo se va a quedar en nombres, solo nombres, tanto de actores como director. Apenas comienza el film, como indicio de alguna verdad o intentando darle mas intriga al guión, se nos muestra, en los títulos, decenas de datos donde aparece el numero 23, tanto cantidades de cosas, como fechas u otras yerbas. Además de la narración normal del film, podemos rescatar otra, que si bien no es novedosa, es detallada y bien trabajada: se trata de los momentos donde el protagonista lee el libro, donde una voz en off va relatando lo sucedido e imágenes con una genial fotografía basada en los contrastes luminosos y las imágenes brillantes, cuentan lo relatado. Mas allá de esto, la dinámica narrativa del film es de todas formas genial, con un guión inteligente que esta plasmado casi a la perfección, no dejando lugar al aburrimiento y atrapando al espectador por su propio desconcierto. La poca cantidad de pistas dadas en el transcurso de los minutos sirven para mantener los logrados climas de misterio que se convierten en la sólida base del film. Los puntos pendientes y las preguntas generadas se van respondiendo una a una, dejando paso a nuevos misterios que llenan el total de una cinta donde, lamentablemente, no todo lo que brilla es oro: los últimos 20 minutos de cinta son apresurados, sacando rápidas conclusiones que tiran a la basura todo el tratamiento del guión procesado, perdiendo el suspenso, el misterio y cualquier rastro de originalidad que pudiese tener el film.

La historia cuenta sobre un hombre que para el día de su cumpleaños, recibe por parte de su esposa, un libro de regalo. Mientras lo lee, va notando que muchos de los datos revelados son casi iguales a lo que el vivió de niño y de joven, llevándolo a obsesionarse con el contenido del libro, en especial, con un numero que se repite, el numero 23. Siguiendo las pistas que consigue en el libro, ira desentramando un misterio que sin buscarlo, lo tiene a el mismo como protagonista.

La dirección del film esta a cargo de Joel Schumacher, director de renombre y altibajos si los hay, que luego de hacer joyas como The Lost Boys, Flatliners o 8MM, llega a hacer espantosas obras comerciales sin sentido como Batman Forever, Batman & Robin, Phone Booth y, sin caer tan bajo, la misma Number 23, que perdiendo todo sentido hacia el final, solo queda en un grupo de nombres conocidos dirigidos por otro nombre conocido. Actúan Jim Carrey (Me, Myself & Irene, The Mask, Ace Ventura: Pet Detective), Virginia Madsen (Firewall, Candyman, Dune), Logan Lerman (The Butterfly Effect, The Patriot, What Women Want) y Danny Huston (Children of Men, 21 Grams, The Aviator).

El film comienza inteligente y atrapante, pero logra, con los minutos, convertirse en un frío fruto de la eterna vista comercial de los EE. UU., donde una trama original suele ser moldeada para que convenza y guste a la mayoría de las personas, perdiendo así el rumbo original y causal que la película podría haber llegado a tener.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 6/10



21 agosto 2007 Posted by | Asesinos, Suspenso, Thriller | Deja un comentario

Live Free or Die Hard / Die Hard 4.0 (Duro de Matar 4.0)


El guión de la película, basado en un escrito de John Carlin y retomando (nombrando en muchos casos) los personajes originales creados por Roderick Thorp, es un explosivo bombardeo de 130 minutos llenos de acción. Después de la primera y excelente Die Hard (Duro de Matar), quien terminaba de lanzar a la fama absoluta a Bruce Willis, el carácter y el carisma que Willis le impregno a su “John McClane” creo un nuevo héroe en el cine americano de acción. Por esos entonces, actores como Mel Gibson, Steven Seagal, Jean Claude VanDamme, Sylvester Stallone o el ahora político Arnold Schwarzenegger creaban todo un submundo en Hollywood con sus películas de acción, pero fue solo John McClane quien perduro en las mentes de los fanáticos. John McClane es universal… y eso que la saga de Lethal Weapon (Arma Mortal) es una de las mejores sagas de acción del cine. Por eso mismo, la vuelta de John a la pantalla grande fue esperada mundialmente, además de ser cuidadosamente preparada: no había que dejar nada que arruine la retirada de semejante personaje, como le paso a Arnold con la trilogía de Terminator, que, luego de hacer T2, unas de las mejores películas de ciencia ficción de la historia, vuelve para representar a un añejo robot en una mas que mediocre Terminator 3. La segunda parte de la saga Die Hard fue buena, si bien no alcanzaba a la primera, su producción era mayor y ya comenzábamos a notar eso tan de “rudo héroe americano invencible” que lo distinguía a McClane. La tercera parte fue un poco mas pensada y con un poco menos de acción, aunque no por eso fue peor. Pero había que cerrar esa trilogía que había quedado hasta ese entonces, completa. Impulsados por una buena historia, un buen director y un excelente grupo de trabajo (y obviamente por una cuestión comercial también), luego de 12 años vuelve el detective John McClane a las calles. Contagiado de experiencias anteriores, el director del film supo dotar de una particular atmósfera al film, sin perder la línea de los 3 anteriores: los encuadres no son exagerados y son dignos del genero de acción, impulsados por excelentes movimientos de cámara y paneos en los momentos justos, ahí donde la acción se hace fuerte y hay que apreciar con detalle que es lo que esta pasando. De esa forma, la película esta llena (y cuando digo llena, me refiero realmente a llena) de escenas de este tipo, llena de disparos, persecuciones, explosiones, golpes, muertes, autos rotos, peleas y dobles, además de sumarle el plus de poner hackers y algo de tecnología, cuestión de la que nuestro querido McClane queda desentendido. Las imágenes, que mezclan tomas reales con excelentes y sublimes efectos especiales, son muy imaginativas y sorprendentes, de lo mejor que he visto hace años. Así como paso en las dos Underworld, este film también esta dotado de un pequeño tono azul constante en la cinta, como si se tratase de un interesante filtro que mata los brillos y deja toda la imagen opaca, dándole una particular fotografía al film, aspectos antes descuidados o sin importancia. El guión toma algunos acontecimientos recientes de los EE. UU., como el miedo a los Hackers de parte de la seguridad nacional (en la película Transformers podemos ver algo de esto), el temor instalado desde las torres gemelas, además de tocar algunos temas mas políticos y dar algunos golpes con tendencias moralistas. Pero la verdadera fuerza de la historia recae en que el film no tiene partes en blanco, partes aburridas o partes donde pasen cosas innecesarias: toda escena lleva a otra de igual o mayor importancia, para desencadenar en disparos, peleas o explosiones de lo mejor.

La historia cuenta sobre un ataque por parte de hackers que no sabían lo que estaban haciendo al sistema de defensa de los EE. UU.. Poco a poco, los hackers que estaban metidos en este problema, van siendo asesinados. Al detective McClane se le encarga ir a buscar a uno de ellos, para llevarlo con el FBI. Ya en el departamento del joven, un grupo especial intenta matar al hacker, pero se cruzan con un McClane siempre preparado que logra escapar junto al hacker, sanos y salvos. De ahí en mas, el héroe del film se internara en una situación peligrosa tras otra, todo para poder frenar un importante ataque a nivel nacional.

El director del film es Len Wiseman (Underworld, Underworld Evolution), quien también trabajo en el departamento de arte de películas como Stargate, Independence Day, Men in Black o Godzilla, donde conoció al sobresaliente experto en efectos especiales y diseñador de criaturas Patrick Tatopoulos, quien en este film es el director de la producción. El productor mas importante del film es John McTiernan, director de la clásica y primera parte de la saga. Actúa, principalmente, el sublime Bruce Willis (Pulp Fiction, Armageddon, The Sixth Sense, por solo nombrar algunas) quien hacer renacer su personaje como si no hubiese pasado un solo día. Le siguen Justin Long (Dodgeball: A True Underdog Story, Jeepers Creepers, Herbie Fully Loaded) quien da una actuación bastante normal, Timothy “Hitman” Olyphant (The Girl Next Door, A Man Apart, Gone in Sixty Seconds) y la hermosa Maggie Q (Mission: Impossible III, Around the World in 80 Days, Rush Hour 2). También le podemos sumar, con una participación mínima pero igualmente importante, a Mary Elizabeth Winstead (Final Destination 3, Black Christmas, Grindhouse/Death Proof) quien hace de la hija de McClane, y por ultimo al cómico de culto, under por naturaleza Kevin “Silent Bob” Smith (Clerks, Mallrats, Dogma).

En resumen, una de las mejores películas del año. Y sin exagerar, la mejor película de acción desde hace mucho mucho tiempo. La experiencia de ver Duro de Matar 4.0, es como revivir a la esencia de Arma Mortal, Bad Boys, Terminator, Robocop y Rambo y adjudicárselas a una sola persona en un solo film.

Verdaderamente magistral.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 10/10



– Otro Poster –

17 agosto 2007 Posted by | Accion, Recomendados | 4 comentarios

Gin gwai 10 ( The Eye 3 / The Eye 10 / The Eye Infinity )

Luego de sorprenderme gratamente con las dos primeras partes de esta trilogía de terror oriental, espere ansioso para conseguir esta tercera y ultima cinta que finalizaría la serie. Así como la segunda parte no tenia nada que ver con la primera, esta tercera parte poco tiene que ver con sus dos precursoras. Siendo fruto de los mismos directores que las anteriores, es difícil explicar que es lo que fallo esta vez. De entrada, al observar la primer escena, podemos notar situaciones realmente exageradas, poco creíbles y con detalles innecesario que ya aplacan la esperanza de ver una buena película de terror. Los títulos del film, posterior a la escena comentada anteriormente, parecen pertenecer a una comedia romántica producida por Disney, y no a una película de terror y suspenso creada por los dos directores mas grandes del genero en su país. La edición es moderna, muy americanizada. Los efectos especiales son pobres, y en su mayoría están basados en simples superposiciones. Las películas anteriores se centraban solo en una historia principal, y el guión se desarrollaba de pies a cabeza en una forma sólida, donde las escenas de terror y suspenso eran consecuencia de la trama. En este ultima parte, la trama es un tanto básica, volviéndose esclava del terror que busca generar, es decir: en las otras partes, el guión se iba desarrollando de una manera impecable, y dentro de el se daban escenas terroríficas justificadas. Este guión del cual estamos hablando, al no tener una base fuerte, se centra solo en crear escenas para llegar a un suspenso que la propia trama no sabe regalar. Los toques de comedia y la exagerada imaginación que se le dio a la cinta hacen que el suspenso no sea el pretendido, lo cual genera pocos momentos de tensión en el film, aunque, si bien son mínimos y no muy bien llevados, producen alguna inquietud en el espectador. Mas allá de las imágenes, la música y los sonidos son los verdaderos responsables de la tensión provocada en cada escena, dejando así que el ojo mas minucioso note las falencias que existen en la historia y el guión. La dinámica narrativa, de tan simple, se torna difícil de seguir: la historia principal se ramifica y pierde fuerza, dejando volar historias nuevas que no tienen la nitidez necesaria como para poder entender cual es el hilo conductor que las une, ya que las explicaciones dadas son casi nulas.

La historia cuenta de cinco amigos que deciden pasar una noche de miedo: tras contarse algunas historias de fantasmas, uno de ellos saca un libro que muestra cuales son las 10 formas para poder ver un fantasma (entre ellas, dos pertenecen a las anteriores películas de la saga). Luego de que comienzan a practicar los ritos que indica el libro, se darán cuenta de que fue un error hacerlo y quedaran maldecidos y atrapados dentro de extraños sucesos de los cuales deberán escapar con vida.

Los directores son los hermanos Oxide Pang Chun y Danny Pang, responsables de la increíble película Re-Cycle, sin contar The Eye y The Eye 2 (ambos escribieron la remake americana llamada obviamente The Eye, protagonizada por Jessica Alba que saldrá a principios del 2008). Actúan Bo-lin Chen (Silk, Brotherhood of Legion, Waiting in the Dark), Yu Gu (Gong Tau: An Oriental Black Magic, Fatal Contact, The Unusual Youth), Isabella Leong (Dragon Heat, A Chinese Tall Story, Spider Lilies), Kate Yeung (Demi-Haunted, Eternal Summer, It’s a Wonderful Life) y Ray MacDonald (Fun Bar Karaoke, O-Negative, Fake).

Una tercera parte que cae con toda la fuerza, pero que aun así no logra arruinar esta trilogía. El terror mezclado con la comedia genera films bizarros, generalmente de bajo presupuesto o slashers. El suspenso mezclado con la comedia (unión pocas veces utilizada por sus bajos resultados), genera películas como esta.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 5/10



– Otros Posters –

17 agosto 2007 Posted by | Cine Oriental, Fantasmas, Suspenso, Terror | Deja un comentario

Gin gwai 10 ( The Eye 3 / The Eye 10 / The Eye Infinity )

Luego de sorprenderme gratamente con las dos primeras partes de esta trilogía de terror oriental, espere ansioso para conseguir esta tercera y ultima cinta que finalizaría la serie. Así como la segunda parte no tenia nada que ver con la primera, esta tercera parte poco tiene que ver con sus dos precursoras. Siendo fruto de los mismos directores que las anteriores, es difícil explicar que es lo que fallo esta vez. De entrada, al observar la primer escena, podemos notar situaciones realmente exageradas, poco creíbles y con detalles innecesario que ya aplacan la esperanza de ver una buena película de terror. Los títulos del film, posterior a la escena comentada anteriormente, parecen pertenecer a una comedia romántica producida por Disney, y no a una película de terror y suspenso creada por los dos directores mas grandes del genero en su país. La edición es moderna, muy americanizada. Los efectos especiales son pobres, y en su mayoría están basados en simples superposiciones. Las películas anteriores se centraban solo en una historia principal, y el guión se desarrollaba de pies a cabeza en una forma sólida, donde las escenas de terror y suspenso eran consecuencia de la trama. En este ultima parte, la trama es un tanto básica, volviéndose esclava del terror que busca generar, es decir: en las otras partes, el guión se iba desarrollando de una manera impecable, y dentro de el se daban escenas terroríficas justificadas. Este guión del cual estamos hablando, al no tener una base fuerte, se centra solo en crear escenas para llegar a un suspenso que la propia trama no sabe regalar. Los toques de comedia y la exagerada imaginación que se le dio a la cinta hacen que el suspenso no sea el pretendido, lo cual genera pocos momentos de tensión en el film, aunque, si bien son mínimos y no muy bien llevados, producen alguna inquietud en el espectador. Mas allá de las imágenes, la música y los sonidos son los verdaderos responsables de la tensión provocada en cada escena, dejando así que el ojo mas minucioso note las falencias que existen en la historia y el guión. La dinámica narrativa, de tan simple, se torna difícil de seguir: la historia principal se ramifica y pierde fuerza, dejando volar historias nuevas que no tienen la nitidez necesaria como para poder entender cual es el hilo conductor que las une, ya que las explicaciones dadas son casi nulas.

La historia cuenta de cinco amigos que deciden pasar una noche de miedo: tras contarse algunas historias de fantasmas, uno de ellos saca un libro que muestra cuales son las 10 formas para poder ver un fantasma (entre ellas, dos pertenecen a las anteriores películas de la saga). Luego de que comienzan a practicar los ritos que indica el libro, se darán cuenta de que fue un error hacerlo y quedaran maldecidos y atrapados dentro de extraños sucesos de los cuales deberán escapar con vida.

Los directores son los hermanos Oxide Pang Chun y Danny Pang, responsables de la increíble película Re-Cycle, sin contar The Eye y The Eye 2 (ambos escribieron la remake americana llamada obviamente The Eye, protagonizada por Jessica Alba que saldrá a principios del 2008). Actúan Bo-lin Chen (Silk, Brotherhood of Legion, Waiting in the Dark), Yu Gu (Gong Tau: An Oriental Black Magic, Fatal Contact, The Unusual Youth), Isabella Leong (Dragon Heat, A Chinese Tall Story, Spider Lilies), Kate Yeung (Demi-Haunted, Eternal Summer, It’s a Wonderful Life) y Ray MacDonald (Fun Bar Karaoke, O-Negative, Fake).

Una tercera parte que cae con toda la fuerza, pero que aun así no logra arruinar esta trilogía. El terror mezclado con la comedia genera films bizarros, generalmente de bajo presupuesto o slashers. El suspenso mezclado con la comedia (unión pocas veces utilizada por sus bajos resultados), genera películas como esta.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 5/10



– Otros Posters –

17 agosto 2007 Posted by | Cine Oriental, Fantasmas, Suspenso, Terror | 2 comentarios

Kilometro 31 ( Km 31 )

Poco acostumbrado estoy a ver cine mexicano. Si bien se que tiene algunos buenos exponentes, no soy muy adepto ya que la mayoría de temas que trata no son de mi agrado, por parecerse demasiado a las temáticas que rodean a nuestro cine nacional. Sin embargo, nunca debemos perder el poder del asombro. En el 2001, en genial Guillermo del Toro nos sorprendía con un relato de suspenso llamado “El Espinazo del Diablo”, coproducción España/México ambientada a finales de la guerra civil española, protagonizada por Eduardo Noriega, Marisa Paredes y en genial Federico Luppi. Por el contrario, en el 2006 sale a la luz una coproducción México/España, pero que, siguiendo los pasos de “El Espinazo del Diablo”, se inclina un poco mas por salir del típico estilo narrativo centroamericano y se va un poco mas al norte, donde el cine de terror brilla por su abundancia. Uno de sus productores es el reconocido Julio Fernández (The Kovak Box, Frágiles, Romasanta), quien supo dotar al director de personas encargadas en efectos especiales digitales y 3D, algo raro y poco visto por esos pagos. El film comienza con un guión fuerte, que se desarrolla de manera misteriosa y va generando intriga tras intriga a medida que transcurren los minutos. Los personajes son pocos y fuertes, cada uno tiene características diferentes y están bien planteados para poder desarrollar las diferentes historias que los encierran. Pero, mas allá de que su dinámica se base en la intriga y esto genere un suspenso que se mantiene bien desde un comienzo, ciertos aspectos del guión son descuidados y, hacia el final de la cinta, la historia pierde fuerza y se enreda en sus propios nudos, dejando al descubierto un buen final poco predecible pero muy revuelto, teniendo que atar muchos cabos sueltos para darnos cuenta de lo que acaba de pasar. Las actuaciones son un poco duras, como congeladas y a veces pausadas, haciendo de la continuidad un eterno descanso donde por momentos puede aburrir y hacer que la línea del suspenso se vaya dilatando. Los efectos especiales son bastante aceptables, y sin exagerar, ayudan a una historia que los necesita para llevar su justa causa. Efectivos y atractivos, los efectos digitales se entremezclan con algún que otro diseño en 3D, componiendo interesantes imágenes acompañadas de una prolija fotografía que se hace notar durante todo el film, junto con algunos encuadres interesantes y creativos, aunque nada nuevo.

La historia cuenta sobre dos hermanas gemelas que desarrollaron desde niñas una peculiar forma de comunicarse mentalmente tras la muerte de su madre. Ya de grandes, una de ellas tiene un extraño accidente y queda en coma. Es ahí, cuando la otra hermana empieza a sentir como su gemela le habla y le pide ayuda. Este hecho, la llevara a investigar los sucesos que se fueron sucediendo durante años y años sobre la carretera donde tuvo el accidente su hermana, en el mismo kilómetro: el Kilómetro 31.

El director es el mexicano Rigoberto Castañeda (Necrofilia, Sin sentido) quien a pesar de tener poca experiencia en el cine, supo impregnar buenas dosis de suspenso y creatividad en el film, aunque no supo hacer lo mismo en el manejo de los actores. Trabajan Iliana Fox (El Sonido del Silencio), el español Adrià Collado (Evita, Bloody Mallory, Películas para no dormir: Para entrar a vivir), Raúl Méndez (The Legend of Zorro, Matando Cabos, Beso Nocturno) y Carlos Aragon (Naked Lies, Nato, Rebeca a Esas Alturas).

Con algunos altibajos y demasiados cabos sueltos para mi gusto, de todas formas la película es un entretenido producto de ficción, donde el misterio se mantiene de pie pero no es lo suficientemente fuerte para llegar a tener el suspenso requerido.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 7/10



– Otros Posters –

8 agosto 2007 Posted by | Fantasmas, Suspenso | Deja un comentario