Yakuza Horror

Por que el cine es un todo.

When Evil Calls.

Se que suelo ser demasiado blando a la hora de catalogar las películas que subo a mi blog. Generalmente le encuentro algo bueno o divertido a las cintas, que hace que quizás le de un puntaje que nadie pueda entender. O así como fanático del cine, suelo también darle duro a grandes producciones que a muchos les convence pero a mi me parecen realmente bastardas, como de poca monta. Sea como sea, nunca llego a estar un 100% de acuerdo con las reseñas que leo por la web o en los periódicos, así como muchos de los que leen mi blog no están de acuerdo con lo que digo y escribo yo ni en lo mas mínimo. Pero siempre fui de creer que en la variedad esta la calidad, por lo tanto, la diversidad de opiniones le termina haciendo bien a este arte que puede llegar a ser tan apasionadamente hermoso y desleal como el cine. Pero más allá de todo esto, hay películas de las cuales no consiento la diversidad de opiniones. Guste o no, nadie puede decir que, por ejemplo Matrix, no revoluciono de alguna manera el cine. Nadie puede decir que The Shining (El Resplandor – 1980) de Stanley Kubrick, no es una excelente película. O decir que Robert De Niro y Al Pacino son actores mediocres. Y tampoco puedo entender y respaldar a alguien que diga que esta película, When Evil Calls, es un buen producto. De ninguna manera. Si… muchos podrán decir que es una película hecha por un fan del terror como excusa. Incluso otros podrán argumentar que es así por que se trata de 20 pequeños capítulos de 2 o 3 minutos de duración realizados para comercializar directamente mediante teléfonos celulares. Todo lo que quieran decir, no justifica que esta película sea lo que es. O mejor dicho… deje de ser lo que pretende ser. Basándose en los intolerables “spams” que nos llegan día a día a nuestras casillas, donde tenemos que reenviar el mensaje a tantas personas luego de pedir un deseo para que se haga realidad, la historia del film es una incoherencia constante que minuto a minuto aburre y nos hace ver la hora y esperar que todo termine. La dinámica narrativa es nula, ya que la historia consta de varias historias con un hilo en común aparente, pero que en realidad poco sentido tienen entre ellas, mas allá del deseo que causa todo en cada historia. Una dinámica lenta y torpe, que pudiendo haber explotado la corta duración de cada capitulo, por lo contrario, le quita brillo y se pierde en una estructura confusa y realmente poco profesional. Las actuaciones, perpetradas por personajes realmente desconocidos, son una peor que la otra, e incluso de los únicos dos actores “conocidos” que hay, uno de ellos hace un papel completamente absurdo y sobreactuado que llega a dar lastima. Los efectos especiales podríamos decir que intentan llegar mas allá… pero solo se quedan en el intento, ya que terminan siendo completamente ambiguos, tanto los efectos digitales como las prostéticas y los maquillajes. Técnicamente no se destaca, ni en los aspectos visuales ni en los fílmicos. No se destaca ni en la historia ni en la compaginación de las historias. Es realmente un cero absoluto en cuanto a creatividad.

La historia cuenta sobre un joven que entra en el pequeño cuarto del hombre de mantenimiento de un colegio, que se ve obligado a contarle la historia de una joven del colegio, que por pretender ser quien no era, el destino le juega una mala pasada. Día a día esta joven era maltratada física y psicológicamente por los “populares” del colegio, hasta que un día se aparece un payaso maligno y le dice que si pide un deseo y reenvía el mensaje de texto, se le cumplirá lo que pidió. Efectivamente, pide ser una chica popular y lo logra, pero todos a los que le llega el mensaje y hacen lo mismo, sufren una terrible muerte. La policía comienza a investigar hasta llegar a la fuente de todo, que en este caso, es la joven que pidió ser popular. Con ella comenzó y debe morir dicha maldición.

La dirección esta a cargo de Johannes Roberts (Hellbreeder, Darkhunters, Forest of the Damned) quien demuestra que, con mas o menos dinero, hace el mismo fraude de producciones. Actúan Jennifer Lim (Hostel, Isolation 9, The Savages), Chris Barrie (Lara Croft Tomb Raider: The Cradle of Life, Lara Croft: Tomb Raider, Back in Business), Dominique Pinon (Delicatessen, La Cité des enfants perdus, Alien: Resurrection) y el único actor que hace un papel digno en el film, el ingles Sean Pertwee (Wilderness, Equilibrium, Dog Soldiers).

No es un homenaje, no es una excentricidad, no es una comedia, no es de terror. Es un producto vano sin fuerza alguna, sin sustento argumental y sin el toque emocional (enfermizo o no) que necesita una película de este genero. A mi entender, una completa perdida de tiempo.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 1/10



– Otro Poster –

Anuncios

11 marzo 2008 - Posted by | Terror

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: