Yakuza Horror

Por que el cine es un todo.

The Cradle.


Hasta donde puede o debe llegar una película de terror para cumplir su cometido? A mi entender, toda película, incluso las de terror, deben respetar ciertos códigos, deben respetar algún dejo moral que pueda influir en la sensibilidad de ciertas personas. En conclusión: creo que no todo esta permitido en el terror. Y menos que menos, cuando no esta sostenido por una fuerte idea. Por ejemplo: “Cementerio de Animales” (Pet Semantary – 1989) una considerada obra maestra basada en un relato de Stephen King, basa su guión en la trágica muerte de un bebe arrollado por un camión. Aun en esta película, que la vi de niño, y que se que es un exponente del cine de terror, creo que la intensidad del acto no justifica al guión mismo, pero, no puedo dejar de admitir que tiene un por que y que el resto del film se basa en ese “acto”. La película que tenemos en frente para analizar se titula The Cradle. El film es un misterioso producto del cual no sabemos nada cuando comienza y entendemos poco cuando termina. Comienza silenciosa y misteriosamente, con una inmensidad de escenas extrañas que no explican lo que el guión quiere mostrar. Estas escenas no revelan un nexo aparente, no siguen ningún hilo argumental firme, y pecan por tener poco sentido o explicación y, contrariamente a lo esperado, con el paso de los minutos se hace mas y mas confusa. La primera hora de película es verdaderamente obsoleta, con una sucesión de imágenes que no tiene finalidad aparente alguna, llenas de detalles de mal gusto respecto al bebe que participa en el film. Pero a pesar de todas estas contras, las escenas de suspenso son un punto muy bien logrado: acongojantes, producto de una mezcla casi perfecta entre oscuras imágenes, una buena edición y una banda de sonido que calza a la perfección. Pero, ni siquiera para conformarnos con algo mas, las actuaciones no llegan a estar a la altura de lo irreverente que pretende ser el guión ni de la intensa tensión que predican algunas escenas. El aspecto técnico es cuidado, y si bien el film cuenta con un bajo presupuesto, la edición y las tomas logradas gozan de un buen gusto y una simpleza agradable, así como también una fotografía que se amolda a la necesidad de cada escena.

La historia cuenta sobre una pareja que se muda a una casa en el medio de la nada. La casa esta semi abandonada y la pareja tiene un pequeño bebe recién nacido. Pero la pareja no es normal, si no que aparenta ser totalmente disfuncional, con una madre que no puede ver ni tocar al pequeño y un padre que, teniendo que terminar su libro, se ve sumergido en el cuidado del bebe. Pero, desde el primer día que llegan, extraños sucesos acontecen cerca del niño, entre sueños y una realidad que no podemos terminar de encasillar.

El director del film es Tim Brown, en su primera participación en lo que a películas y cámaras se refiere. Actúan Lukas Haas (The Tripper, Alpha Dog, Material Girls), quien entrega una aceptable actuación, aunque lejos de lo que puede dar. Le siguen Emily Hampshire (It’ s A Boy Girl Thing, Snow Cake, Cool Money), Amanda Smith (The Freshman, Fall From Innocence, Comics) y la hermosa bebe Ellisa Madeline Marks obviamente en su primer film.

Esta cinta canadiense tiene algunos detalles que recuerdan al muy buen film español “La Habitación del Niño”, dirigido por el inigualable Alex de la Iglesia. Pero, sin mas ni menos, la película dista de poder ser comparada con la obra del español. Esta película, que puede llegar a ser perdonada por la tensión que transmite, comienza como un film de suspenso y termina como un trágico drama, olvidándose de toda la historia que venia contando y dejando de lado al único y pequeño hilo argumental que podía unir las escenas. Un final que en lugar de aclarar, oscurece una historia que termina dejando todos sus puntos sin cerrar… abiertos.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 3/10



Anuncios

15 septiembre 2007 - Posted by | Fantasmas, Suspenso

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

The Cradle.


Hasta donde puede o debe llegar una película de terror para cumplir su cometido? A mi entender, toda película, incluso las de terror, deben respetar ciertos códigos, deben respetar algún dejo moral que pueda influir en la sensibilidad de ciertas personas. En conclusión: creo que no todo esta permitido en el terror. Y menos que menos, cuando no esta sostenido por una fuerte idea. Por ejemplo: “Cementerio de Animales” (Pet Semantary – 1989) una considerada obra maestra basada en un relato de Stephen King, basa su guión en la trágica muerte de un bebe arrollado por un camión. Aun en esta película, que la vi de niño, y que se que es un exponente del cine de terror, creo que la intensidad del acto no justifica al guión mismo, pero, no puedo dejar de admitir que tiene un por que y que el resto del film se basa en ese “acto”. La película que tenemos en frente para analizar se titula The Cradle. El film es un misterioso producto del cual no sabemos nada cuando comienza y entendemos poco cuando termina. Comienza silenciosa y misteriosamente, con una inmensidad de escenas extrañas que no explican lo que el guión quiere mostrar. Estas escenas no revelan un nexo aparente, no siguen ningún hilo argumental firme, y pecan por tener poco sentido o explicación y, contrariamente a lo esperado, con el paso de los minutos se hace mas y mas confusa. La primera hora de película es verdaderamente obsoleta, con una sucesión de imágenes que no tiene finalidad aparente alguna, llenas de detalles de mal gusto respecto al bebe que participa en el film. Pero a pesar de todas estas contras, las escenas de suspenso son un punto muy bien logrado: acongojantes, producto de una mezcla casi perfecta entre oscuras imágenes, una buena edición y una banda de sonido que calza a la perfección. Pero, ni siquiera para conformarnos con algo mas, las actuaciones no llegan a estar a la altura de lo irreverente que pretende ser el guión ni de la intensa tensión que predican algunas escenas. El aspecto técnico es cuidado, y si bien el film cuenta con un bajo presupuesto, la edición y las tomas logradas gozan de un buen gusto y una simpleza agradable, así como también una fotografía que se amolda a la necesidad de cada escena.

La historia cuenta sobre una pareja que se muda a una casa en el medio de la nada. La casa esta semi abandonada y la pareja tiene un pequeño bebe recién nacido. Pero la pareja no es normal, si no que aparenta ser totalmente disfuncional, con una madre que no puede ver ni tocar al pequeño y un padre que, teniendo que terminar su libro, se ve sumergido en el cuidado del bebe. Pero, desde el primer día que llegan, extraños sucesos acontecen cerca del niño, entre sueños y una realidad que no podemos terminar de encasillar.

El director del film es Tim Brown, en su primera participación en lo que a películas y cámaras se refiere. Actúan Lukas Haas (The Tripper, Alpha Dog, Material Girls), quien entrega una aceptable actuación, aunque lejos de lo que puede dar. Le siguen Emily Hampshire (It’ s A Boy Girl Thing, Snow Cake, Cool Money), Amanda Smith (The Freshman, Fall From Innocence, Comics) y la hermosa bebe Ellisa Madeline Marks obviamente en su primer film.

Esta cinta canadiense tiene algunos detalles que recuerdan al muy buen film español “La Habitación del Niño”, dirigido por el inigualable Alex de la Iglesia. Pero, sin mas ni menos, la película dista de poder ser comparada con la obra del español. Esta película, que puede llegar a ser perdonada por la tensión que transmite, comienza como un film de suspenso y termina como un trágico drama, olvidándose de toda la historia que venia contando y dejando de lado al único y pequeño hilo argumental que podía unir las escenas. Un final que en lugar de aclarar, oscurece una historia que termina dejando todos sus puntos sin cerrar… abiertos.

Lucas Robledo.

Puntuacion: 3/10



15 septiembre 2007 - Posted by | Fantasmas, Suspenso

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: